Martes 24 de Noviembre de 2020

8 de julio de 2019

El Correo admite que hubo errores en una prueba del escrutinio, pero asegura que los va a solucionar

La mitad de los telegramas no se transmitió como estaba previsto. El Gobierno asegura que no habrá problemas en la próxima prueba, del 20 de julio, que será auditada por los partidos políticos.

La primera prueba del escrutinio provisorio no resultó como el Gobierno esperaba, aunque la considera "positiva". La mitad de los telegramas no se transmitió como estaba previsto, en forma electrónica, desde cada una de las escuelas que estaban originalmente planificadas. Y poco más del 10% de los telegramas no se procesaron. 

Eso provocó una avalancha de críticas de la oposición, que reclama cambios, a pocos días de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto. 

En la primera prueba integral, del 29 de junio pasado, "abrió sus puertas entre 74 y 75 por ciento de las 11.040 escuelasprevistas", dijo a Clarín Adrián González, director de Servicios Electorales del Correo ArgentinoAdemás, "el 33 por ciento de las escuelas que se abrieron, no pudo transmitir los telegramas, ya sea porque no tenían señal para transmitir o faltaba actualización de los equipos", agregó el funcionario de la empresa estatal encargada del operativo electoral. 

También hubo un problema durante la carga de datos, ya que el sistema "colapsó" durante una hora y 15 minutos. 

El funcionario sostuvo que los problemas se solucionaron con las 962 sucursales de back up del Correo, desde donde se transmitieron los telegramas de aquellas escuelas que tenían problemas de conectividad. De todos modos, González aseguró que desde entonces trabajan para actualizar todos los dispositivos y que los lugares habilitados en las escuelas sean los adecuados para poder transmitir correctamente los telegramas en la próxima prueba, del sábado 20 de julio, que será auditada por los partidos políticos. 

 

El titular del PJ, José Luis Gioja, afirmó que la primera prueba demostró que el sistema es "vulnerable" y reiteró el reclamo para que se aparte a Smartmatic, la empresa contratada por el Correo para realizar el procesamiento del escrutinio provisorio. "Los resultados preliminares que arrojaron los simulacros realizados recientemente no dejan lugar a dudas, ya que sólo el 33 por ciento de las 10.000 mesas que se sometieron a la prueba realizada pasaron el ensayo", dijo Gioja.

Y los apoderados del Frente de Todos, donde confluyen el kirchnerismo y el PJ, presentaron un escrito el viernes pasado ante la Cámara Nacional Electoral, en el que vuelven a solicitar "su intervención", ante la "modificación del procedimiento de transmisión de resultados del escrutinio provisorio". Es que esta va a ser la primera vez que se transmitan en forma electrónica los telegramas desde la mayor parte de las escuelas para el escrutinio provisorio.

"El desastre de la primera prueba integral es la crónica de una muerte anunciada", planteó a Clarín Jorge Landau, apoderado del Frente de Todos. Y contó que, pese a que los partidos políticos no fueron invitados a presenciar esa prueba, le solicitó a la Cámara Electoral que"ante la gravedad de los hechos descriptos" arbitre los "medios idóneos para que se informe a los partidos políticos cuál era el objetivo o plan de trabajo de las pruebas que tuvieron lugar el 29 de junio pasado y cuál es el informe del resultado de las mismas". 

Las autoridades del Correo fueron reacias a brindar información a la prensa durante los 10 días posteriores a la realización de la primera prueba integral del escrutinio provisorio. Pero en los últimos días resolvió responder, ante las fuertes críticas que recibió, una vez que se fueron filtrando algunos datos sobre los resultados de esa prueba.

 

COMPARTIR: