Viernes 4 de Diciembre de 2020

PROVINCIALES

18 de noviembre de 2016

ATE y UPCN analizan acciones en reclamo de un bono de fin de año

El beneficio de un bono para fin de año se confirmó para los estatales nacionales, en dos cuotas. Pero no se asistirá a las provincias para que repliquen la medida. En Entre Ríos, ATE y UPCN evalúan medidas de fuerza.

El ministro de Modernización y Gestión de la Nación, Andrés Ibarra, fue el encargado de negociar durante las últimas semanas una compensación para fin de año. El funcionario precisó que el bono se pagará en dos cuotas, una en el mes de diciembre y otra con los salarios del mes de enero. Detalló que será de 3.500 pesos para las categorías de empleados más bajas (E y F); de 3.300 para la categoría D; de 3.000 para la C y de 2.000 pesos para las dos más altas, la A y B.

Consultado sobre la posibilidad de una ayuda financiera de la Nación a otras jurisdicciones para replicar el bono a empleados estatales provinciales, el funcionario subrayó que "es un tema específico de las finanzas de cada provincia".

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el secretario general Oscar Muntes, expresó que "con esta novedad de que la Nación hasta ahora no tiene garantizada la asistencia a las provincias, y por ende a los municipios, se confirma que vamos a tener un fraccionamiento en la clase trabajadora. Habrá un sector que lo va a percibir y otro que no", sostuvo.

El dirigente detalló que "en el caso de los privados, los que mayoritariamente tienen fuerza de producción lo van poder negociar, las Pymes y la Cámara de Comercio han dicho que no van a poder hacerle frente, y el sector que no es formal y está precarizado, ni hablemos", dijo.

En el caso de los trabajadores estatales, sostuvo: "El acuerdo con UPCN fue muy claro, entre 3500 y 2000, donde hay una línea descendente que se va a cobrar. Respecto de las provincias se deja librado a que cada una haga lo que pueda. En nuestro caso, el gobernador dijo que no va a poder hacer frente al bono si no recibe financiamiento del gobierno nacional, igual los municipios", señaló.

Muntes contó que desde el gremio enviaron "un pedido al gobernador de la provincia. No nos ha contestado y ha dicho públicamente que no va a poder pagarlo y nos llama poderosamente la atención que en la ciudad de Concordia los municipales hayan acordado con el intendente un bono de 1800 pesos más un adelanto de 1500 pesos por mes en enero y febrero. Se puede hablar de dos temas: uno que el municipio está equilibrado y por el otro lado que haya recibido un subsidio del gobierno nacional para ayudar a esta ciudad que ha sido una de las más complicadas con la pobreza", indicó.

El sindicalista sostuvo: "Realmente estamos preocupados porque lo único que se garantiza es la gobernabilidad y ha fraccionado mucho a la clase trabajadora. Seguramente en muy pocos días vamos a estar reuniéndonos y definiendo la modalidad que vamos a darnos para expresarnos en la calle. Si no tenemos respuesta seguramente va a haber movilización y jornada de lucha", explicó.

Ante la consulta, el secretario Adjunto de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Fabián Monzón, informó: "Hemos pedido abrir un canal de diálogo con la Subsecretaría de Hacienda de la provincia, porque en el acta paritaria que habíamos firmado por el mes de julio quedó reflejado que eventualmente en estos tiempos íbamos a sentarnos a discutir una suma extraordinaria en función del proceso inflacionario", dijo y añadió: "Eso viene atado a la política económica fijada por el gobierno nacional.

La CGT lo plantea en función de la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y creemos que lo debe hacer en un marco de responsabilidad, teniendo en cuenta que los trabajadores tanto privados como públicos que no estamos en la órbita provincial, también debemos ser considerados en esta situación", indicó.

El gremialista responsabilizó al gobierno nacional. "Creemos que la Nación debe hacerse cargo porque ha tomado medidas en este año que han afectado directamente los presupuestos provinciales y municipales, favoreciendo a los grupos poderosos".

Asimismo, definió: "Hablar de montos es irresponsable. Hay dirigentes que lo está haciendo con total irresponsabilidad, generando expectativas en los trabajadores, cuando ellos mismos saben que es muy difícil. No digo que no se necesite, estamos convencidos de que se debe torcer esta situación. No son momentos para jugar con las necesidades de la gente, ni por parte de los políticos ni los dirigentes gremiales", indicó.

El dirigente adelantó que la semana próxima se reunirán con autoridades provinciales. "Siempre hemos llevado propuestas que han sido tomadas en cuenta. En este marco vamos a seguir trabajando, en el entendimiento de cómo se han dado las cosas este año que ha sido muy complejo para los trabajadores, con pérdida de trabajo, del poder adquisitivo, de derechos", completó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas