Viernes 4 de Diciembre de 2020

POLICIALES

4 de noviembre de 2020

La justicia recuperó las vacas adquiridas en una millonaria estafa

La investigación había derivado en ocho domicilios allanados en Federal, tras la denuncia de un productor de Concordia que vendió 30 vacas y le pagaron con cheques sin fondo

De acuerdo a lo que se informó a Diario Río Uruguay, la investigación fue llevada adelante por la División Investigaciones de la Dirección de Delitos Rurales de la Policía y la Brigada Abigeato de Concordia, a cargo del fiscal Francisco Azcué, tras haber recibido una denuncia que fue realizada por un productor de la localidad de Los Charrúas.

Vale recordar que la causa se inició con la denuncia radicada por el productor, a fines de julio. El hombre de la localidad de Los Charrúas declaró que le vendió los animales a un comisionista de la consignataria de Federal, y recibió cheques por 1,1 millones de pesos.

“Después de los allanamientos siguió la investigación y llegamos hasta Santa Clara de la Buena Vista (Santa Fe), donde habían llevado la hacienda”, indicaron fuentes tribunalicias a Diario Río Uruguay. Allí, hicimos un allanamiento y secuestramos el ganado. Las trajimos y el dueño recuperó 1.100.000 pesos en vacas que era lo que había perdido con la estafa”, remarcaron.


El hecho
Diario Uno consignó que la investigación fue desarrollada por la División Investigaciones de la Dirección de Delitos Rurales de la Policía y la Brigada Abigeato de Concordia, instruida por el fiscal Francisco Azcué. Todo comenzó con la denuncia radicada por el productor, a fines de julio. El hombre de la localidad de Los Charrúas declaró que le vendió los animales a un comisionista de la consignataria de Federal, y recibió cheques por 1,1 millones de pesos.

Resulta que al negocio lo hizo con Don Mateo SRL, cuyo CUIT al ser consultado no tiene inconvenientes financieros. Sin embargo, recibió los cheques a nombres y CUIT de Consignataria Ganadera Don Mateo SRL, radicada en la provincia de Santa Fe, que fueron sistemáticamente rechazados, ya que sería una empresa fantasma montada solo para las estafas. Ambas empresas figuran con nombres similares y con idénticas actividades comerciales. Se trató de una diferencia no advertida por el productor, quien fue burlado en su confianza.

Pero además apareció una tercera empresa como compradora de las 30 vacas, casi en forma instantánea, operación que también llamó la atención.

Los investigadores comenzaron a seguir los nombres y los rastros a partir de los documentos que se fueron reuniendo en la investigación, a partir del pedido de informes a bancos y a los organismos públicos competentes. De este modo, se pudo precisar e identificar a todas las personas que tenían algún rol o participación el hecho investigado.

Al cruzar toda la información, surgió como dato elocuente e nombre de una persona que estaba vinculada a las dos empresas mencionadas y también en la tercera firma compradora del ganado. A su vez familiar de uno de los principales sospechosos de la actividad delictiva.

Es decir que la principal hipótesis en la investigación es que montaron diferentes firmas que comercian y triangulan la mercadería, pero se trata de las mismas personas.

Documentación y armas

Con todas las evidencias reunidas en el legajo de investigación, el fiscal Azcué solicitó los procedimientos al Juzgado de Garantías de Concordia, a cargo de Francisco Ledesma, el cual los autorizó y, por exhorto, hizo lo propio el juez de Federal, Maximiliano Larocca Rees.

Se trató de ocho allanamientos simultáneos en distintos domicilios, entre la sede de la empresa y las viviendas de los implicados. Se informó a UNO que se secuestró información valiosa para la causa, prácticamente todo lo que se estaba buscando, como documentación varia, dos armas de fuego, chequeras, pagarés, entre otros elementos que serán analizados en los próximos días.

En principio serían imputadas seis personas, pero no se descarta que luego la acusación por la estafa alcance a otros cómplices, ya que no se trata solamente de quien entrega el cheque, sino de quien los emite y quien los firma, por ejemplo.

Pero esta historia no terminaría acá. Según se indicó, la investigación podría ampliarse a otras localidades, e incluso a otras provincias del país.

Las pruebas señalan que la empresa operaba en distintas provincias, y posiblemente también haya más víctimas. De hecho, surgió que se tramita una denuncia contra uno de los investigados en esta causa en una provincia del norte argentino.

Todo está bajo análisis, ya que se detectaron en total cuatro empresas vinculadas, radicadas en distintas jurisdicciones: una en Entre Ríos (la de Federal, que sería la que más apariencia legal tiene), otra en Santa Fe y dos más en la provincia de San Luis. Por esto es que cuando se crucen todos los datos, podrían surgir más operaciones sospechosas, aunque hasta el momento no hay más denuncia que la del hombre de Los Charrúas.

Tras el rastro de estafadores que roban cientos de animales al año

Los robos y las estafas de ganado en pie son habituales en Entre Ríos, desde siempre. Muchas veces se detecta que quienes cometen este tipo de delitos son de otras provincias, ya que una vez retirado el botín de una jurisdicción, es más fácil ocultarlo o se puede complicar más su localización. No obstante, las investigaciones desarrolladas permiten recuperar cada año cientos de animales, tanto dentro de Entre Ríos como en Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y Corrientes, por ejemplo.

El rastreo de la documentación resulta fundamental para poder ir identificando a cada actor en el circuito de los engaños, ya que en general los delincuentes evitan dejar el rastro en operaciones financieras digitales. A veces pueden ser un par de estafadores y otras una estructura más amplia, como la que recientemente fue denunciada y desbaratada en Federal.

diarioriouruguay.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas