Miércoles 2 de Diciembre de 2020

GENTE

28 de septiembre de 2020

Qué es la astenia y cómo darnos cuenta si estamos ante un síntoma de Covid

A diferencia de la fatiga, la astenia es una sensación generalizada de cansancio que no desaparece con el descanso. La importancia de realizar los controles médicos para identificar la causa.

Además del coronavirus, la pandemia introdujo en el vocabulario de los pacientes el nombre de distintos síntomas a los que se debe estar atentos. La astenia, síntoma que experimentan la gran mayoría de los pacientes que padecen coronavirus, implica la falta de fuerzas y una causa común son las infecciones bacteriales y virales, crónicas o agudas (como el COVID-19).

El Dr. Jorge Sanjurjo, del Servicio de Medicina General Ambulatoria del Hospital Universitario Austral, detalló que en pacientes con coronavirus "la explicación de la causa sería una cadena inflamatoria a nivel muscular producto de la infección, que genera la debilidad transitoria del músculo. Este fenómeno es causa por la liberación de sustancias llamadas citoquinas implicadas en múltiples manifestaciones de la enfermedad, desde la astenia hasta la falla multiorgánica en aquellos con enfermedad grave".

El especialista aclaró que, sin embargo, "existen infinidad de enfermedades crónicas que también producen este síntoma. Por eso, es importante la consulta clínica para poder caracterizar el o los síntomas acompañantes y confeccionar una historia clínica completa, que releve tanto las enfermedades personales como familiares, las medicaciones que recibe el paciente, la realización de un examen físico y, según eso, decidir qué estudios solicitar".

La astenia se manifiesta por una sensación generalizada de cansancio, falta de fuerzas, debilidad muscular y lentitud psíquica que puede afectar a todos los grupos etarios y a ambos sexos, aunque es más frecuente en las mujeres.

"Es importante diferenciarla de la fatiga, que es la sensación de cansancio o agotamiento que se presenta después de un esfuerzo y desaparece con el descanso", explicó el Dr. Sanjurjo. Y agregó que, en este caso, "puede aparecer por exceso de trabajo, falta de sueño, preocupación o falta de ejercicio. Es fisiológico, es decir que es normal que aparezca frente a esas situaciones. En cambio, la astenia es un estado anormal, que se presenta independiente del esfuerzo, y no desaparece con el descanso. Generalmente su máxima intensidad se presenta por la tarde".

Entre las demás causas que pueden producir astenia se encuentran:

- Infecciones (como hepatitis viral, mononucleosis infecciosa o tuberculosis)
- Embarazo
- Envejecimiento del cuerpo
- Sedentarismo
- Alteraciones psicógenas (ansiedad, estrés, depresión)
- Anemia
- Problemas tiroideos
- Enfermedades oncológicas, reumatológicas o neurológicas (menos frecuentes).

COMPARTIR:

Notas Relacionadas