Martes 7 de Febrero de 2023

Hoy es Martes 7 de Febrero de 2023 y son las 08:35 -

CORONAVIRUS

27 de agosto de 2021

Crearon antivirales que desactivarían el coronavirus simulando al sistema inmunitario humano

Un estudio publicado por la Sociedad Americana de Química y da cuenta de la creación de un compuesto químico de antivirales que simula la reacción, contra el coronavirus, del sistema inmune humano

Un nuevo estudio, publicado por la Sociedad Americana de Química da cuenta de un nuevo hallazgo que podría traer esperanza frente a la lucha contra la pandemia del coronavirus. Lograron crear, en un laboratorio, un compuesto químico de antivirales que imita la reacción del sistema inmune humano contra el coronavirus. Estos compuestos arrojaron evidencias de haber podido desactivar virus en el estadío de las pruebas de laboratorio con animales. Por eso, creen que es factible que lo que lograron desarrollar, pueda combatir al coronavirus antes de que se desarrolle la infección, que muchas veces termina por agravarse. Annelise Barron, investigadora del Conicet, explicó a Infobae que los peptoides son los que desactivan virus “en el cuerpo” y que “los péptidos antimicrobianos como el LL-37 ayudan a mantener bajo control los virus, las bacterias, los hongos, las células cancerosas e incluso los parásitos”. A diferencia de los anticuerpos “comunes”, que no dejan avanzar la infección, estos lograrían inactivar el virus y, además, “son fáciles de fabricar y no se degradan rápidamente y son más estables”.   Crearon antivirales que desactivarían el coronavirus simulando al sistema inmunitario humano Los antivirales que desactivarían el coronavirus simulando al sistema inmunitario humano son menos tóxicos que los que ya se conocían. “Los péptidos actúan como moléculas que intervienen en las defensas de patógenos de distintos orígenes”, explicó sobre el funcionamiento, Daniela Hozbor, investigadora principal del Conicet. Por ese motivo, el desarrollo de este tipo de compuestos resulta de sumo interés ante las mutaciones del COVID-19, que podrían ser más agresivas. Sobre esto, Hozbor añadió que “sintetizan los peptoides en el laboratorio y, con esas modificaciones, los hacen más estable para que no se degraden, permiten mantener su funcionalidad y su poder de inactivación de los virus”. Lo que lograría el uso de los nuevos peptoides, que son menos tóxicos en su nueva versión, ya que se crearon hace 30 años, pero ahora hallaron una mejora. Lo que lograría es minimizar “la carga viral y el daño que el virus SARS-CoV-2 causa en el organismo”.

COMPARTIR: