Sábado 17 de Abril de 2021

POLITICA

24 de diciembre de 2020

La derogación del DNU 70/17, una promesa incumplida

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/17 firmado por el gobierno de Mauricio Macri es uno de los tantos intentos de reformas regresivas a normativas que establecen derechos y garantías para las y los migrantes. Actualmente, la norma sigue vigente y establece un procedimiento exprés de detención y deportación, impulsado por el gobierno anterior pero aún vigente.

Este DNU 70 reforma la Ley Migratoria 25871 amplía el estado de sospecha a los más de dos millones de migrantes que viven en la Argentina”, dijeron desde el Bloque Migrante a AIM y afirmaron que “criminaliza y persigue a quienes migramos. A su vez, legitima la precarización laboral, los discursos racistas y xenófobos”.

La semana en la que se conmemoró el Día Internacional de los Derechos de las Personas Migrantes, las organizaciones de la sociedad civil que abogan por ellos y ellas salieron a la calle con un Migrantazo 2020 para reclamar por la derogación del decreto 70/2017, del presidente Mauricio Macri, al que señalan como responsable por acelerar las expulsiones de extranjeros en situación de irregularidad. También para pedir que se avance con políticas concretas de regularización y volver a la Ley de Migraciones.

La ley de Migraciones fue sancionada en 2004, luego de una lucha de años para que la Argentina tuviera un marco regulatorio democrático, y hoy en día es un ejemplo en el mundo. El gobierno intentó modificarla en un sentido regresivo en materia de derechos humanos y de manera unilateral e inconsulta. Esta decisión judicial lo impide y reafirma que las propuestas de modificación del marco regulatorio deben ser tratadas en el Congreso y que las políticas migratorias deben estar orientadas hacia la protección de los derechos de las y los migrantes.

“Desde la Campaña Nacional Migrar No Es Delito venimos denunciando que la aplicación del DNU 70/17 hacia la comunidad migrante en Argentina es la continuidad de la política racista y xenófoba que impuso el ex presidente Mauricio Macri”, sostienen en la convocatoria.

La campaña surgió en 2018 y se replicó en 2019, con tres “Migrantazos” y dos “paros migrantes”. Las organizaciones sostienen que a pesar del cambio del gobierno las políticas antimigrantes se siguen manteniendo: “Lamentablemente, nuestras voces no han sido escuchadas y el DNU 70/17 sigue vigente y con la pandemia se agravó aún más la situación de migrantes con dificultades para circular a causa de la irregularidad fomentada por el desastroso dispositivo digital RADEX y por la DNM que exige al migrante presentar documentaciones de difícil cumplimiento como el ‘certificado de domicilio’ o ‘certificación de radicación’ que ellos mismos no cumplen en gestionar”.
De la Redacción AIM.

COMPARTIR: