Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 06:07 ULTIMOS TITULOS:

  • 19.1º

CORONAVIRUS

5 de noviembre de 2021

Coronavirus: advierten que se frenó la baja de internaciones en la última semana

Los especialistas no descartan que la ocupación de camas de terapia intensiva vuelva a subir en los próximos días. Advierten que “el virus no se fue”. Cómo incide la variante Delta y el ritmo de vacunación de las segundas dosis.

Desde el pico máximo de mediados de junio, la ocupación de camas de terapia intensiva con pacientes con coronavirus inició una constante curva descendente, pero en la última semana se detuvo. La circulación comunitaria de la variante Delta y el freno en el ritmo de vacunación de segundas dosis son dos grandes razones que explican esta situación. Especialistas consultados estimaron que podría comenzar a subir en los próximos días.

Cuántas personas hay internadas

De acuerdo con los datos informados este jueves por el Ministerio de Salud, en todo el país hay 606 personas internadas en estado crítico, apenas un 7,6% de las 7969 del pico máximo de la pandemia, registrado el 14 de junio. Sin embargo, el dato que enciende las alertas es que la baja, que se mantenía constante, se detuvo y podría comenzar a crecer.
Si bien el ritmo de vacunación de la Argentina con una dosis es elevado en comparación con otros países (superó a Brasil, Reino Unido, Israel, Alemania y Estados Unidos), aún hay 8,3 millones de personas por completar el esquema con la segunda.

El 75,7% de la población ya recibió la primera y el 57,6% ambas. Además, ya hay 165.130 inoculados con un suero adicional.
El dato alentador es que los fallecimientos no crecieron en las últimas semanas y los especialistas lo atribuyen a la vacunación, que no previene los contagios, pero sí disminuye los cuadros de extrema gravedad.

Por qué la variante Delta incide en las internaciones
Según datos del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de Sars-Cov-2, la frecuencia de detección de la variante Delta alcanzó el 83,3% en el Gran Buenos Aires; el 84,6% en la Ciudad de Buenos Aires; el 21,4% en Santa Fe y 41% en Neuquén en la segunda quincena de octubre, última medición disponible.

Los resultados de la Argentina están en línea con la situación epidemiológica regional, caracterizada por un incremento de la frecuencia de esta variante en simultáneo con el reporte de un número de casos estable o en suba.
A mediados de octubre la cantidad de nuevos contagios en el país comenzó a crecer y en la última semana se estancó en torno de los 1200 diarios, una cifra significativamente menor a la de los picos de ambas olas y similar a la de los primeros meses de la irrupción del coronavirus en la Argentina.

Opinión de los especialistas

Para la médica infectóloga, Elena Obieta, el estancamiento en la ocupación de camas de terapia intensiva con pacientes con diagnóstico de Covid-19 positivo, responde a la circulación preponderante de la variante Delta, pero también a una “población insuficientemente vacunada”.
Silvia González Ayala, doctora en Medicina y docente especialista en enfermedades infecciosas e infectología pediátrica, coincidió en que “lo más probable es que este freno en el descenso esté relacionado con la variante Delta”. Como referencia mencionó que lo mismo está pasando en Europa y Alemania.

Avance de la Delta

El inmunólogo e investigador del Conicet, Jorge Geffner, explicó los motivos por los que la variante Delta incide en un aumento en las internaciones: “Después de 20 semanas ininterrumpidas de descenso, en las últimas dos estuvimos un pequeño aumento que se da en el escenario de que Manaos y la Andina ya no son más predominantes, sino la Delta, que es mucho más contagiosa”.
Sin embargo, el especialista destacó que la Argentina tiene “la ventaja de que se cerraron las fronteras y eso retrasó su ingreso hasta que un segmento muy importante de la población esté vacunada”.

¿Puede crecer la cantidad internaciones?
Las tendencias muestran que en la medida en que sube el porcentaje de vacunación de la población sin factores de riesgo, los grupos etarios mayores y quienes tienen comorbilidades vuelven a ser los más vulnerables antes la enfermedad. Aquellos a los que aún, estando inmunizados se les dificulta hacerle frente a la enfermedad.

“La pandemia no se terminó”

Según proyectó González Ayala, la cantidad de personas que requieran atención en una Unidad de Terapia Intensiva (UTI) podría incrementarse “como está ocurriendo en otros países”. “La manera de revertir esta situación es con más vacunación completa y mantenimiento de las medidas de cuidado y de protección personal”, indicó.

Obieta coincidió en que para recuperar la tendencia a la baja se debe “impulsar la vacunación completa, se tienen que vacunar a adolescentes y niños y se deben mantener los cuidados”. “Ahora, con todo abierto, que la gente no se confunda: El virus no se fue, ni desapareció; la pandemia no se terminó y la ocupación de camas podría volver a subir”, alertó la infectóloga. Fuente: (TN)

COMPARTIR: