Miércoles 21 de Abril de 2021

CLIMA

20 de marzo de 2021

Comienza el otoño

Este año, el otoño en el hemisferio Sur comenzó , 20 de marzo, a las 6:37 (hora oficial argentina) cuando se produzca el equinoccio, es decir, el sol permanecerá sobre el horizonte exactamente 12 horas, la mitad del día, se informó a AIM desde el Planetario de San Luis.

El Planetario de San Luis explicó a esta Agencia que este fenómeno astronómico se denomina equinoccio de otoño -palabra que proviene del latín y significa igual noche- haciendo referencia a que la presencia del Sol en el cielo y su ausencia tienen la misma duración de 12 horas por igual. Progresivamente a partir del sábado 20, los días se irán acortando y las noches serán cada vez más largas.

Otra particularidad que caracteriza a este cambio de estación es que al amanecer del sábado 20, cuando el Sol asome por el horizonte, se lo verá salir exactamente hacia el punto cardinal Este y al atardecer, cuando se produzca el ocaso, el astro rey se ocultara exactamente hacia el punto cardinal Oeste.

Para saber más
Quienes deseen conocer qué otros fenómenos celestes se producirán en lo que resta de marzo de 2021 pueden ingresar al Sitio Oficial www.PlanetarioDeSanLuis.Org

Un poco de historia
La "noche igual" (del latín aequinoctium -aequus nocte-), es un evento astronómico en que la duración del día es igual al de la noche en toda la Tierra. Durante cada año, se produce dos veces: uno en marzo y el otro, en septiembre, en el inicio del otoño y de la primavera.

Las fechas de su inicio varían cada año y están supeditadas al modo en que la duración de la órbita de la Tierra alrededor del Sol encaje en la secuencia de años bisiestos del calendario. En otras palabras: la Tierra no demora exactamente 365 días en dar una vuelta alrededor del Sol. El otoño, entonces, puede comenzar el 19, 20 o 21 de marzo.

El verano termina en el equinoccio de otoño, cuando el Sol pasa desde el hemisferio sur hacia el hemisferio norte, cruzando la línea del ecuador celeste".

Durante el solsticio hay un hemisferio que recibe más luz que otro por eso en unos sitios es invierno y en otros verano. Antiguamente se creía que en ese momento en el que los dos hemisferios tenían la misma luz, se conseguía el equilibrio en el mundo.

Hoy en día hay muchas teorías que creen que durante los equinoccios se puede alcanzar el equilibrio en la vida.

El otoño es adecuado para meditar y relajarse contemplando paisajes, es el momento para cosechar alimentos como berenjenas, tomates, pimientos, peras.

Las estaciones astronómicas se producen porque la Tierra se traslada alrededor del Sol en una órbita prácticamente circular con su eje de rotación inclinado respecto al plano de la órbita, lo que produce distintas iluminaciones de los hemisferios Norte y Sur durante el año.

El Sol sale exactamente por el punto cardinal Este y se pone exactamente por el punto cardinal Oeste, de manera que está sobre el horizonte el mismo tiempo que está debajo de él.

La palabra equinoccio procede del latín y significa "noche igual", lo que hace referencia al día y la noche de aproximadamente 12 horas cada uno y que tienen lugar solamente en los dos equinoccios del año (en marzo y en septiembre).

La mitad sur del planeta entró este jueves en el otoño, es decir momento en el que los árboles se tiñen de colores rojizos y amarillos, pues dejan de florecer.

El otoño, estación que en los climas fríos implica claramente una merma en la vitalidad de la naturaleza que anuncia el invierno, ha dado lugar a grandes expresiones poéticas, como este soneto de Juan Ramón Jiménez.

Estaba echado yo en la tierra, enfrente

el infinito campo de Castilla,

que el otoño envolvía en la amarilla

dulzura de su claro sol poniente.

Lento, el arado, paralelamente

abría el haza oscura, y la sencilla

mano abierta dejaba la semilla

en su entraña partida honradamente.

Pensé en arrancarme el corazón, y echarlo,

pleno de su sentir alto y profundo,

el ancho surco del terruño tierno,

a ver si con partirlo y con sembrarlo,

la primavera le mostraba al mundo

el árbol puro del amor eterno.


O esta, de Manuel Machado:

Me siento, a veces, triste

como una tarde del otoño viejo;

de saudades sin nombre,

de penas melancólicas tan lleno…

Mi pensamiento, entonces,

vaga junto a las tumbas de los muertos

y en torno a los cipreses y a los sauces

que, abatidos, se inclinan. Y me acuerdo

de historias tristes, sin poesía.

Historias que tienen casi blancos

mis cabellos.
De la Redacción de AIM.

COMPARTIR: