Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 23:58 -

POLITICA

9 de agosto de 2021

“Vamos a hacer un servicio público para que llegue a todos los argentinos”

Así lo anunció Alberto Fernández. "Que se enojen los que se tengan que enojar", dijo. El año pasado, el Presidente firmó un decreto en el que declaró como servicios públicos a la telefonía, internet, y televisión paga

El presidente Alberto Fernández apuntó hoy a quienes criticaron la decisión de declarar internet como un servicio público y advirtió que se mantendrá aunque "se enojen" los empresarios.
"Se enojan porque dije que internet es un servicio público… ¡que se enojen! Vamos a hacer un servicio público para que llegue a todos los argentinos y todas las argentinas. ¡Y para que no nos estafen y no nos roben con las tarifas!", expresó el jefe de Estado.

El año pasado, el Presidente firmó un decreto en el que declaró como servicios públicos a la telefonía, internet, y televisión paga.
La decisión generó fuertes cuestionamientos del sector y la reacción de las empresas.
Esa norma obligó a las compañías a consensuar con el Gobierno nacional cuándo y cuánto podían aumentar sus tarifas, lo que derivó en reclamos judiciales que aún hoy se están tramitando y en multas administrativas.

Al respecto, el titular de Enacom, Claudio Ambrosini, afirmó que con estas palabras el jefe de Estado "reafirmó su postura a pesar de las cautelares" en contra del decreto.
Fernández también le dedicó unas palabras a la pandemia: "Me imagino que, como todo el mundo, los jóvenes argentinos deben haber pasado años horribles. Le decía el otro día a Cristina (Kirchner) que no tengo duda de que fueron los dos peores años de mi vida porque le tenés que decir al otro que no haga algo’".

Y añadió: "Decirle al otro eso, y además quedarse al frente de la conducción de un Gobierno, es algo doloroso. Porque cuando fui a hacer campaña con Pepe Mujica al Nacional Buenos Aires, les pedí a todos que salgan a la calle a reclamarme las cosas que yo hice mal. Y de repente, les tuve que cambiar el discurso y decirles: ‘Ahora quédense todos en sus casas’".

COMPARTIR: