Jueves 26 de Noviembre de 2020

DEPORTES

22 de noviembre de 2016

Zagreb Arena: cómo es la casa de la final de la Copa Davis

En cada jornada de la serie entre Croacia y Argentina habrá 14.774 espectadores. Es el estadio cubierto más grande del país y un símbolo de la arquitectura de la capital.

Croacia arrancó su camino en esta edición de la Copa Davis en Bélgica. El sorteo deparó que, luego, se enfrentará en cuartos de final con Estados Unidos y que ese duelo se diera otra vez fuera de casa. En semifinales, la Federación Croata pudo elegir sede y decidió que fuera la ciudad de Zadar y el estadio Krešimir Ćosić Hall. Cuando el equipo capitaneado por Zeljko Krajan  venció a Francia y avanzó a la final, Zagreb pedía, como capital, ser la anfitriona de esta serie. Y por eso el partido con Argentina se jugará desde el viernes en la Arena Zagreb, un moderno estadio cubierto para 14.774 personas, el más grande de estas características de Croacia.

Como país apasionado por el deporte -el fútbol es el más popular, pero también se juega mucho al tenis y al básquet- su construcción se realizó en 2008 con un motivo deportivo: el Mundial sub-21 de handball. Aunque lo inauguraron en un amistoso entre los seleccionados de Rusia y Croacia el 27 de diciembre de 2008, su capacidad -que se amplía a 19 mil espectadores- lo convierte en un atractivo también para los músicos. Y, por su arquitectura, se transformó en un símbolo de la ciudad.

 

Croatas viendo el entrenamiento de su equipo, el lunes a la tarde, en una práctica abierta al público. (GERMAN GARCIA ADRASTI)

Croatas viendo el entrenamiento de su equipo, el lunes a la tarde, en una práctica abierta al público. (GERMAN GARCIA ADRASTI)

Alejado del casco histórico de la ciudad, aunque en Zagreb cualquier atractivo no dista de unos 15 minutos, la Arena está rodeada por tiendas: un supermercado y un shopping se destacan en una zona de la ciudad que tiene buenas conexiones para llegar en coche y en transporte público, aunque quienes disfruten del subte  en algunas ciudad de Europa deberán olvidarse de eso por aquí y acostumbrarse al tranvía y al colectivo. 

Por ahora, el estadio de Zagreb espera con tranquilidad que comience la Copa Davis. Aquí, desde el viernes a las 14 (las 10 de Argentina), este lugar se llenará de voces y aliento. Croatas y argentinos se encargarán de darle color a una final muy esperado por ambos: Croacia, para ganar su segunda Copa Davis, pero la primera como local; y Argentina, para que la quinta oportunidad sea la vencida.

COMPARTIR: