24 de febrero de 2019
Se inician las clases, comienzan los paros
En forma coincidente con la inminencia de la fecha que el calendario escolar señala para su iniciación en nuestra provincia -algo que no significa necesariamente que suceda- ha caído en nuestras manos una nota en la que se entremezclan datos de nuestra realidad -ello en una temática que va más allá del ámbito educativo, sin excluirlo- con consideraciones referidas a nuestras falencias, y sobre todo graves desfasajes, en esa materia.

Es así como en esa nota se comienza por describir una realidad que en diversos grados respecto a personas y lugares es la nuestra, cuando marca con acierto el hecho de que es cada vez más usual en el mundo que vivimos, utilizar plataformas para hacer muchas operaciones de carácter comercial.

Si alguien desea hacer transferencias, depósitos, pagos, etcétera, seguramente lo hará a través de la plataforma que opera una entidad financiera. Si desea vacacionar, consultará a varias plataformas que brindan distintos servicios: Trivago y Airbnb, entre otras, y es muy probable que contrate un paquete completo.

Para trasladarse: Uber, si es que no se encuentra uno con un grupo de matones sedicentes taxistas; para ver una película: Netflix; para capacitarse en temáticas específicas: Next U, Coursera, solo por mencionar algunas de las más conocidas; Amazon o Mercado Libre para comprar distintos productos y/o servicios, etcétera.

En fin, tal es el impacto de estas plataformas en la economía diaria, en todas las áreas, y las transformaciones que producen que están dejando obsoletos, en muchos casos, los modelos de negocios y las formas de producir o brindar servicios, comprar, vender y pagar a las que estábamos acostumbrados o eran las tradicionales, siendo en la mayoría de los casos, más eficientes y con menores costos para los usuarios de lo que veníamos acostumbrados.

Es por eso que estamos cada vez más en presencia de lo que se denomina “economía de las plataformas”. La que exige una formación y competencias que necesitan las organizaciones actuales para continuar operando en este contexto digital muchas veces difieren de las que forma y provee el sistema educativo actual. El que exige un esfuerzo mayor del que se ha venido realizando en los últimos años para adecuarlo.

Sabemos de las falencias de las que adolece este último y de los distintos esfuerzos que se realizaron a lo largo de los últimos años para adecuarlo, pero parece que todavía no alcanza. Se necesita un proceso de transformación más profundo y planificado. Solo por mencionar algunas acciones relevantes recordemos:

La transferencia de los establecimientos de los niveles secundario y superior no universitario a las provincias; no olvidándose de las universidades que temerariamente se atreven a crear y hacer funcionar -esto último es una forma de decir-.

Los cambios en la estructura académica a partir de la aplicación de la Ley Federal de Educación y su redefinición del sistema impulsada por la Ley de Educación Nacional (dando lugar a una nueva organización de los niveles primario y secundario, y estructurando el sistema educativo nacional en 4 niveles: educación inicial; educación primaria; educación secundaria y la educación superior, que comprende a las universidades e institutos universitarios, estatales o privados autorizados y los institutos de educación superior de jurisdicción nacional y provincial).

A ese respecto, se recuerda que luego de más de un siglo en el cual la obligatoriedad se había circunscripto a los 7 años de la educación primaria, se pasó a establecer por ley en todo el país, para diez años de educación obligatoria (el preescolar más los 9 de la educación general básica), para que después, en 2006, se elevaran a 13, si se computan los años de educación obligatoria: los 12 años de educación primaria y secundaria más el preescolar. A la vez, que en 2004 se estableció también la obligatoriedad de la sala de 4 años de nivel inicial, llevando a 14 los años de educación obligatoria en el país.

Eso hace que en la actualidad haya casi un millón de docentes designados para atender esa exigencia. Pero la pregunta que se hace el autor de la nota que glosamos, y que deberíamos hacernos todos, es si todo esto alcanza para lograr la formación y aprendizaje mínimo indispensable que les permita adquirir la alineación entre las habilidades y los conocimientos con las necesidades del mundo actual.

Se debe tener en cuenta que la respuesta a ese interrogante debería ser afirmativa, si se tiene en cuenta que en este sistema brevemente descripto hay, en todo el país, aproximadamente más de 12,7 millones de alumnos que cursan estudios, teniendo en cuenta los primeros tres niveles educativos mencionados (la cifra asciende a más de 14,5 millones si incluimos el universitario) de los cuales alrededor del 73% son alumnos de establecimientos de gestión estatal y el resto de gestión privada (27% aproximadamente) en alrededor de 45 mil establecimientos educativos.

A lo que se debe agregar que nuestra educación superior comprende también cerca de 2 mil institutos -unos 1200 de formación docente y 800 técnico-profesionales- con 750 mil alumnos.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que del gasto educativo provincial se corresponde casi el 80% de las erogaciones a remuneraciones. Si se suman a estas las transferencias a educación privada que se destinan a financiar también salarios docentes, se obtiene que más del 90% del gasto educativo provincial se concentra en partidas salariales. 

También que en líneas generales esa inversión tuvo una variación real superior al 136% en los últimos 15 años; aunque el esfuerzo varía por provincia. De allí otras tres preguntas que en la misma notan se formulan: la inversión en educación es importante ¿pero es eficaz? ¿Cuáles son las características distintivas de la formación de nuestros jóvenes? La educación que brinda el sistema, ¿permite el acompañamiento al modelo de desarrollo que pretendemos?

En tanto, si se relaciona la calidad educativa que brinda el sistema brevemente descripto con los logros de los aprendizajes de los alumnos, de acuerdo a los resultados de las distintas instancias de evaluaciones realizadas a nivel local, nacional o internacional (pruebas PISA; ONE; Aprender; etcétera), la situación es preocupante. 
Más aún si nos preguntamos en qué medida la educación que reciben nuestros jóvenes los hace sólidos para el desafiante mundo del trabajo, más allá de las excepciones, que las hay.

Otro problema para enfatizar es que, a pesar de la masividad en la matriculación, la deserción y las bajas son alarmantes en el secundario y nivel superior, sumándosele a este último las bajas tasas de graduación.

A la vez, nuestro sistema educativo pareciera no estar brindando a los jóvenes las herramientas necesarias para tener las competencias y habilidades que requieren los distintos puestos, máxime si tenemos en cuenta que el desempleo entre los 16 y 24 años es de por sí significativo en Argentina.

Dado lo cual, otra pregunta a formularse es si las instituciones educativas los están formando para los desafíos que se plantean a nivel nacional y regional, si las currículas y planes de estudios se actualizan para acompañar y satisfacer las nuevas demandas que se plantean; y si
cuando se piensan modelos de desarrollo, se lo hace pensando en un modelo educativo acorde para alcanzarlo.

A lo que deberíamos, por nuestra parte, sumar otra pregunta: ¿están nuestros docentes lo suficientemente capacitados para enseñar teniendo en cuenta esas exigencias?

Nos parece que los de nuestra provincia deberían reflexionar al respecto, cuando los paros siguen y la educación cabría conjeturar que no mejorará, aún en el caso se atendiera a la totalidad de sus reclamos remuneratorios.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
76.94
77.14

 

 

HORÓSCOPO

 
Virgo
VIRGO (del 24 de agosto al 23 de septiembre)

Surgirán ciertos inconvenientes que te impedirán asistir a reuniones sociales o familiares planeadas para la jornada. Vivirás momentos muy románticos en compañía de tu pareja en la jornada de hoy. El romanticismo estará de turno. Tu clara irresponsabilidad a la hora de aceptar obligaciones te ha puesto en una situación comprometida. Madura.Sugerencia: Trata a tu prójimo de igual manera en la que pretendes ser tratado tu mismo. Mantener estos patrones de conducta hace a una mejor sociedad.

 

NUESTROS OYENTES

   

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Es oriundo de Federal un caso de Covid 19 en Parana
Definieron cómo actuará la Policía ante reuniones familiares o sociales
DIRIGENTES RADICALES SE OPONEN A LA CONCESIÓN DEL MATADERO MUNICIPAL
Bordet visita Federal el próximo 4 de Agosto.
Plan Procrear: la nueva fórmula de actualización que reemplaza los UVA
 

BOLETÍN DE NOTICIAS

 
 


www.fmcienfederal.com.ar - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • Clix.studio

RadiosNet