Lunes 25 de Enero de 2021

MUNDO

31 de diciembre de 2020

Recibir el Año Nuevo de blanco: la explicación de una antigua costumbre

Existe una antigua costumbre de usar ropa clara o blanca en la nochevieja. Aunque muchos no lo sepan, esto tiene su explicación

Utilizar vestimenta blanca en Año Nuevo es una tradición que se transmite de generación en generación, no solo en Argentina sino en todo el mundo. Si bien están quienes no se adhieren a esta costumbre, al llegar el fin de año hay muchos niños, jóvenes y adultos que planean su outfit para el 31 de diciembre y confían en que ese blanco les traiga "buena suerte" para comenzar el nuevo año.

Para comenzar, el blanco en realidad no es un color, es la presencia de todos a la vez que forman luminosidad. Son muchos los que consideran que el blanco atrae energías positivas. El blanco representa la pureza, la bondad, la inocencia y está a su vez relacionada con la paz, la humildad y el amor, por lo que vestirse con este tono es una oportunidad de acercar aspectos positivos como los mencionados anteriormente.

Más allá del blanco, hay personas que lo combinan con otros colores para captar lo que desean para el año próximo. Por ejemplo, el amarillo simboliza armonía o sabiduría, mientras el azul es estabilidad, confianza o racionalidad, el naranja felicidad, entusiasmo, creatividad, éxito y así con cada color.

¿Por qué vestir de blanco para celebrar la llegada de un nuevo año? Aunque no está claro el origen de este ritual, se cree que nació en Brasil hace mucho tiempo atrás porque los oriundos de dicho país rendían homenaje a la orisha Yemayá, diosa de los mares, la esencia de la maternidad y protectora de los recién nacidos. Para esto, se acercaban a la playa vestidos de blanco y arrojaban rosas del mismo color junto con velas, pregonando la paz.

Más allá de que cada uno puede vestirse como lo desee, muchos toman esta fecha de fin de año como un momento especial para pedir deseos de prosperidad, cambiar de mentalidad para que sea un año esperanzador, tener fe en que habrá nuevos comienzos, cosas se pondrán en su lugar o que la vida tomará otro rumbo, siempre para bien.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas