Miércoles 14 de Abril de 2021

MUNDO

19 de marzo de 2019

Karen Uhlenbeck es la primera mujer en ganar el "Nobel de matemáticas"

La estadounidense Karen Uhlenbeck, de 76 años, y especializada en ecuaciones derivadas parciales, es la primera mujer en ganar el premio Abel de matemáticas, un galardón que otorga la academia noruega de Ciencias y Letras.

La estadounidense Karen Uhlenbeck se convirtió este martes 19 de marzo en la primera mujer en ganar el premio Abel de matemáticas, un galardón que otorga la academia noruega de Ciencias y Letras creado en 2002 con el objetivo de compensar la ausencia de un Nobel en esta rama de la ciencia.
"Karen Uhlenbeck recibe el Premio Abel 2019 por su trabajo fundamental sobre análisis geométrico y teoría gauge, que ha transformado drásticamente el paisaje matemático", indicó en un comunicado el presidente del comité Abel, Hans Munthe-Kaas.

A sus 76 años, la estadounidense Karen Keskulla Uhlenbeck se convirtió en la primera mujer en ganar el premio Abel, considerado el "Nobel" de las matemáticas, en la década y media de historia del galardón.
Uhlenbeck fue premiada por sus "logros pioneros sobre ecuaciones diferenciales parciales geométricas, la teoría de gauge y los sistemas integrables", así como por el "impacto fundamental" de su trabajo en temas de análisis, geometría y física matemática, según el fallo difundido hoy en Oslo.

La Academia Noruega de las Ciencias y las Letras resaltó que Uhlenbeck, adscrita a la Universidad de Austin (EE.UU.), es una de las fundadoras del análisis geométrico moderno y que su perspectiva se ha implantado en las matemáticas y ha conducido a algunos de los avances "más espectaculares" en ese campo en los últimos 40 años.
"Sus teorías han revolucionado nuestro modo de entender las superficies mínimas, como la formada por las burbujas de jabón, y los problemas de minimización generales en dimensiones más altas", explicó el presidente del comité, Hans Munthe-Kaas.

Modelo a seguir

En la actualidad, la experta trabaja como profesora de investigación invitada en la Universidad de Princeton y como profesora asociada del Institute for Advanced Study (IAS), ambas instituciones ubicadas en los Estados Unidos.
Las técnicas y métodos de análisis global, desarrollados por Uhlenbeck forman parte "de la caja de herramientas de todo geómetra y analista" y su trabajo es la base también de los modelos geométricos contemporáneos aplicados en matemática y en física.

Una vida de lucha
Karen, de 76 años, nació en Cleveland y su apellido de soltera era Keskulla hasta que se quedó con el de su primer marido, el bioquímico estadounidense Olke Uhlenbeck.
El jurado destacó también que Uhlenbeck es "un modelo a emular y una firme defensora de la igualdad de género en el mundo de las Ciencias y las Matemáticas".
Nacida en Cleveland (EE.UU.) en 1942, Karen Uhlenbeck se graduó en la Universidad de Michigan y se doctoró en la de Brandeis, pero fue en la de Chicago, en la década de 1980, donde se convirtió en un referente internacional.

Vida difícil

Más allá de su profesión, Uhlenbeck siempre fue una activista en favor de la igualdad de género en las ciencias y las matemáticas. Ahora, vio recompensado su duro trabajo en esta cuestión al convertirse en la primera mujer que recibe el premio Abel.
De joven trató de incursionar en el mundo de las ciencias, pero no fue una tarea sencilla. "Me dijeron que nadie contrataba a mujeres, porque las mujeres debían estar en casa y tener bebés", recordó en un libro en 1997. 

"No puedo pensar en una mujer matemática para quien la vida haya sido fácil. Los esfuerzos heroicos tienden a ser la norma", expresó a fines de la década de los 90. "Uno de los problemas más serios que tienen las mujeres es hacerse a la idea de que existe una sutil falta de aceptación hacia ellas y que tienen que actuar en consecuencia", advirtió en ese entonces.

COMPARTIR: