Sábado 5 de Diciembre de 2020

21 de diciembre de 2019

El Congreso sesionará en enero y febrero por las jubilaciones de privilegio

El Gobierno oficializó este sábado la prórroga de las sesiones extraordinarias del Congreso para tratar el proyecto que pretende modificar la ley de jubilaciones de privilegios que rige para magistrados y diplomáticos.

En el decreto 56/2019 publicado hoy en el Boletín Oficial, el presidente Alberto Fernández extiende las sesiones hasta el 29 de febrero de 2019. Un día después comienzan las sesiones ordinarias del Congreso.

En el anexo del decreto, se señalan como los temas a tratar: el proyecto de ley para modificar la Ley de Jubilaciones y Retiros para Magistrados y funcionarios del Poder Judicial de la Nación N° 18.464 y sus modificatorias y otro para modificar la ley que establece el Régimen jubilatorio específico para el Personal del Servicio Exterior de la Nación N° 22.731.

La intención es que estos dos nuevos proyectos se debatan en enero, indicó anoche el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en una visita a la sala de periodistas de la Casa Rosada.

El Presidente tomó la decisión ayer a la tarde, cuando una lluvia de críticas amenazaba con entorpecer la aprobación de la emergencia económica, que finalmente se convirtió en ley esta madrugada.

"Con el propósito de garantizar la igualdad, he decidido ampliar las sesiones extraordinarias del Congreso Nacional a efectos de que se aboque al tratamiento de un proyecto de ley que termine con las jubilaciones de privilegio", anunció por Twitter ayer por la tarde.

En medio de críticas

La polémica se había iniciado a la mañana, después de que se supo que el oficialismo en el Congreso optó por excluir a esos regímenes especiales de la suspensión por 180 días de la fórmula de actualización previsional.

Es decir, accedió a que los haberes de jueces y diplomáticos sigan actualizándose por el índice instrumentado en 2017, ligado principalmente a la evolución de la inflación. El proyecto dispuso la creación de una comisión para analizar de manera separa el índice de actualización de esos regímenes.

La posibilidad de modificar el régimen previsional de jueces y fiscales podría generar una seguidilla de renuncias de magistrados, interesados en retirarse con el régimen actual y no perder privilegios. El primer tropiezo del nuevo oficialismo podría dar lugar, según esos cálculos, al inicio de una renovación judicial.

La Nación

COMPARTIR: