Sábado 23 de Enero de 2021

POLITICA

21 de noviembre de 2018

Empaque radical por la Magistratura perdida obligó a suspender sesiones y agrava la crisis de Cambiemos

Por el enojo de la UCR que perdió su banca en el Consejo de la Magistratura en manos del peronismo, tras lo cual acusó al PRO de “impericia”, se frustraron las sesiones del Congreso, en las que se iban a aprobar importantes leyes negociadas por todas las fuerzas. Los radicales ya no confían en la conducción política del Gobierno.

La crisis desatada en Cambiemos por la banca perdida en el Consejo de la Magistratura obligó al oficialismo a suspender las sesiones previstas para este miércoles en ambas Cámaras de Congreso.

Iban a ser las últimas reuniones ordinarias del año, pensadas para aprobar proyectos pendientes y acordados por todas las fuerzas políticas, pero deberán esperar.

Se estaban por aprobar, entre otras iniciativas, las modificaciones al Presupuesto 2019 negociadas con los senadores del interbloque Justicialista. Por un lado están pendientes las modificaciones al impuesto de Bienes Personales, sobre el que se decidió excluir a las viviendas de uso familiar valuadas en menos de 18 millones de pesos.

También se debía aprobar la modificación al artículo 85 del Presupuesto, a través del cual la Casa Rosada vuelve a la carga para gravar a cooperativas y mutuales, que el peronismo consiguió reducir a la mitad y como una "contribución extraordinaria".

En la misma agenda figuraba también la aprobación de la ley de alquileres, debatida desde hace dos años y que obtuvo media sanción en la Cámara alta. Esa norma fue una promesa del presidente Mauricio Macri pocas semanas atrás, después de la última megadevaluación que hizo inaccesibles los promocionados créditos UVA y disparó el costo de los alquileres.

Además, el oficialismo había conseguido dictamen para otras dos normas, la desregulación de la producción y venta de papel prensa, que modificaría la ley que lo declaró de interés nacional (proyecto promovido por el Grupo Clarín, propietario de Papel Prensa, junto con La Nación y el Estado), y la denominada "Ley Bayer-Monsanto", impulsada por los grandes productores de semillas y resistida por los sectores de la agricultura familiar y diversas organizaciones académicas, políticas y sociales.

El peor clima se vive en Diputados, donde el radicalismo por primera vez no tendrá representantes en la Magistratura. Hubo reunión de bloque este martes y todos los cañones apuntaron contra Rogelio Frigerio por sus coqueteos con el peronismo.

"Ya no confiamos en la conducción política del Gobierno. No se puede negociar el presupuesto, ceder recursos y luego perder dos cargos claves en la Magistratura", coincidieron los radicales. Tampoco entienden bien qué pasó en el Senado, donde siendo el interbloque más numeroso, Cambiemos seguirá con uno de los tres representantes en el organismo que selecciona y remueve jueces federales.

En este escenario, el macrismo especula con un clásico de los años kirchneristas: las extraordinarias en el Senado donde ya no necesitará acordar con la UCR.

 

Fuente: Noticiauno

COMPARTIR:

Notas Relacionadas