Viernes 27 de Noviembre de 2020

GENTE

12 de marzo de 2020

Sin billetes ni monedas de $5, los comercios redondean para arriba

El que tiene que tener cambio es el comerciante, según se afirmó desde Defensa al Consumidor en diálogo con EL DIARIO. La Ley de Lealtad Comercial habla de diferencias de centavos y quedó desactualizada.

El billete de $5, el único que ostentaba la imagen del general José de San Martín, dejó de circular el 29 de febrero para transacciones comerciales según lo dispuesto por el Banco Central. Hasta el 31 de marzo hay tiempo para depositarlos o cambiarlos en bancos de todo el país. Hasta entonces, todas las entidades financieras públicas o privadas tienen obligación de recibirlos.

Según informó oficialmente el Banco Central, el billete de $5 (que es el papel moneda que sufre un mayor deterioro por ser el de menor denominación) será reemplazado de forma definitiva por la moneda de igual valor.

Desde agosto de 2019, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) puso en circulación más de 87 millones de monedas de $5. Actualmente, ya hay 138,3 millones de monedas de esta denominación en circulación.

Sin embargo, las monedas son escasas o casi inexistentes en la ciudad por lo que a la hora de pagar, cuando la cifra termina en 5 se complica porque no existe forma de dar el vuelto con exactitud.

Frente a eso, los comerciantes apelan a antiguos recursos como entregar caramelos en algunos casos o redondear para arriba.

EL DIARIO consultó en la Defensoría del Consumidor de la Provincia de Entre Ríos qué dice el marco legal en esos casos.

“El que tiene la obligación de dar el vuelto es el comerciante”, empezó aclarando Pablo Luciano, titular de la Defensoría del Consumidor de Entre Ríos.

Por otra parte, desde las entidades bancarias aconsejan a utilizar el pago electrónico (tarjetas de débito o de crédito) para pagar la suma exacta.

SIN CAMBIO. Con respecto a la ley que dispone que en caso de faltar el cambio se debe redondear hacia abajo y restar ese dinero faltante, el funcionario subrayó que esa norma ha quedado desactualizado.

“La Ley de Lealtad Comercial hablaba de un redondeo en centavos. Esa normativa quedó desactualizada por la inflación porque ya no es necesario redondear los precios en centavos”, puntualizó.

Pero lo que dejó en claro es que quien compra no está obligado a tener cambio ni tampoco a aceptar las condiciones que impone el comercio.

“El que tiene la obligación de dar el vuelto es el comerciante. El comerciante fija el precio y también debe saber cuál es la real situación. Si no tiene cambio tiene otras herramientas como modificar el precio, redondear para abajo”, subrayó Luciano.

OBLIGACIÓN. “La gente lo que tiene que saber es que el que tiene la obligación de dar el cambio es el comerciante. El comprador puede colaborar pagando con cambio, o consentir que le den caramelos o algún otro producto por el equivalente al cambio. Pero en el caso en que no quiera consentir el responsable es el comerciante. Tiene que arbitrar los medios para dar el cambio cuando se paga con un billete más grande”, remarcó y luego recordó que “no se puede aplicar la ley de lealtad comercial porque habla de centavos”.

A pesar de que los comentarios arrecian en relación a la falta de monedas y que se suele cobrar de más para redondear, el titular de la Defensoría del Consumidor dijo que no se han presentado denuncias en esa repartición: “Hay una movida en las redes sociales y en los medios. Pero puntualmente no nos han llegado denuncias contra algún comercio en particular sobre que les hayan dado compulsivamente algún producto o que no les hayan querido vender. Si se produce ese hecho sería muy importante para nosotros que sea denunciado así podemos actuar. Por eso es importante que los medios informen cuál es la obligación de los comerciantes y los derechos del consumidor”, aseveró.

También, desde El Diario se le consultó sobre la práctica de entregar un papel o vale en el que se consigna que el consumidor tiene a su favor $ 5 para la próxima compra: “Eso vendría ser una nota de crédito y las notas de créditos están reguladas por la AFIP. Queda a criterio del consumidor aceptarlo o no. Es una posible solución que se puede dar pero en realidad termina siendo una facultad del consumidor aceptarlo o no. No está obligado a recibirlo”, respondió.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas