Jueves 21 de Enero de 2021

PROVINCIALES

12 de septiembre de 2014

El paro y movilización de los trabajadores públicos de Entre Ríos

Los empleados de la administración central, de salud y los trabajadores de la educación realizaron un paro al gobierno provincial este viernes y protestaron frente a Casa de Gris, para exigir recomposición salarial y mejores condiciones laborales.

Con alto acatamiento en educación y adhesiones en diferentes áreas de Estado provincial, los empleados públicos de Entre Ríos realizaron un nuevo paro a la administración que encabeza Sergio Urribarri, para reclamar que se abra un nuevo espacio de negociación salarial por sobre lo acordado para el segundo semestre del año y para demandar mejores condiciones laborales.

Más allá de la contundencia de la medida -según los gremios-  la protesta estuvo dividida ya que la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) oficialista movilizó a delegados de la Asociación de Trabajadores del estado (ATE) junto con un grupo de docentes de la lista celeste de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), mientras que la Agmer que conduce la Rojo y Negro junto con la CTA opositora se concentraron en plaza de Mayo y marcharon en una masiva columna que confluyó en el acto que se hizo en la explanada de Casa de Gobierno.

Al respecto, Roque Santana, referente de la Rojo y Negro, explicó a esta Agencia que pararon y concentraron en plaza de Mayo, porque no acuerdan “en lo más mínimo en el tenor de la convocatoria, sino porque es junto el reclamo de recomposición salarial”.

En ese sentido, explicó que entienden que la Reforma Tributaria –que impulsó la CTA obsecuente- “fue para que la pagaran los trabajadores mientras que la conducción central se jacta de que esa Ley trajo beneficios”,  además, criticó el apoyo de Hugo Yasky a la precandidatura de Sergio Urribarri “porque es un gobernador que tiene a sus empleados con los salarios más bajos del país y no le tiembla el pulso en descontarle al trabajador que hace paro”.

“Lamentablemente acá hay un gobierno con aliados gremiales que tienen otros intereses que no son los de los trabajadores, pero marchamos porque no vamos a dejar la calle porque la demanda es justa y estamos en Casa de Gobierno porque es el lugar donde debemos exigir por los derechos que hoy son vulnerados por el Estado”, consideró el referente provincial.

Un mensaje tibio a un gobierno que ajusta

Por su parte, el secretario general de ATE, Miguel Ángel Pelandino, dijo en el acto que la acción es un ejemplo que demuestra que los trabajadores unidos reclaman recomposición salarial, “porque lo que están pasando es lamentable”, porque los empleados públicos no pueden “esperar a llegar a la próxima paritaria si no hay antes una apertura para discutir una recomposición salarial”.

En tanto, el secretario adjunto de la Agmer, Alejandro Bernasconi, aseguró a esta Agencia que  “pese a todos los aprietes el paro se mantuvo con un altísimo acatamiento y la movilización es realmente contundente”, por lo que auguró que el gobierno “entienda el mensaje político”.En ese marco, recordó que “en diciembre, cuando peligraba la paz social en la provincia hubo decisiones políticas que llevaron a mejorar los salarios de un sector de los empleados públicos y nosotros le acercamos una herramienta al gobierno para que se impulsen políticas de impuestos con lo que se podía desarrollar un incremento salarial para todos los empleados pero hasta el día de hoy ni siquiera fuimos escuchados para replantear esta situación”.

Bernasconi recordó que el 15 habrá una nueva reunión de la mesa de seguimiento de los recursos del Estado por lo que indicó que esperan que “si el gobierno quiere dar un gesto debe convertir ese espacio en un lugar de discusión política, porque si sigue siendo un espacio de discusión técnica no nos sirve”.

Ante ese escenario apuntó que Agmer se reunirá con los secretarios generales y luego convocará a un Congreso para definir cómo continuará el plan de lucha si no hay posibilidad de aumento.

Fuente: AIM digital

COMPARTIR: