Jueves 30 de Junio de 2022

Hoy es Jueves 30 de Junio de 2022 y son las 17:25 -

INTERNACIONALES

23 de abril de 2022

Récord: la ciencia estudia caso de un hombre que tuvo coronavirus por 505 días

Un hombre padeció coronavirus por un lapso de 565 días en Reino Unido hasta que finalmente falleció, lo que constituye la convalecencia más prolongada conocida en el mundo desde que se inició la pandemia, a principios de 2020.

El curioso dato fue revelado por científicos del Guy’s & St.

Thomas’ NHS Foundation Trust , los cuales indicaron que se trató de "la infección por Covid-19 más prolongada desde el inicio del brote a fines de 2019".

El paciente tenía un sistema inmunológico muy debilitado y luchó contra el coronavirus durante un año y medio.

Finalmente el hombre falleció luego de atravesar la enfermedad con 10 distintas mutaciones del virus en su propio cuerpo.

Este caso fue comunicado por el doctor Luke Blagdon Snell, tras analizar junto a su equipo de investigación cómo las variantes mutan y evolucionan en cuadros de covid19 prolongados.

Trabajaron con 9 pacientes de coronavirus que venían atravesando la enfermedad hace más de ocho semanas.

Los científicos del equipo de Snell indicaron que, en el caso del hombre que padeció Covid-19 por 505 días, siempre se trató de la misma infección persistente y no eran contagios repetidos de la enfermedad.

En las primeras investigaciones pudieron señalar que se trataban de pacientes que tenían un sistema inmunológico debilitado.

La mayoría de los analizados estuvieron contagiados alrededor de 73 días mientras que sólo dos pacientes sufrieron la infección por más de un año.
El primer caso que se registró que durara más de un año fue el de una mujer de 47 años en Maryland.

La paciente que había superado un cáncer, dio positivo de coronavirus por 335 días continuos.

La técnica que utilizan los científicos del Guy’s & St. Thomas’ NHS Foundation Trust para asegurarse de que siempre se tratara del mismo virus y no de distintos contagios fue analizar el código genético del agente infeccioso.

Mediante ese método, descubrieron que el virus cambiaba con el tiempo y se adaptaba.

Snell diferenció un cuadro de Covid19 largo con una infección persistente.

"En el Covid-19 largo, se asume en general que el virus fue eliminado del cuerpo pero persisten los síntomas. En la infección persistente, representa una replicación continua y activa del virus dentro del cuerpo humano", explicó.

NA

COMPARTIR: