Jueves 21 de Enero de 2021

DEPORTES

19 de noviembre de 2016

El torneo local toma temperatura con un maratón de clásicos

Son ocho choques de grandes en apenas cuatro fechas. Aunque con distintos objetivos, para todos será decisivo.

El torneo de Primera vuelve a latir. La vorágine de la Selección entró en una impasse hasta marzo. La Copa Sudamericana sólo tiene un representante: San Lorenzo. La Copa Argentina entra en etapa decisiva con cuatro protagonistas: River, Gimnasia, Belgrano y Central. Para el principal torneo argentino ya no habrá pausa hasta fin de año. El menú de la casa ofrece un plato único: ocho clásicos en cuatro fechas. El aperitivo se servirá entre hoy y mañana, con Huracán-Racing e Independiente-San Lorenzo. La entrada, la fecha que viene y con tres opciones: River-Huracán, San Lorenzo-Boca y Racing-Independiente. El primer plato llegará en la 12ª fecha con Boca-Racing e Independiente-River. Y el postre, como siempre, para el final. El 11 de diciembre, en el Monumental, el Superclásico: River-Boca. La cena, a priori, parece apetitosa. Y los grandes se muestran, como siempre, voraces. Y los clásicos, siempre son clásicos.

Estudiantes es el líder, con 23 puntos, pero los grandes no están lejos: Boca y San Lorenzo suman 18; Racing, 17; y River e Independiente, 16. Las urgencias son diferentes. A Boca, a Independiente y a Racing sólo les quedó el torneo como objetivo. San Lorenzo viene de quedar afuera de la Copa Argentina, pero el miércoles se juega el pase a la final de la Sudamericana ante Chapecoense en Brasil (igualaron 1-1, en la ida). River, en tanto, sigue en camino en la Copa Argentina —enfrentará a Gimnasia en una de las semifinales- y la posibilidad de jugar la Libertadores continúa viva.

En Boca no tendrán competencia internacional en 2017. Al menos por ahora. Por eso los tres clásicos cobran otra dimensión. El equipo del Mellizo Barros Schelotto no la tendrá fácil. Dos, San Lorenzo y River, los jugará como visitante, condición en la que en los torneos domésticos apenas ganó dos veces en el año. Con Racing jugará en la Bombonera. La continuidad del técnico no está en duda y la dirigencia no quiere condicionar al Mellizo con los resultados. Pero quedar lejos de la pelea por el título será difícil de sobrellevar. En este contexto, muchos jugadores estarán en observación. Son partidos decisivos. Incluso para Carlos Tevez, quien antes del partido con Lanús por la Copa Argentina, anunció que en diciembre definirá si se retira o sigue.

El panorama para River es menos complejo. La mirada principal está puesta en la Copa Argentina. El título lo deposita directamente en la Libertadores 2017. En los dos primeros clásicos la historia le juega a favor: lleva mucha ventaja sobre Huracán e Independiente. Después, Boca. La gran complicación será el desgaste en etapa decisiva. La semifinal ante Gimnasia se disputaría el miércoles 30 de noviembre. Y, de llegar a la final, se jugaría días antes o después del Superclásico.

San Lorenzo se entusiasmó con la triple competencia. Fue un golpe duro la eliminación del jueves. Por eso los cañones ahora apuntan a la Sudamericana. En el medio, el duelo con Independiente, mañana en Avellaneda. Y después, con Boca en el Nuevo Gasómetro. Son los únicos dos clásicos del Ciclón en esta serie. Serán decisivos para no quedar lejos de la punta antes del receso. Y más si en la Copa no hay final feliz.

Para Independiente el campeonato es el alimento principal después de quedar afuera prematuramente de la Copa Argentina y de la Sudamericana. Por eso el desafío con Racing tiene un peso extra: será la manera de salvar el semestre y continuar en la lucha. Gabriel Milito aún tiene espaldas por su condición de ídolo, pero una serie de malos resultados podrían desgastar el idilio. El escenario será el Cilindro y desde la APreViDe quieren que se juegue con público visitante. Pero no irán en contra de los intereses de los organizadores. Y en Racing, con la interna de la barra al rojo vivo, no quieren absorber otro posible conflicto. Por ahora se juega el domingo 27, pero si desde Fútbol para Todos quieren modificar el día, la APreViDe acompañará el cambio.

El primer clásico se jugará hoy. Racing ya tiene a Oscar Romero y a Marcos Acuña, quienes volvieron de sus selecciones. Y jugará Lautaro Martínez por Gustavo Bou. En Huracán, que sólo suma 7 puntos y su objetivo es mantener la categoría, el técnico Caruso Lombardi se puso un plazo después de perder con San Lorenzo. Porque los clásicos siempre mueven el termómetro.

COMPARTIR: