Sábado 4 de Diciembre de 2021

Hoy es Sábado 4 de Diciembre de 2021 y son las 11:35 ULTIMOS TITULOS:

  • 23.9º

ACTUALIDAD

19 de enero de 2021

La Red 127 y 12, una oportunidad para los emprendedores rurales

La red es un trabajo mancomunado entre instituciones locales. Abarca el centro norte de la provincia atravesados por las rutas 127 y 12. La necesidad de cada lugar va generando las demandas de la organización

Son múltiples las instituciones del estado que trabajan con actores del sector productivo. Desde responsables de municipio o funcionarios de la provincia, pasando por técnicos de organismos como el INTA, el INTI y entidades privadas como la Bolsa de Cereales, el Consejo Empresario de Entre Ríos, entre otras. Esta sinergia esta puesta en el desarrollo del centro norte entrerriano, buscando acompañar a sectores de emprendimientos y de la economía social.

Hacia adentro se ha trabajado con espíritu cooperativo, nos dice el Comunicador Estratégico de la Red 127 y 12, Gonzalo Pais Miller, un ejemplo es el de tejedoras identificadas con la marca Tramagua que han participado hace poco en una muestra virtual de la Región Centro del país. Se busca el desarrollo no solo productivo sino social también, sostiene. En ese marco se realizaron perforaciones de pozos de agua para familias productoras de Colonia Federal, Sauce de Luna, La Paz y María Grande. En algunos casos sin acceso a energía de la red eléctrica, por lo que también adquirieron un generador con Fondos Solidarios de Microcréditos que administra el Consejo Empresario de Entre Ríos.

Las mesas locales son el ámbito desde donde surgen las acciones donde hay participación activa, en cursos o encuentros de formación, aun en este tiempo de uso de redes para las reuniones.

En un contexto de alto desarraigo de la población rural, Pais Miller, expresa “Hay una realidad, nadie se va a quedar donde no hay oportunidades”, hoy aparecen estas que fortalecen la posibilidad del arraigo en su zona, mediante el trabajo en conjunto. En ese marco, mediante una consulta surgieron respuestas como la “esperanza”, como un camino posible, teniendo en cuenta que quien vive en el campo quiere la tierra, el lugar donde esta y de esa manera fortalece ese vínculo transformándose en uno de los objetivos de la red.

La participación de Villaguay, si bien es incipiente, cuenta con el trabajo de la experimentada técnica Leticia Bochatón, sostienen a Lahoradelcampo, desde la Agencia de Desarrollo, donde se indica que inicialmente se tomaba la zona noroeste del departamento. En ese marco se propuso ampliar a una región comprendida por el triángulo Ruta 18 y Ruta 6, para sumar todo el distrito mojones. La propuesta presentada desde la Agencia de Desarrollo permitió, con el acuerdo del municipio, formar una mesa con instituciones e ir en la búsqueda de la mayor cantidad de productores.

Según el Técnico Carlos Díaz, titular de la Agencia, sortear las distancias es un inconveniente, pero se ha avanzado en conformar un núcleo de jóvenes emprendedores de paraje El Chajari con un módulo de iniciación apícola, como así también un proyecto de captación de agua para riego. En las aldeas Farías y Díaz se brindó apoyo a familias de horticultores, iniciativas que se ejecutaron. En tanto esta en carpetas créditos para pequeños productores ganaderos, botiquines y electrificadores rurales con boyeros solar para manejo de ganadería en el monte. Además el saneamiento de rodeos lecheros para interesados en producir quesos, así como producción de aves de corral, para pollos terminados a maíz o producción de huevos. La idea es continuar insertando productores, para lo cual se deben cumplir estrictos controles para la administración de los créditos que se otorgan, pensando también en incorporar aquellos que tienen algunas hectáreas más y se desenvuelven en el campo.

Los programas en desarrollo

La red cuenta con varias actividades que se van consolidando. Entre estas se cuentan: Apoyo a la citricultura familiar en Colonia Tunas, Emprendimiento de pescadores en Pueblo Brugo, Parque hortícola comunitario en Sauce de Luna, Proyectos de forraje y de apicultura en Feliciano

La denominada Cadena de Valor Textil Artesanal de Entre Ríos es una iniciativa de la economía social que integra grupos de artesanas hiladoras y tejedoras del centro norte de la provincia de Entre Ríos, con el fin de reivindicar antiguos oficios y saberes, crear redes asociativas y facilitar la comercialización de los productos, incorporando valor agregado y garantizando la calidad de los mismos. Por lo general aprendieron este oficio de sus ancestros, y el INTI ha realizado acompañamiento con aportes tecnológicos, formativos y organizativos para mejorar la producción sin perder el legado cultural y artesanal, incorporándose a la Red 127 y 12 desde sus comienzos.

Está integrada por artesanas de las localidades de San Jaime de la Frontera, San José de Feliciano, San Gustavo, Cerrito, el Pingo, María Grande y Paraná que producen Hilos de lana de oveja, prendas, avíos y accesorios tejidos en forma artesanal y teñidos con tintes naturales. Trabajan con herramientas manuales como Ruecas, Telares, y con técnicas como Fieltro, Dos Agujas, Crochet, entre otras.

Miguel Sesa / Especial La Hora del Campo

 

 

COMPARTIR: