Martes 1 de Diciembre de 2020

GENTE

27 de marzo de 2019

Impuesto sobre compras con tarjetas genera rechazo de comercios

Se trata de la creación de un nuevo mecanismo para cobrar por anticipado el Impuesto a los Ingresos Brutos a través de las ventas que realizan los comercios y empresas con tarjetas de débito y crédito, tickets o de sistemas como Pay Pal.

La Comisión Arbitral del Convenio Multilateral -integrada por representantes de las provincias y la ciudad de Buenos Aires- decidió poner en marcha un nuevo régimen de recaudación fiscal a través de la aplicación de un impuesto a las compras con tarjetas de crédito y débito. 

Se trata de la creación de un nuevo mecanismo para cobrar por anticipado el Impuesto a los Ingresos Brutos a través de las ventas que realizan los comercios y empresas con tarjetas de débito y crédito, tickets o de sistemas como Pay Pal.

Rechazo
La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtieron que "la voracidad recaudatoria" que existe en las provincias, al criticar la puesta en marcha del Sistema de Recaudación sobre Tarjetas de Crédito y Compra (Sirtac).


"La CAC manifiesta su preocupación y rechazo a la proliferación de regímenes de recaudación de tributos locales que se superponen muchas veces sobre las mismas operaciones, generan saldos permanentes a favor de los contribuyentes y cercenan el capital de trabajo de las empresas", dijo este martes la entidad que conduce Jorge Di Fiori en un comunicado.

CAME, por su parte, reclamó a los gobernadores "que desistan de la voracidad recaudatoria que está poniendo en jaque al sistema productivo" y advirtió que "después de la expectativa del pacto fiscal y la adhesión de las provincias a la Ley Pyme para asegurar estabilidad, la presión de los gobiernos provinciales se volvió insostenible".

Para estas cámaras, los regímenes de recaudación como el Sirtac o los actuales regímenes locales que se propone reemplazar pueden causar incrementos de precios, una migración al cobro en efectivo, informalización de la economía, quita capital de trabajo -por el incremento de saldos a favor permanentes de los contribuyentes- y por ende pérdida de empleo.


En un comunicado de prensa, la CAC hizo "un llamado a que los gobernadores reconsideren esta política recaudatoria de carácter predatorio, perjudicial para el comercio y economía en su conjunto, y manifiesta el compromiso de seguir defendiendo a las pequeñas y medianas empresas, especialmente afectadas por la medida".

En tanto, CAME aseveró que con el Sirtac "se crea un nuevo mecanismo de cobro anticipado cuando los comercios vendan con tarjetas de débito, crédito y Pay Pal. Esta decisión va en sentido opuesto a los esfuerzos de estimular el uso de medios de pago electrónicos".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas