Domingo 18 de Abril de 2021

ACTUALIDAD

8 de noviembre de 2020

POLÉMICA: A tres semanas de su desaparición ya se sabía la ubicación del submarino “ARA San Juan”

Lo confesó Luis Enrique López Mazzeo, ex comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. En el hecho murió el concordiense Fernando Mendoza

Mazzeo es uno de los imputados en la causa por el hundimiento del navío y esta semana, a poco de cumplirse un nuevo aniversario de la desaparición de la embarcación, admitió que en la fuerza conocían la ubicación del siniestrado submarino ARA San Juan, al menos, desde el 5 de diciembre de 2017. Es decir, 20 días después del hundimiento.

“Cuando usted vea toda la documentación, se va a dar cuenta de que nosotros, cuando tuve que firmar el mensaje más doloroso en toda mi carrera que fue el cierre del caso SAR (por la búsqueda y rescate) teníamos detectada la posición del submarino y por eso habíamos coordinado con la Marina Británica el 5 de diciembre (de 2017) el pedido de un vehículo autónomo, porque sabíamos que podía estar únicamente en dos cañadones, que era lo que no podíamos verificar con todos los medios internacionales requeridos”, fueron las palabras exactas ante los jueces Javier Leal de Ibarra (presidente), Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman.

Estas palabras generaron una gran indignación, especialmente entre los familiares de las 44 víctimas fatales. Ese mismo 5 de diciembre, la cara visible de la Marina dijo en conferencia de prensa: “No hay mayores novedades. En estos momentos se encuentra inspeccionando ese objeto o alteración de fondo, que puede ser metálico o no metálico, que detectó hace unos días el buque oceanográfico Cabo de Hornos de la Armada de Chile y que se encuentra a 940 metros”.

Noticia en Chile

El posible hallazgo del ARA San Juan los primeros días de diciembre de 2017 se vio reflejado en la prensa y en la propia armada chilena, que reprodujo las declaraciones del Capitán de Navío César Miranda, comandante del buque Cabo de Hornos. “En el marco de las incesantes labores y de los múltiples contactos establecidos, realizamos un hallazgo de un objeto a 940 metros de profundidad a través de los ecos del buque. Aún resta que la Armada Argentina, con apoyo del buque ruso Yantar y un robot submarino, precise la naturaleza del objeto detectado, pero de todas formas estamos orgullosos del largo y sacrificado trabajo efectuado para apoyar a un país amigo”, remarcó.

Según explicaron los expertos, dada la profundidad en la que se encontraba, la zona debía ser explorada por un vehículo submarino autónomo. La armada británica, que formó parte de la búsqueda y rescate con el imponente rompe hielo HMS Protector, se ofreció a realizar la tarea. Sin embargo, la Armada Argentina, en ese momento a cargo del almirante Marcelo Srur, nunca autorizó esa búsqueda.

López Mazzeoa, al respecto, sostuvo en su declaración que Marcelo Srur, su jefe directo, nunca le dio la autorización para que los ingleses realicen la tarea que podría haber terminado con el hallazgo de los restos del submarino a 20 días de su desaparición. Pero el ex jefe de la Marina, en cambio, dice que al enterarse del hallazgo del Cabo de Hornos, y la recomendación realizada por la propia armada de los Estados Unidos para que se explore esos cañadones, asegura que ese 5 de diciembre se le solicitó la utilización del ROV.

Fuente: INFOBAE

COMPARTIR: