Domingo 18 de Abril de 2021

GENTE

28 de julio de 2019

Tránsito: "El teléfono duplica las chances de protagonizar una colisión"

Un médico especializado en accidentología afirma que hablar por celular, aunque sea en modo manos libres, representa un grave peligro. "El fenómeno está generando una preocupación a nivel mundial", aseveró.

El riesgo de manejar utilizando el celular, según un especialista, "duplica como mínimo" las chances de protagonizar un siniestro en la vía pública. 

Así lo afirma Osvaldo Aymo, médico especializado en accidentología, quien advirtió que el fenómeno está generando una preocupación a nivel mundial.

Aymo, que viene de realizar en Madrid un curso certificado por Naciones Unidas sobre seguridad vial, advirtió que "en España las distracciones por el uso del celular están superando al exceso de velocidad y al consumo de alcohol como causa de accidentes al volante".

Por ello, dijo que los españoles están buscando modificar el código de tránsito para "redireccionar las cámaras de seguridad para detectar conductores usando el móvil", y por otro lado "aumentar la pena en el sistema de carné por puntos".

El experto indica que es un problema "gravísimo", porque "de las tres características del sistema de tránsito: complejo, cambiante y riesgoso, el celular incide sobre el segundo".

"Tengo que estar todo el tiempo atento para adoptar medidas de seguridad. Si voy manejando y el semáforo está en verde, suena el celular y mientras miro la pantalla quizás se puso en amarillo", ejemplificó.

Para el médico, en una ciudad el uso al volante "está relacionado más a pequeños accidentes, que a choques fatales". Sin embargo, dice que "te convertís en un estorbo", e invitó a hacer la prueba: "Si ves a alguien yendo despacio o con una conducta rara, acercate y fíjate que seguro está manipulando el celular".

Incluso el "manos libres"

Respecto del uso del modo "manos libres", Aymo afirma que "tiene que servir sólo para contestar y decirle al interlocutor «hablamos más tarde»", lo que en llamadas laborales está permitido en algunas empresas como "riesgo aceptado". "Pero no para hacer una conferencia de 30 minutos", señala, porque "la mente tiene que estar todo el tiempo atenta al tránsito".

El especialista en accidentología sostiene: "Nuestras capacidades cognitivas son limitadas, y sólo podemos estar ininterrumpidamente de 25 a 30 minutos detrás del volante del vehículo totalmente atentos como para que las maniobras sean seguras". Por ello, sólo recomienda usar el manos libres para posponer la llamada para más tarde, y nada más.

En cuanto a conversar con otro ocupante del auto, apunta: "Es totalmente distinto, porque el otro está conmigo viendo lo mismo que yo y puedo detener la conversación cuando lo requiera. Además la atención que le presto al otro es menor", aclara. "El 90 por ciento de la información que requiere un conductor entra por los ojos", recuerda.

Fuente: La Capital.

COMPARTIR: