Martes 9 de Marzo de 2021

GENTE

21 de junio de 2019

Confirman fallo que dispuso el uso del índice Isbic para calcular jubilaciones

La Cámara Federal de Apelaciones de Paraná resolvió rechazar el recurso de apelación que interpuso Anses contra la sentencia del Juzgado Federal N° 2 de Paraná, que dispuso el “recálculo y la movilidad” de los haberes de un jubilado que demandó al ente nacional solicitando el reajuste y movilidad de su jubilación.

La Cámara Federal de Apelaciones, integrada por Cintia Gómez, Beatriz Aranguren y Mateo Busaniche, decidió “rechazar el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada y confirmar la sentencia dictada, con costas en el orden causado”, confirmando “en todas sus partes la sentencia dictada”.

La demandada es la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). La sentencia refiere a la decisión que adoptó el Juzgado Federal N°2 de Paraná en el expediente caratulado “Tochetti, José Luis contra Anses sobre reajustes de haberes”, resolución contra la que el ente descentralizado de la Administración Pública nacional presentó un recurso de apelación.

 

Agravios

 

La causa se inició con la demanda ordinaria que el jubilado, “titular de un beneficio previsional otorgado conforme el régimen instituido por la Ley N° 24.241”, interpuso contra la Anses “por reajuste y movilidad de sus haberes”.

Según se precisó en la sentencia, “el motivo de la apelación consistió en el a-quo (juez de primera instancia o del tribunal que inició el proceso), en lo que aquí interesa, dispuso el recálculo y la movilidad de los haberes del actor conforme la doctrina de los fallos Makler y Elliff de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN); rechazó las inconstitucionalidades planteadas; declaró que las sumas adeudadas devengarán intereses conforme la tasa pasiva; impuso las costas por su orden; difirió la regulación de honorarios y tuvo presente la reserva del caso federal”.

Los representantes del jubilado respondieron los agravios planteados y solicitaron que “se desestime el recurso interpuesto y se confirme la sentencia apelada con costas”. Asimismo, la Cámara decidió “tener presente la reserva del caso federal efectuada” por los representantes de Anses.

 

Isbic y Ripte

Anses cuestionó la aplicación del precedente “Elliff y del Isbic como índice de reajuste, interesando la aplicación del Ripte, conforme lo disponen el Decreto 807/2016, Ley 27.260 y Resolución de Anses 56/2018”.

Isbic es la sigla que significa Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción y Ripte es la sigla que significa Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables.

El martes 18 de diciembre de 2018 la CSJN, por mayoría, ordenó la aplicación del índice Isbic para la actualización de las jubilaciones.

Así, sentó “un criterio que deberá ser aplicado de inmediato a las causas judiciales en trámite”. La acordada fue rubricada por Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti.

En su voto conjunto, confirmaron la aplicación del precedente “Elliff” de 2009, que “estableció que las remuneraciones consideradas para el cálculo de las jubilaciones debían actualizarse por el Isbic sin el límite temporal de la ley de convertibilidad 23.928 que la Anses había fijado en su resolución 140/95”, y “declaró la inconstitucionalidad de las resoluciones de Anses N° 56/2018 y de la Secretaría de Seguridad Social N° 1/2018 que cambiaban el índice Isbic por la variación del Ripte”.

 

¿Reparación?

La sanción en 2016 de la Ley N° 27.260 que creó el Programa de Reparación Histórica para jubilados y pensionados pretendió ponerle un freno a la utilización del índice Isbic,  a pesar de que había amplios consensos de criterio judicial respecto a la aplicación de aquel índice.

Así, se creó el Ripte como método de actualización. Éste consistió en un acuerdo de voluntades entre Anses y el beneficiario, que si bien no descarta del todo el Isbic como método de actualización lo limita al caso de la aceptación voluntaria de la oferta de reajuste del haber jubilatorio para quien decida acudir al método Ripte.

La diferencia estriba en que el Isbic plantea la posibilidad de calcular un incremento mucho mayor que el que posibilita el Ripte. Estudios exhiben que la brecha es de alrededor del 300 por ciento.

La causa se inició con la demanda que un jubilado interpuso contra la Anses por reajuste de sus haberes.

 

Doctrina

En su resolución, la Cámara destacó que “se impone recordar que es doctrina de nuestro Máximo Tribunal que, aun cuando el mismo sólo decide en los casos concretos que le son sometidos, y no resultando sus fallos obligatorios para otros análogos, es deber de los jueces inferiores conformar sus decisiones a aquél habiendo establecido que …carecen de fundamento las sentencias de los tribunales inferiores que se apartan de tales precedentes sin aportar nuevos argumentos que justifiquen modificar la posición sentada por la Corte, en su carácter de intérprete supremo de la Constitución Nacional y de las leyes dictadas en su consecuencia…”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas