Lunes 19 de Abril de 2021

POLITICA

21 de febrero de 2021

En busca de resquicios por donde iniciar los cambios en la Caja

Hace mucho tiempo que resuena la necesidad de modificar la ley que regula el sistema previsional en la provincia. Muy pocas palabras destinó el gobernador en el mensaje a la Legislatura para convocar a un “debate franco y sincero” sobre la situación en este organismo que producirá un déficit en el corriente año del orden de los 19.000 millones de pesos. Una vez más se abren las especulaciones sobre cómo y qué modificar.

Redacción EL DIARIO / [email protected]

Si la consulta se efectúa en la propia Caja de Jubilaciones y Pensiones, la respuesta no descarta que el Gobernador pueda “quedarse corto” con el monto en el que ubicó el déficit del organismo. En 2020 estuvo en los 18.000 millones, por lo que estiman que, en 2021, el déficit se ubicará más cerca de los 20.000 que de los 19.000 millones que anunció Bordet en el mensaje a la asamblea legislativa, el lunes pasado.

Más allá de las dificultades que pueda implicar saber taxativamente cual será este déficit dentro de diez meses, la convocatoria quedó planteada a un debate franco y sincero que posibilite visibilizar una salida. Palabras más, palabras menos, esa fue la propuesta oficial.

Reformar la ley que regula el régimen previsional implica sentar a todos los sectores en una misma mesa a hablar el tema. Esto también se ha dicho reiteradamente. Hará unos diez días, el 9 de febrero -la reunión se publicó en la web oficial- el gobernador recibió al presidente de la Caja. Si bien el diálogo es fluido, no son tan frecuentes las reuniones presenciales. En ese encuentro estuvo presente esta idea relativa a la necesidad de sentar a todos los sectores en una mesa si lo que se trata de hacer es una reforma profunda y a largo plazo.

Al parecer, si bien la experiencia muestra que es inmediata la negativa de las organizaciones representativas de los distintos escalafones a tocar la ley, en reuniones más reducidas, incluso en la misma Caja cuando han llegado inquietos por esta posibilidad siempre latente, suelen mostrarse más tolerantes con relación a la lectura oficial que se hace de la problemática.
Si bien con frecuencia aparece la expresión “algo tenemos que hacer”, la realidad ha demostrado hasta ahora que ponerla en práctica “no es tan fácil”. No es sencillo reunir a todos los sectores y tampoco lo es avanzar en la modificación, porque según explicó el titular de la Caja de Jubilaciones y Pensiones a EL DIARIO, el problema no se genera a partir de una única variable. Según se estima, hacer cambios implicaría para todos o la gran mayoría ver afectada en algún sentido la situación actual para “hacer sustentable este régimen”, otra afirmación reiteradamente dicha.

Acerca de si la intención es eliminar el déficit, el contador Edgardo Scarione aclaró que resultaría imposible por la relación que existe entre aportantes y jubilados. En cambio, expresó que el objetivo es que “la ecuación egresos-ingresos sea manejable por el erario provincial”.

LA DIMENSIÓN DE LOS CAMBIOS. Cuando terminaba prácticamente 2020, por la Resolución 077 la Caja de Jubilaciones eliminó la posibilidad de compensar los años que un trabajador se excede en aportes con años de antigüedad, el sistema que se conoce como 3×1, que impactó en educación, salud mental, y algunas situaciones de riesgo.

“Tuvimos críticas y después la Justicia nos dio la razón”, recordó en diálogo con EL DIARIO el presidente de la Caja de Jubilaciones, con el propósito de adelantar que medidas de esa naturaleza se pueden llegar a seguir adoptándose.

Hay quienes señalan disposiciones que en un determinado momento pudieron haber sido pensadas para alguien con nombre y apellido, así de puntuales, pero obviamente perduran en el tiempo y en su vigencia se amparan muchas personas para acceder a un beneficio.

Ante la consulta específica, Scarione señala que “esas pequeñas distorsiones que aumentan el déficit hay que ir corrigiéndolas”. Obviamente quienes más claro tienen las inequidades son quienes a diario ven los expedientes y aplican las normas en la resolución de beneficios en la misma Caja.

El funcionario habla del déficit como “una bola de nieve que no para de crecer y que se vuelve exponencial”.

En este contexto, se empezaría a analizar y avanzar con ciertas modificaciones hasta tanto el Gobernador formalice una convocatoria para tratar la reforma o bien la Legislatura trabaje un proyecto.

La atención se centraría en principio en impulsar cambios que hicieran más manejable la situación financiera.

El presidente de la Caja comenta que “la ley se ha ido modificando mediante decretos y resoluciones que ahora empiezan a ser mirados con la idea de desandar todo aquello que implica un impacto negativo en la Caja”, mientras se analiza la reforma estructural. En este aspecto, las edades para acceder a la jubilación en un contexto en el que la expectativa de vida cada vez es mayor, aparecería como una de las variables que más rápidamente queda expuesta para el análisis.

Pero pensando en anticipar ciertas modificaciones, por ejemplo, podría ponerse atención en los aportes exigidos al organismo provincial para otorgar el beneficio previsional cuando la persona ha aportado también a otra caja nacional.

Quizá se trate de idear cambios que, por su naturaleza, generen menor resistencia o bien, oponerse públicamente conlleve cierta incomodidad.

Quedó latente en la sociedad que el organismo pagaba el beneficio a personas fallecidas, lo que se conoció poco después del cambio en la Presidencia del organismo. Por otro lado hay cuestionamientos por las denominadas jubilaciones de privilegios, y hay quienes objetan también la pensión que perciben los ex mandatarios provinciales por haber desempeñado el cargo. Scarione se refiere a ciertas “distorsiones” que maneja la opinión pública pero admite que es necesario brindar respuestas.

Expuestas esas situaciones, argumenta que no resuelven el déficit aun cuando su esclarecimiento y corrección corresponden en un caso, y en el otro, descarta que existan.

Se niega de plano que existan jubilaciones de privilegio y en cuanto al beneficio que reciben ex mandatarios provinciales –gobernadores y vice-, en la práctica lo estarían percibiendo algunos, en tanto otros han renunciado a hacerlo efectivo o tienen suspendido ese cobro.

En cualquier caso, estas situaciones, que merecen ser resueltas o clarificadas, asegura que no son el origen ni revierten la situación deficitaria. Por caso, se conoció que la erogación en haberes previsionales a personas fallecidas alcanzaría 30 millones por año y el déficit se ubicó el año pasado en 18.000 millones.

Clarificar estas situaciones u otras, aunque puedan leerse como “distorsiones” que existen en la opinión pública, parece indispensable para pedir a otros sectores que resignen algo, por mínimo que parezca.

Decisión política

La definición del gobernador Bordet de apelar a todos los sectores para modificar el sistema, en 2020 había sonado con mayor contundencia en el mensaje a los legisladores en la apertura de un nuevo período de sesiones. Sin embargo, por la pandemia o algunos otros motivos, el avance en ese sentido fue nulo.

El que se está iniciando es un año en el que la pandemia no ha sido superada y, además, habrá elecciones.

A la consulta puntual sobre lo que podría ocurrir, el presidente de la Caja solamente respondió a EL DIARIO que “estamos trabajando para, hacia fin de marzo, elevar al Gobernador desde la Caja algunas propuestas. Por ahora, hay borradores”.

AL MARGEN

En medio de las tratativas paritarias, EL DIARIO consultó al titular de ATE por las expresiones del Gobernador en la Asamblea. El secretario General, Oscar Muntes, refirió que “es un tema pendiente, pero en una reunión el ministro de Economía dijo que ´no había proyecto, anteproyecto, nada´, lo que nos dejó más tranquilos. Además, nos dijo que si había algo íbamos a ser los primeros en enterarnos. Estamos en alerta, pero no lo tenemos en primer término en la agenda”, sintetizó el dirigente sindical, sin dejar de recordar que “la ley de Emergencia (sancionada en 2020) tampoco estaba en la agenda y en el término de una semana se presentó y fue ley”.

COMPARTIR: