Lunes 8 de Marzo de 2021

POLICIALES

20 de febrero de 2021

Femicidio de la mujer cordobesa: las mentiras, coartada y la confesión de Galván

El piloto de la Fuerza Aérea confesó el crimen, ocho días después de cometerlo. Tenía una estrategia de defensa basada en mentiras que día a día se fue desmoronando. La cronología del caso que conmueve a Córdoba y al país.

El cuerpo sin vida Ivana Módica, de 47 años, fue encontrado ocho días después de su muerte, tras la confesión de Javier Galván, ante la fiscal de la causa, Jorgelina Gómez. El asesino descartó el cuerpo e ideó una coartada para despistar a los investigadores. El cadáver fue hallado cerca de la residencia donde se alojó la familia de la mujer durante la última semana.

Es el séptimo femicidio en Córdoba en lo que va del 2021. El caso conmueve por la crueldad con la que actuó Galván tras asesinar a Ivana Módica y desecharla en unos pajonales, a unos cinco metros de la nueva ruta que une al Valle de Punilla con Sierras Chicas, a la altura del kilómetro 11,5, indica Cadena 3.

El femicida ideó una coartada planificada en la noche del crimen y la sostuvo en un impenetrable silencio.

Pero la estrategia de defensa día a día se fue derrumbando, mientras la fiscal Gómez recolectaba pruebas y seguía las pistas claves en las imágenes de video de las cámaras de seguridad de los comercios, estaciones de servicio y sucursales bancarias ubicadas sobre la Ruta 38, entre La Falda y Valle Hermoso.

Los investigadores tenían la certeza que Javier Galván había asesinado a Ivana tras la discusión que la pareja tuvo en la casa donde vivían en La Falda durante la noche del pasado jueves 11 de febrero, última vez que la hija de la mujer tuvo contacto vía Whatsapp con su mamá.

Sin embargo, los días pasaban y la mujer continuaba desaparecida. Más de 200 oficiales de la policía, de bomberos, del DUAR y de Defensa Civil, asistidos por equipamientos, tecnología y vehículos, buscaban incesantemente en un vasto territorio de las sierras lo que en silencio sabían: el cadáver de Ivana Módica.

Primera mentira y coartada

Javier Galván había denunciado durante la tarde del viernes 12 la desaparición de su novia y, según su testimonio, había visto por última vez a Ivana esa mañana acostada y en pijama, y que le había dicho que tenía ganas de salir a caminar por el cerro La Banderita, un lugar que frecuentaba. Es por eso que el primer operativo de búsqueda se montó en esa zona, al pie de la cara oeste del cordón de las Sierras Chicas.

En realidad, según trascendió desde la investigación, entre la noche del jueves y los primeros minutos del viernes Galván habría asesinado a Ivana ejerciendo una maniobra de estrangulamiento. Consciente del crimen, el hombre vistió a la mujer con indumentaria deportiva y trasladó el cuerpo en su auto, un Renault Fluence blanco. Había comenzado a idear la coartada para despistar.

Foto: Gentileza La Voz

Como Ivana no aparecía, los investigadores enfocaron las sospechas en el piloto de la Fuerza Aérea. Luego de algunas inconsistencias en su relato sobre sus movimientos durante la madrugada del viernes 12, la fiscal Jorgelina Gómez ordenó su detención por "falso testimonio" el lunes 15. A esa altura ya había trascendido que la víctima denunció por violencia de género a Galván en octubre de 2020.

Qué hizo con el cuerpo

Tras subir el cadáver de Ivana al auto, Galván se dirigió por la Ruta 38 hasta Valle Hermoso y tomó el Camino del Cuadrado. Hizo un par de kilómetros y frenó a la altura del kilómetro 11,5. Bajó del auto sosteniendo el cuerpo de su novia, caminó unos cinco metros y lo arrojó en medio de las malezas, debajo de un gran arbusto.

El cadáver de la mujer estuvo 8 días a la intemperie, a pocos metros de una de las rutas turísticas más transitadas de la provincia de Córdoba durante el fin de semana extra largo y recórd de Carnaval. El cuerpo de Ivana estuvo todo ese tiempo a escasos kilómetros del lugar de residencia donde su mamá y sus hijas esperaban volverla a ver con vida.

Foto: Gentileza La Voz

Segunda mentira

Después de abandonar el cuerpo sin vida de Ivana Módica, el asesino regresó a La Falda, pasó frente a la casa donde había cometido el femicidio y tomó rumbo por un camino hacia la zona de la Pampa de Olaen.

Cerca de la 01:30 de ese viernes se cruzó con un oficial de la Patrulla Rural, quien sorprendido por su presencia en ese sector tan oscuro le preguntó qué hacía y hacia donde se dirigía. Galván manifestó que iba al bar La Posta, un lugar de encuentro de vaqueanos, a tomar una cerveza.
Este movimiento del calificado piloto de aviones de guerra no fue informado inicialmente a la fiscal a cargo de la investigación. Hasta que las cámaras de seguridad de un comercio en la zona del Dique La Falda detectaron el momento en que Galván se traslada en su auto Renault Fluence blanco en un horario que declaró estar en otro lugar.

Con este dato, los rastreadores que participaban del operativo enfocaron la búsqueda en el dique, en el cementerio de La Falda y en la Pampa de Olaen, un extenso territorio al oeste de La Falda, en el sector contrario al lugar del primer rastrillaje y del lugar donde finalmente se encontró el cuerpo sin vida.

Videos reveladores y confesión

Javier Galván, quien ocupó un puesto de coordinación en el Comando de Operaciones de Emergencias (COE) durante un tiempo en 2020, permaneció inmutable durante sus días de arresto, entre el lunes 15 y el viernes 19.

El femicida no sabía que las cámaras de seguridad de los locales de la Ruta 38 registraron sus movimientos durante el trayecto que hizo para descartar el cuerpo a un costado del Camino del Cuadrado. Esas imágenes resultaron claves para la investigación.

Durante la última semana, la "única sospecha" era que Galván había asesinado a Ivana, pero el cuerpo no aparecía y el piloto no emitía ninguna palabra en la celda de la comisaría de La Falda.

Fue entonces que la fiscal ordenó este viernes el traslado del detenido al complejo carcelario "Padre Luchesse" de la localidad de Bouwer. Al conocer esta decisión, Galván pidió hablar con la funcionaria judicial en Tribunales de La Falda y "se quebró": admitió haber asesinado a su novia e indicó el lugar donde abandonó su cuerpo.

Inmediatamente se montó un operativo en el Camino del Cuadrado y se cerró el acceso al tránsito, tanto en la nueva ruta como en el viejo camino que pasa por detrás del Hotel Edén. En los primeros minutos de este sábado 20, a ocho días exactos del crimen, el asesino, escoltado por efectivos del ETER, reveló el sector donde se deshizo del cadáver de Ivana Módica, la séptima víctima de femicidio en la provincia de Córdoba en 2021.

Fuente: Cadena 3

COMPARTIR:

Notas Relacionadas