29 de mayo de 2018
Lo mío es mío y lo tuyo (también) es mío: Correo quiere pagarle al Estado “con un bien del Estado”
Ofrecen un terreno y un edificio en Monte Grande. Sostienen que valdría $ 1.000 millones. En 2003 el expresidente Néstor Kirchner había establecido que “el inmueble era del Estado”. ¿Una nueva estatización de deuda privada?

Correo Argentino SA, empresa de la familia Macri, presentó una nueva oferta al Estado para intentar cancelar sus deudas a través de una propiedad inmueble que la compañía sostiene que está valuada en unos $ 1.000 millones, según los documentos públicos de la Cámara Comercial que analizó Perfil.com.

La compañía ofrece al Estado el terreno y el edificio en donde funciona la planta de distribución de la empresa en la localidad de Monte Grande, en la zona sur del Gran Buenos Aires. La oferta incluye, según aclaró el abogado de Correo, Jaime Kleidermacher, el equipamiento y mejoras realizadas en el edificio durante la gestión de los Macri en la empresa.

La oferta promete generar disidencias

La del Correo Argentino fue la primera estatización del kirchernismo. Néstor Kirchner decidió en noviembre de 2003 (seis meses después de asumir la Presidencia) que la empresa regresara a manos del Estado tras el prolongado incumplimiento del canon por parte del grupo Socma. La compañía postal se encontraba desde 2001 en concurso preventivo (situación que se prolonga hasta hoy) y el canon adeudado rozaba los 300 millones de pesos.

La vuelta al Estado del correo oficial no generó entonces mayores controversias y se consideró un paso natural ante la millonaria deuda acumulada. Pero el conflicto que se desató por el acuerdo que están a punto de cerrar el Estado nacional y Franco Macri por la vieja deuda, volvió a poner aquella estatización bajo la lupa.

Tras la reestatización del correo en 2003, el gobierno de Néstor Kirchner estableció que ese inmueble pasaba a pertenecer al Estado. De hecho, es uno de los centros de distribución de la compañía estatal en la actualidad, pero según los papeles que presentaron los Macri la titularidad es de ellos. La planta fue construida durante la privatización y Correo incluso inició un juicio contra el Estado -que sigue vigente- en reclamo de esta propiedad.

La deuda original de Correo con el Estado ascendía en 2001, en plena convertibilidad, a poco menos de $ 300 millones de pesos o dólares (sin intereses). Correo comunicó en los últimos días a la Justicia que el valor del inmueble con el que pretende saldar sus deudas sería de casi $ 1.000 millones, a abril de 2018 (para ser precisos, $ 952.256.802), y que alcanzaría para “la cancelación integral del crédito verificado por el Estado Nacional”.

El valor del inmueble surge de la “re-expresión” realizada por Correo sobre la valuación que hizo el Tribunal Nacional de Tasación en 2009 por alrededor de $ 60 millones, dijo el abogado, valor que incluye las "mejoras" invertidas en el edificio.

El Poder Ejecutivo deberá volver a fijar una posición frente a la empresa de la familia presidencial. La Cámara Comercial solicitó que el Estado y los síndicos -que deben controlar el desarrollo del concurso de acreedores- evalúen la nueva oferta y opinen. Luego, una vez que lo hagan, será el turno de la fiscal general Gabriela Boquin.

La negociación del pago está pendiente desde hace más de un año, cuando el presidente Mauricio Macri ordenó que las tratativas vuelvan a “foja cero”, luego de que la fiscal denunciara que el acuerdo que se estaba por homologar implicaba una quita de la deuda de alrededor de $ 4.200 millones (a 2017), que terminaba favoreciendo a la empresa de los Macri y perjudicando a las arcas estatales.

Adjuntos. Esta nueva oferta se incorporó al expediente central de la quiebra. El Estado es el principal acreedor de Correo. El abogado Kleidermacher y el apoderado de la empresa, Jaime Cibils Robirosa, acompañaron la titularidad de dominio del inmueble y sugirieron una audiencia de negociación con los representantes del Poder Ejecutivo para discutir la propuesta. También adjuntaron un informe del Ministerio de Planificación Federal, entonces a cargo de Julio De Vido, y resultados de una auditoría de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA realizados en 2003, en el marco de la reestatización del correo.

Correo Argentino está en concurso de acreedores desde hace 17 años. Esta nueva oferta llega a la Justicia comercial mientras otro expediente paralelo en la causa del concurso llega a la Corte Suprema, como informó el sábado PERFIL. Los abogados de Correo intentan que el máximo tribunal frene una investigación por supuesto vaciamiento de la empresa a través de alquileres y servicios abonados a otras compañías de los Macri, Socma y Sideco.

El expediente por el supuesto vaciamiento del Correo es el que concentra las mayores preocupaciones de los apoderados de la familia presidencial. De probarse la presunta maniobra que investiga la fiscal Boquin, sumarían problemas legales mucho más graves. La hipótesis del vaciamiento implica un posible fraude al Estado y al resto de sus acreedores. Además, la investigación incluye el análisis de los libros contables de Sideco y Socma, principales empresas del holding, por lo que pone a dichas compañías bajo la lupa de la Justicia.

Por la negociación entre Correo y el Estado, el presidente Macri y varios de sus funcionarios afrontan una causa penal.

 

Con información de Perfil.com



COMPARTIR:
Notas Relacionadas

DOLAR

 
COMPRA
VENTA

 

 

HORÓSCOPO

 
Sagitario
 

NUESTROS OYENTES

   

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Confirmaron 22 casos de Covid 19 en Federal
Un hombre habría perdido la vida accidentalmente en un establecimiento rural
Se registraron 265 nuevos casos de coronavirus en Entre Ríos: 158 en Paraná y un positivo nuevo en Federal
Accidente en la madrugada del domingo
IFE de Anses: Últimos días para actualizar los datos
 

BOLETÍN DE NOTICIAS

 
 


www.fmcienfederal.com.ar - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • Clix.studio

RadiosNet