Viernes 4 de Diciembre de 2020

DEPORTES

7 de abril de 2019

Tigre hizo su parte y le ganó a River en el Monumental, pero no sirvió de nada

Se impuso por 3-2 pero el triunfo no le alcanzó para completar la remontada y después de 12 años volverá a la Primera B Nacional.

La postal que dejó Martín Galmarini no bien Andrés Merlos pitó el final en el estadio Monumental es la síntesis que resume lo que se siente en Victoria en este momento. Patito es un símbolo de Tigre y junto al Chino Luna (que no entró) el máximo referente del plantel. Lágrimas en sus rostros, las manos en la cabeza pero de pie. El Matador hizo todo lo posible para quedarse en Primera. Cumplió con su parte: le ganó 3-2 a River pero no le alcanzó. El triunfo de Patronato sobre Argentinos Juniors en Paraná lo condenó al descenso y jugará la próxima temporada en la B Nacional tras 12 años consecutivos en Primera.

Para que Tigre se fuera a la B Nacional, mucho tuvieron que ver las dos temporadas anteriores. En la 2016/17 sacó el 34,4 por ciento de los puntos y en la 2017/18, el 29,63%. En ambos certámenes terminó en la posición 24.

Y en esta temporada (2018/2019) venía a los tumbos hasta que Néstor Gorosito, un DT que sabe de grandes campañas con el Matador, lo enderezó. Habían pasado dos entrenadores (Cristian Ledesma y Mariano Echeverría), sin éxito. Y Pipo lo hizo jugar, fiel a su estilo. El equipo estaba prácticamente descendido, pero hilvanó algunas victorias consecutivas, apostando al buen juego con Walter Montillo como abanderado. No fue el ex San Lorenzo el más destacado en Núñez pero apareció Diego Morales, otro histórico. Cachete fue elegido estandarte de la remontada en un encuentro cambiante, en el que Tigre arrancó abajo en el marcador, lo dio vuelta, se lo empataron y lo ganó al final. Morales hizo el segundo gol y asistió a Cavallaro para el tercero.

Tigre aprovechó que River no jugaba por nada y que culminó con muchos pibes dentro de la cancha.

Tigre puso el pecho y el corazón. Supo de hazañas el Matador en su regreso a Primera, tras ganarle a aquella Promoción a Chicago en 2007. Ese mismo año, en su primer torneo (el Apertura) fue subcampeón. Lo mismo sucedió un año después (Apertura 2008), en el que jugó un triangular con Boca y San Lorenzo para definir el campeonato que terminó en manos del Xeneize por diferencia de gol. De hecho, en el último partido, en cancha de Racing, Tigre ganó 1-0.

Las crónica marcarán que el Matador, en su último partido en Primera, le ganó a River, flamante campeón de América, en el Monumental. Tiene que estar orgullosos en Victoria y alrededores, donde en estos momentos no debe haber consuelos. El Matador seguirá siendo de Primera aunque juegue en la B Nacional.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas