Domingo 29 de Noviembre de 2020

4 de enero de 2020

Las vacunas contra sarampión y fiebre amarilla llegarían la semana que viene

El Ministerio de Salud de la provincia recibiría la semana próxima, desde su par de Nación, el envío de vacunas contra la fiebre amarilla y el sarampión. Si bien la faltante se registra en los principales hospitales de Paraná, en el resto de los nosocomios entrerrianos hay stock

Con motivo de la demanda turística a Brasil, territorio con circulación viral de fiebre amarilla y sarampión, y la consabida alta solicitud de inmunización que esto genera fundamentalmente en los principales vacunatorios de Paraná, el Ministerio de Salud de la provincia informó que en el resto del territorio provincial hay stock y que la semana próxima, jueves y viernes, ingresarían las dosis enviadas por la cartera sanitaria nacional.

El director de Epidemiología de la provincia, Diego Garcilazo, explicó que ante la mayor demanda de inmunización contra la fiebre amarilla en la época de vacaciones ya está dispuesto el itinerario de distribución de las vacunas que enviaría el Ministerio de Salud de la Nación durante el jueves y viernes de la semana que viene, teniendo en cuenta que hoy los hospitales San Martín y Materno Infantil San Roque de Paraná están sin stock. No obstante, aclaró que “todos los otros nosocomios de la provincia tienen el insumo disponible y también se puede acudir a Santa Fe”.

Garcilazo destacó que “la vacuna contra la fiebre amarilla no es obligatoria sino que es una recomendación”. En este sentido remarcó: “En caso de no tener la vacuna, se debe tener muy en cuenta el uso de repelentes”. Asimismo refirió que es fundamental la consulta médica dado que hay personas en las que la vacuna está contraindicada. “Hay que consultar qué condiciones de salud tienen y si realmente requiere o no vacunarse”.

Además, el epidemiólogo remarcó que otra enfermedad de circulación importante en Brasil es el sarampión, vacuna obligatoria del calendario. En este sentido recomendó el control del carnet de vacunas para que el personal de Salud estime si es necesario o no la aplicación de una dosis extra y así viajar tranquilos. “La mayoría de las personas, sobre todo los niños menores de cinco años y los adultos, ya deberían tener su dosis de antisarampionosa”, remarcó.

COMPARTIR: