Martes 24 de Mayo de 2022

Hoy es Martes 24 de Mayo de 2022 y son las 05:22 -

ACTUALIDAD

5 de mayo de 2022

Suprimen aplazos en el primer trimestre en secundaria

El Consejo General de Educación (CGE) dispuso un cambio en el sistema de calificación de los estudiantes de nivel secundario y desde el ciclo lectivo 2022 suprimió los aplazos en el primer trimestre, por lo cual los profesores sólo podrán poner notas del 4 al 10 a los alumnos

La medida está contenida en la resolución N° 1.565, del 2 del actual, que modifica una normativa anterior, N° 1.582, del año 2011, que creó el sistema de evaluación, acreditación, calificación y promoción de los estudiantes de nivel secundario. El cambio que ahora se implementa se funda en las transformaciones que produjo la pandemia de coronavirus, y la instrumentación de la educación virtual.

Al respecto, la norma señala que “el regreso a la presencialidad plena demanda un trabajo colaborativo y de equipo, una organización escolar integral que garantice el derecho a la educación y atienda particularmente a los diversos recorridos, heterogéneos y desiguales de nuestros/as estudiantes”.

De acuerdo a lo que resolvió Educación, la calificación en la escuela se mantiene con la utilización de la escala numérica del 1 al 10, sin el 0, que ya fue desterrado del sistema educativo. “Cada escuela –apunta la normativa- acordará criterios e instrumentos de calificación, teniendo en cuenta la evaluación procesal, logros alcanzados y progresos a partir de las situaciones de inicio planteadas al comienzo del ciclo”.

En ese marco, las calificaciones entre 6 y 10 “significan aprobación, las calificaciones entre 1 y 5 significan no aprobación”. Además, agrega: “La calificación del primer trimestre estará comprendida entre 4 y 10 debido al impacto subjetivo que la ponderación entre 1 y 3 pueden generar, obturando además la trayectoria a realizar durante el año desde el inicio del proceso de aprendizaje”

“La calificación de los y las estudiantes no aprobados será acompañada de un informe descriptivo donde constarán los saberes/capacidades pendientes de acreditación. Este informe permitirá a los/las estudiantes y sus familias, tutores o encargados, conocer las particularidades de los procesos de aprendizaje, sus fortalezas y sus debilidades, a los fines de tomar decisiones para disminuir o sueprar dichas dificultades”, agrega.

Otro punto relevante de la nueva normativa del CGE es que se dejan sin efecto las instancias de integración de saberes al final de cada trimestre. El cambio se adoptó “ya que se considera a la evaluación como integrante de los procesos de enseñanza y aprendizaje, desde la planificación de dichos procesos hasta su cierre con la toma de decisiones respecto a las acreditaciones y promociones correspondientes. Este enfoque formativo de la evaluación requiere ofrecer diferentes estrategias e instrumentos evaluativos y la observación de los procesos diarios de los y las estudiantes a los fines de recoger la información que permita la toma de decisiones, ya que se aprende y se evalúa de manera constante. La evaluación se va realizando durante el transcurso del tiempo compartido en todo el trimestre. Por lo tanto, es necesario intensificar durante el proceso la enseñanza de aquellos saberes y/o capacidades relevantes para la propuesta pedagógica que no han sido acreditados”.

“La medida viene a ampliar la normativa vigente en referencia a la calificación, no a modificarla. Se sigue sosteniendo la calificación numérica del cuatro al diez, con una intención de evitar el impacto negativo que puede tener la calificación del uno al tres”, explicó Natalia Garnier, directora de Educación Secundaria del CGE. La funcionaria sostuvo que lo que se persigue es que “los estudiantes tengan un sentido de proceso de evaluación continua, es decir una evaluación formativa, hacer foco en la observación de evidencias de los procesos diarios sin remitir a una semana que nos limita a evaluar a través de solamente un trabajo. Que la evaluación no se reduzca a una sola instancia sino que sea continua”.

 

“La idea es acompañar y sostener las trayectorias de los estudiantes durante todo el año. El chico que no aprueba tendrá el acompañamiento de un informe descriptivo que tiene el sentido de ver cuáles son aquellas cosas que necesita profundizar en los próximos trimestres”, planteó y agregó:  “La normativa indica que las propuestas pedagógicas tienen que ir acordes con la evaluación para que haya coherencia entre enseñanza y evaluación, que sean integradoras. Sobre todo mantener los acuerdos institucionales que se hacen en las escuelas, con los docentes”.

Foto: Gentileza La Lucha en la Calle

De la Redacción de Entre Ríos Ahora

COMPARTIR: