Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 22:19 -

GENTE

19 de septiembre de 2021

Qué son los “olores COVID”, cuándo aparecen y por qué

Tras contraer coronavirus, muchos pacientes comienzan a presentar trastornos del olfato y comienzan a sentir los “olores COVID”.

 

Muchos de los pacientes que tuvieron covid y fueron dados de alta, entre el primer mes y el tercero comienzan a manifestar trastornos del olfato Lo que aparece son las disosmias, distorsiones en la percepción del olfato. Las más frecuentes son las parosmias y llegan después de las hiposmias, una disminución del olfato, y, con ella, la aparición de lo que los pacientes llaman “olores COVID” Los olores que sienten estas personas son diferentes, en un principio no se pueden reconocer y luego se instala la distorsión. Los pacientes relatan que una vez superado el covid piensan que todo ha pasado pero luego un olor normal de su casa proveniente, por ejemplo, de desodorantes se transforma en olor a heces. Según se sabe a raíz de los relatos de los pacientes, muchos de los olores son a quemado y se siente constantemente. Además, sin la presencia del estímulo químico propiamente dicho, sienten olor a cigarrillo en momentos en que nadie fuma, o cuando están solos en la casa.

Cómo afecta a la seguridad y a la higiene personal

Al no percatarse de las fugas de gas y de la presencia de humo o al no sentir el olor de la comida quemada, estas personas están más expuestas a sufrir accidentes. La higiene personal también se ve afectada, ya que estas personas no registran su olor corporal. La hora de ducharse no es muy agradable ya que para algunos el agua corriente tiene olor a cloaca. En tanto otros aseguran que el champú y la crema de enjuague, tienen olores espantosos.

Cómo se recupera el olfato

El proceso implica la inhalación suave y repetida de olores, de a uno por vez en un rango de tiempo y varias veces en el día, con un adyuvante que los guíe y oriente, y la evocación de recuerdos asociados a ese olor. En un principio se trabaja con olores intensos para estimular al rinencéfalo, que es la zona más antigua del cerebro, o zona primaria, y que es el lugar adonde llegan los olores. La recuperación del olfato puede llevar tiempo, todo depende de la gravedad del trastorno pero siempre es importante consultar a un especialista que ayude al paciente a recuperar el sentido  

COMPARTIR: