Sábado 5 de Diciembre de 2020

ACTUALIDAD

1 de septiembre de 2018

Desde este sábado, Shell aumentó 12 por ciento los combustibles

Los nuevos incrementos se deben a la megadevaluación y a la suba de los impuestos. En YPF el aumento es menor. Desde las empresas advirtieron que aún existe un retraso en los surtidores.

Desde los primeros minutos de septiembre, rige un nuevo incremento en la naftas y el gasoil por la suba del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), la devaluación y el alza del petróleo.

En el caso de YPF, el promedio del aumento es cercano al 2%, mientras que en lo que respecta a los surtidores de Shell, el incremento se ubica en torno al 12%.

Sin embargo, aún se espera que vuelvan a registrarse aumentos antes de fin de año.

Desde la medianoche de este sábado, y a menos de 15 días del incremento anterior, las estaciones de servicio registran incrementos en las naftas y el gasoil. En los surtidores de YPF, la petrolera de bandera que cuenta con el 55% de participación, el incremento es del 2,5% para la nafta súper; 2,13% para la Infinia (premium); 1,7% para el diésel, y 1,4% para la Infinia diésel.

En tanto, en lo que respecta a Shell, el incremento promedio es cercano al 12 por ciento, ya que no solo tomaron en cuenta la suba del impuesto, sino también la devaluación y el alza del petróleo.

Este aumento es el tercero en un mes, ya que el anterior se registró el pasado 19 de agosto, cuando YPF estipuló un aumento del 1%, ya que el Gobierno de Cambiemos dispuso, a finales del año pasado, la liberación de los precios de los combustibles, cuando se abandonó el sistema de aumentos escalonados consensuados con el Estado.

De todas maneras, se estima que habrá una nueva suba como consecuencia del fuerte incremento que se registró en los últimos días de dólar, ya que el 80% del costo de los combustibles se encuentra atado al precio del petróleo, el cual está regido por la divisa norteamericana.

Incluso, desde la empresas del sector, advirtieron que esta alza corresponde al anterior aumento, por lo cual advirtieron que aún existe un retraso en los surtidores.

Por otro lado, vale recordar que el aumento del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), que es estipulado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), ya estaba establecido para septiembre y se corresponde a las nuevos costos derivados de los precios de los biocombustibles, que se utilizan en las naftas y el gasoil, el cual fija el ministerio de Energía, que lidera Javier Iguacel.

Fuente: Noticiauno

COMPARTIR:

Notas Relacionadas