Jueves 24 de Junio de 2021

  • 13.4º

DEPORTES

2 de mayo de 2019

Antecedente negativo: Boca buscará cortar la mala racha en finales

El elenco de Gustavo Alfaro intentará sacarse una pesada mochila si de este torneo se habla: el xeneize perdió las tres Supercopas que jugó, con el agregado que en ninguna de ellas pudo siquiera festejar un gol.

Esta será la cuarta vez en los últimos cuatro años en que Boca y Central choquen en un partido de eliminación directa, siempre correspondiente a la Copa Argentina. Ya lo hicieron en 2015 (final), 2016 (cuartos de final) y 2017 (octavos de final). 

Boca tratará de torcer esta noche en Mendoza la mala racha que viene atravesando en finales: perdió las últimas tres de forma consecutiva y son cuatro caídas en los cinco juegos definitorios más próximos en el tiempo.

La más reciente y dolorosa es la caída ante River en la final de la Copa Libertadores pasada. Fue 2-2 en la Bombonera y 3-1 en el prórroga en el Santiago Bernabéu de Madrid. El mismo rival lo venció también en 2018 por la Supercopa Argentina, esa vez por 2-0 en Mendoza.

Por el mismo torneo el verdugo anterior fue San Lorenzo, con un lapidario 4-0 en el Córdoba, en la edición 2015, que se disputó como siempre a comienzos del año siguiente.

La única sonrisa reciente del Xeneize en finales fue justamente ante el rival de mañana, Rosario Central. Por Copa Argentina lo venció por 2-0 la noche en la que Diego Ceballos convalidó un penal por una infracción claramente fuera del área. Los goles fueron del uruguayo Nicolás Lodeiro y Andrés Chávez.

Para la siguiente final hay que ir hasta la Supercopa Argentina 2012, cuando Arsenal lo superó por 4-3 en la definición por penales, tras empatar sin goles en los 90 reglamentarios.

COMPARTIR: