Martes 15 de Junio de 2021

  • 15.4º

POLITICA

15 de mayo de 2021

Covid en la escuela: las fallas que detectó un sondeo

Ocho de cada 10 docentes encuestados por el sindicato que reúne a maestros y profesores de las escuelas públicas de gestión privada -que absorbe el 25% de la matrícula total provincial- dijo no haber recibido de momento la vacuna contra el Covid-19, aún cuando el 88,9% de los sondeados manifestó estar inscripto para recibir las dosis necesarias, y apenas un mínimo 4% admitió que no está dispuesto a ser vacunado.

La encuesta, que realizó la seccional Entre Ríos del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) entre el 16 de abril y el 2 de mayo, revela situaciones preocupantes. El 50 % de los encuestados manifestó  que no fue cargado su caso en la Plataforma “Cuidar Escuelas”; el 35,9% dijo que no sabe si fue anotado en esa plataforma, y sólo el 14,1 % afirma que su caso sí fue informado.  «Al respecto, debemos consignar que este sistema de información para la notificación de casos sospechosos y confirmados de Covid-19 en establecimientos educativos tiene como objetivo principal alertar sobre casos registrados por escuelas para servir a las acciones de prevención, control y monitoreo de Covid-19 en establecimientos educativos», analiza el informe elaborado por Sadop Entre Ríos.

En cuanto al cumplimiento de los protocolos Covid, el 90,7% de los docentes indicó que se toma la temperatura corporal al ingresar al establecimiento educativo; en cuanto a los dispenser de alcohol, el 90,2 % señaló que existen los mismos para uso de la comunidad educativa. Respecto a los baños a los que acceden los docentes privadosel 31,2 % manifiesta que no hay baños con instalaciones adecuadas y suficientes para la cantidad de personas que están presentes en el edificio.

 

Sobre los procedimientos establecidos por el Consejo General de Educación (CGE) ante un caso de contagio, 13,5 % no los conoce; el 12,2 % respondió que no se siguieron los protocolos; y el 74,3% considera que sí respetaron los protocolos establecidos por la autoridad educativa

En cuanto al aislamiento obligatorio, un 62,5 % no hizo uso de su licencia y el restante 37,5% sí lo hizo. Esa situación, analiza el gremio, «pone de manifiesto el peligro para la salud de las y los compañeros que continúan realizando sus tareas cursando la enfermedad, habida cuenta del impacto para el sistema respiratorio, físico y cognitivo que el Covid provoca».  El 80% informó que no tuvo Covid-19 hasta el momento; en tanto que un 11,1% se vio infectado por contacto estrecho; y 8,5% por contagio directo.

Otro aspecto que develó el sondeo de Sadop Entre Ríos respecto al entrenamiento del docente frente a la pandemia. Al respecto, ante la pregunta sobre si hubo capacitación para prevención de contagios, el 59,3% manifestó que no se han realizado.

En cuanto a la conectividad, necesaria para dictar clases, el 43,3% señala que no es suficiente y el 22,9 % indicó que no hay disponibilidad de la misma; mientras que el 68,6% informó que no hay conectividad asegurada para los estudiantes. «El contexto actual evidenció las falencias estructurales y de recursos de nuestro sistema educativo, profundizando las diferencias preexistentes respecto a la conectividad, al acceso a las nuevas tecnologías de la información y comunicación, una herramienta fundamental para afrontar esta pandemia; promoviendo una menor capacidad de participación y acción», señala el gremio.

 

En cuanto al medio transporte que utilizan los docentes privados, 67,3 % lo hace por medios propios, el 16,5 % lo hace caminando. En tercera instancia, 10,3 % en transporte público; en grupos, el 5,4 %; y “a dedo” lo hace el 0,5 %.

 

En cuanto a las localidades e instituciones en las que trabajan: en una institución trabaja el 32,5 % de los docentes;¿ en dos instituciones, 43,6 %; en tres instituciones, 12,6 %; en cuatro instituciones lo hace el 6,4 %; en cinco instituciones, el 3,4 %; y en seis instituciones, el 1,3 %. «Este ítem en particular debería ser tenido en cuenta porque se genera un interrogante a satisfacer: ¿cómo preservamos la salud del “docente y su burbuja”?», concluye el informe.

 

 

En cuanto a las instituciones educativas públicas de gestión privada que debieron realizar inversiones para adecuar las instalaciones para garantizar la presencialidad, el 47,2% consideró que fue sencilla la misma; en tanto que el 33,2% manifestó que fue muy oneroso. Asimismo, el 21,6% informó dificultades para evitar aglomeraciones, respetando una entrada y salida diferenciada

COMPARTIR: