Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 04:55 -

MUNDO

4 de abril de 2022

Una nueva variante de covid 19 preocupa a la OMS: se denomina “XE”

Mientras Ómicron 2 avanza en Estados Unidos y China volvió a registrar un nuevo récord de contagios, la OMS emitió un llamado de alerta por el impacto en ascenso de la cepa del COVID XE, "más transmisible" y que ya reportó más de 600 casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta por los contagios en ascenso de coronavirus que se registraron en Reino Unido a partir de la nueva variante del COVID bautizada XE.

A través de su reporte de actualidad epidemiológica publicado el jueves pasado, la entidad sanitaria indicó que, desde la detección de la cepa mutante, el 19 de enero, "entonces se han informado y confirmado más de 600 secuencias".

"Las estimaciones iniciales indican una ventaja en la tasa de crecimiento de la comunidad de 10% en comparación con BA.2, sin embargo, este hallazgo requiere una confirmación adicional", amplió el texto.

Al igual que Ómicron 1 y Ómicron 2, XE es una cepa recombinante, lo que significa que está integrada de dos variantes previamente distintas, dada por Ómicron original (BA.1) y el Ómicron más nuevo (BA.2), que ya muestra cifras récords en China y avanza sobre Estados Unidos.

Sin embargo, desde la Agencia de Servicios de Salud del Reino Unido, aclararon que XE "es menos 1% del total de casos secuenciados".

"Las primeras tasas de crecimiento de XE no fueron significativamente diferentes de las de BA.2, pero utilizando los datos más recientes hasta el 16 de marzo de 2022, XE tiene una tasa de crecimiento un 9,8 % superior a la de BA.2. Dado que esta estimación no se ha mantenido consistente a medida que se han agregado nuevos datos, aún no puede interpretarse como una estimación de la ventaja de crecimiento para el recombinante", enfatizó el reporte.

Cierre de programas de vigilancia epidemiológica
La advertencia sobre esta nueva versión del coronavirus llega en el medio de una desescalada de los sistemas de monitoreo de la pandemia en varios países claves en la vigilancia del coronavirus.

Entre ellos, está Reino Unido que canceló el programa de testeos gratuitos y también pausó el monitoreo en las aguas residuales y el rastreo de contactos.

Este país fue un ejemplo en vigilancia epidemiológica. De hecho, la mayoría de las variantes del coronavirus fueron detectadas por Reino Unido.

No solo se secuenciaba el genoma de personas con síntomas y hospitalizadas, sino que todos los meses también tomaba muestras al azar entre la población. Esto último dio la posibilidad de detectar nuevas variantes y brotes entre la población mucho antes e incluso sin saber que las personas estaban enfermas.

Dinamarca, otro país con una excelente vigilancia epidemiológica, también redujo su programa de testeo y vigilancia.

Argentina también va camino a una vigilancia centinela solo en los hospitales y de casos con cuadros clínicos. En la provincia de Córdoba, por ejemplo, ya se cerraron la mayoría de los centros de testeo.

COMPARTIR: