Sábado 5 de Diciembre de 2020

OPINIÓN

13 de abril de 2018

River Plate ¿del frigorífico al club ?

Recibimos en nuestra Agencia una nota enviada por Claudio Valerio que habla de la historia del Club River Plate

En la República Argentina, todos los deportes practicados se han destacado en justas internacionales, ocupando primeros puestos como ser el box, natación, fútbol y muchos otros.  El fútbol  es el deporte que más profundamente ha entrado en el corazón de los argentinos. No hay ciudad o pueblo en el cual no haya al menos dos clubes de fútbol. Es así que en medio del despoblado, en plena pampa, sin atisbo de población podamos, de pronto, encontrarnos con una cancha de fútbol, primitiva en su delineación si se quiere, pero con sus dos arcos característicos.   Es entonces cuando se comprueba el sentido espectacular que caracteriza al deporte argentino. Toda esa multitud vibra y se conmueve ante las diversas peripecias del encuentro. El barrio está feliz cuando gana el club de sus amores, y se suma a una honda pena si se lo ve perder. Y así es en Avellaneda, Boedo, La Boca, Lanús, Rosario, La Plata, Núñez.

El club deportivo se ha convertido en una necesidad del argentino. Cada uno tiene un nombre, y apodo también, de acuerdo a su sensibilidad y a sus medios económicos. En lo que respecta al club de Núñez, esto es el Club Atlético River Plate”, podemos mencionar que su nombre proviene tras una votación realizada en 1901 por la comisión directiva, con el fin de elegir el nombre para el flamante club (*). Unos de los nombres propuesto, en este caso  por Pedro Martínez, fue el  de River Plate (espantosa traducción de “Río de la Plata”), ya que había visto impreso ese nombre  en unas misteriosas cajas, y que le había gustado como quedaba escrito. El resultado de la votación fue un empate entre los que optaban por llamar a River “Forward” y los que preferían el nombre River Plate. Para decidir democráticamente esta situación se optó por jugar un partido de fútbol entre los socios, de manear que el ganador sería quien le pondría el nombre definitivo.

Es posible pensar que esas “misteriosas cajas” que llamaran la atención a Don Pedro Martínez, hayan sido cajas con piezas de maquinarias (repuestos) destinadas al flamante primer frigorífico de Sudamérica (River Plate Fresh Meat Co. Ltd.) que se estableció en la ciudad bonaerense de Campana (1882).

En lo referente al deporte, el argentino es amateur de alma, y su verdadero espíritu deportivo florece realmente en el entusiasmo de esos jóvenes que, si más medios que sus ilusiones,  un día decidieran aunar esfuerzos para constituir un club. Así, como el caso de River Plate, humilde y pintorescamente han nacido otras grandes instituciones deportivas (Boca Juniors, San Lorenzo, Estudiantes, Rosario Central, entre muchas de Buenos Aires y el interior) que hacen honor a la cultura del país.   Y este espíritu  nuestro ha trascendido hacia el exterior, cuando el argentino toma parte en las grandes competencias mundiales en las cuales más de una vez tremoló arriba, en el mástil de homenaje, la celeste y blanca en señal de triunfo.

 

(*) http://lahistoriaderiverplate.blogspot.com.ar/2009/05/de-donde-viene-el-nombre-de-river.html

COMPARTIR:

Notas Relacionadas