Jueves 21 de Octubre de 2021

Hoy es Jueves 21 de Octubre de 2021 y son las 11:41 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

  • 20.3º

ACTUALIDAD

23 de noviembre de 2019

Sergio Brodsky y la prevención de suicidios a través de “Lazos en Red”

En esta ocasión EL HERALDO entrevistó al Licenciado en Psicología Sergio Brodsky, escritor de tres libros que hablan sobre el suicidio, formador de grupos voluntarios para la prevención y miembro de “Lazos en Red”.

Comenzó comunicando la existencia de la Ley Nacional N° 27.130 de Prevención del Suicidio sancionada en 2015, que no está reglamentada. “Nuestra provincia se adhirió el año pasado, pero no tiene ninguna política pública desarrollada de prevención de suicidio”.

El suicidio se puede prevenir porque no es un acto impulsivo, que sucede de un momento a otro, sino que es el final de un proceso que puede ser detectado e identificado en sus manifestaciones.

Las dificultades para la prevención se relacionan con los mitos que se han desarrollado entorno a este tema, a eso se le suma que es un tabú en nuestra sociedad históricamente porque está asociado a la muerte, tiene una condena social, moral y religiosa.

Es importante comenzar explicitando estos mitos (totalmente falsos) que existen en el imaginario social tan arraigados que impiden la prevención.

- “El que dice que se va a suicidar no lo hace”, es falso (remarca) porque la mayoría de las personas que se han quitado la vida lo han anunciado.

- “La persona que quiere suicidarse lo terminará haciendo tarde o temprano”, es falso, existen tratamientos y no necesariamente la idea suicida persistirá.

- “Una brusca mejoría luego de un intento de suicidio o una depresión indica que ya no hay riesgo”, por lo contrario (explica) a veces la persona entra en un estado de calma luego de un intento, pero esto puede relacionarse con que ya tomó la decisión de quitarse la vida.

- “Los suicidas solo desean morir y nadie puede sacarlo de esa idea”, la idea de suicidio representa un pedido de ayuda y en general el deseo del suicida no es morirse sino dejar de sufrir.

- “El suicidio no puede ser evitado porque sucede por impulso”, no es así el suicidio es el resultado de un proceso que suele ser largo y puede detectarse.

- “El suicidio se hereda”, es falso, si bien hay más riesgos en familias donde un miembro se haya quitado la vida, no es una herencia biológica, ni genética, aunque puede suceder una transmisión traumática no elaborada del suicidio de un familiar (aquí es importante la posvención para evitar que haya más suicidios en esa familia).

- “Solo psicólogos y psiquiatras pueden prevenir el suicidio”, es falso desde mi perspectiva es una labor comunitaria, cualquier docente, vecino, policía, etc. adquiriendo determinada información puede ayudar en la prevención.

- “No se va a matar porque lo intentó varias veces y solo es para llamar la atención”, es totalmente falso (subraya el psicólogo), esto por lo contrario aumenta las posibilidades de suicidio.

- Es falso también que cuando le preguntamos a una persona si tiene ideas suicidas estamos instando a que lo haga y aumentamos el riego. Por lo contrario cuando sospechamos es mejor preguntar porque la persona despliega sus emociones y esto permite el desahogo, y en segundo lugar sirve para tener una idea clara del riesgo en el que se encuentra, en ese momento.

- “Los niños no se suicidan”, lamentablemente sí lo pueden hacer, sobre todo cuando viven en una situación de desamparo, desprecio o de maltrato por parte de sus familias.

Según explica el Psicólogo experto en el tema, existen indicadores de riesgo y a su vez factores a los que debemos estar atentos, puesto que al conjugarse determinadas circunstancias puede culminar en que la persona tome la decisión de quitarse la vida.

Advierte asimismo que hablamos de un fenómeno multicausal y multidimensional, por lo que es importante saber que solo detectar uno o varios de estos puntos no necesariamente quiere decir que estamos ante una persona suicida. Por eso siempre es recomendable acudir a la consulta profesional con un psicólogo.

A continuación Brodsky habla sobre los indicadores de riesgo en la adolescencia, posteriormente hace un apartado de indicadores en niños y por último explicita los factores de riesgo.

Indicadores en adolescentes

Pueden ser indicadores de riesgo cuando la persona manifiesta ideas suicidas, la explicitación o amenazas de este tipo, la tristeza, el desinterés, desesperanza, retraimiento, aislamiento, la entrega de posesiones valiosas sin justificación, las notas o posteos suicidas. A veces las conductas agresivas traducen el sufrimiento y la angustia que implican no poder expresar eso en palabras. Otro indicador es la dificultad en la concentración, el descuido del aspecto y la higiene, la disminución del rendimiento escolar, la decepción y culpa por no satisfacer las expectativas paternas, dificultades en la comunicación, tendencia al aislamiento, el rechazo del grupo de pares, incremento y abuso de sustancias, cortes o golpes en el cuerpo, considerar un suicidio como un acto heróico o romántico. Alteraciones en el sueño (no poder dormir o hacerlo todo el día), cambios alimenticios (falta de apetito o compulsión por comer), dificultad repentina en el rendimiento escolar. Sentirse desesperado, rechazado, odio a su persona, temor a diferenciarse del grupo de compañeros, conflictos familiares serios y depresión.

“Es importante transmitir al lector que no todos estos indicadores necesariamente dicen que alguien se va a suicidar, si bien hay unos más explícitos como ‘expresarlo en palabras o notas’, todo lo que mencioné son indicadores para estar atentos”, manifiesta.

La adolescencia y la tercera edad son las franjas de edades de mayor riesgo de suicidio. En estas últimas décadas en el mundo en general y en este tiempo de crisis en nuestro país, esto ha generado todo un desamparo en la adolescencia, una labilidad emocional de fragilidad para soportar ciertas condiciones de presión de la vida actual.

Los niños también manifiestan sus intenciones y cuando lo dicen hay que escucharlos con atención.

Tristeza, aislamiento, insomnio, reiteradas lesiones ya sea en la cabeza o en cualquier parte del cuerpo, la exposición constante a situaciones de riesgo para él o un ajeno, fracturas, terrores nocturno, ingesta de tóxicos, lavandina, detergente, actitudes desafiantes y de negación del peligro.

Si se conjuga algún indicador, con un factor de riesgo y algún desencadenante (en general es una situación traumática como un abuso sexual, violencia o pérdidas de seres queridos, trabajo, etc) puede que la persona decida quitarse la vida.

Factores que aumentan el riesgo de suicidio

Según la Organización Mundial de la Salud un 50% de los suicidios corresponde a algún tipo de depresión y el 15% de las depresiones culminan en suicidios, por lo que es un alto factor de riesgo. Es importante destacar que las estadísticas disminuyen cuando la persona está en tratamiento.

Asimismo la adicción es un factor de riesgo, las personas que poseen algún tipo de adicción ya sea al alcohol y a las drogas presentan altas probabilidades de suicidio, esto representa un 25% de los suicidas.

La esquizofrenia (trastorno mental severo), que manifiesta alucinaciones auditivas, o delirios que pueden instar a que la persona se quite la vida.

Otros factores a tener en cuenta son la adolescencia, la tercera edad, cuando hablamos de estadísticas los hombres se suicidan en relación de 4 a 1 en comparación con las mujeres.

Esto se debe básicamente a cuestiones de orden cultural, primero que el suicidio es un acto violento y la misma se asocia a la masculinidad, todo lo que hace a la construcción del rol e identidad masculina. ‘Los hombres no lloran, no expresan sus emociones’, están mucho más restringidos a la hora de manifestarse.

Por último una historia familiar de suicidio es un factor que puede influir a que alguien más tome la decisión. La pérdida de empleo, las personas que viven solas sin apoyo social, las jubilaciones no elaboradas, abusos sexuales en la infancia que no fueron abordados, en los adolescentes noviazgos violentos (sea víctima o victimario), el bullying, fácil acceso a armas, medicamentos, tóxicos, entre otros.

¿Qué podemos hacer si una persona está padeciendo?, si notan que hay muchos indicadores y factores de los que mencionamos o la persona expresa sus ideas suicidas, lo primero que se puede hacer es contener, indagar, escuchar, en caso de percibir que el riego es inminente no dejar sola a la persona hasta que tenga la ayuda de un profesional. Los docentes (en casos de alumnos) comunicar a sus padres y explicar la importancia de que ese menor no puede estar solo hasta que se concrete la consulta profesional. En los casos en el que las personas no quieran acudir a un psicólogo, no es bueno obligar, es recomendable dialogar y acompañar hasta que se logre persuadir y llegar con el especialista. Aquellos familiares o interesados que quieran contactar con este voluntariado (gratuito) pueden buscar “Lazos en Red” en Facebook, o dirigirse los días jueves de 19:30 a 21:30 hs. en San Lorenzo (O) 272. 

COMPARTIR: