Martes 2 de Marzo de 2021

4 de diciembre de 2017

Brindis de fin de año con reformas bajo el brazo

Tras la asunción de la nueva camada de senadores y diputados, que se llevará a cabo este domingo 10 de diciembre, el Congreso se prepara para finalizar el año con las reformas del Poder Ejecutivo aprobadas. Esa misma semana, también buscarán alzarse con el Presupuesto 2018, que se encuentra en la Cámara alta, supo AIM. El decreto de extraordinarias podría salir en las próximas horas

Este domingo, los nuevos senadores y diputados asumirán sus bancas, dando lugar a dos semanas intensas, antes de culminar 2017. Tras el llamado a extraordinarias que deberá hacer el Poder Ejecutivo, el Congreso se abocará a la sanción de las reformas tributaria, laboral y previsional (que ya cuenta con media sanción de la Cámara alta).

Previamente, del 11 al 14 de diciembre, Diputados debatirá en comisiones la Reforma Tributaria y el Presupuesto 2018, buscando su sanción entre miércoles y jueves.

Se espera que desde el 28 al 28 de diciembre, la Cámara de Diputados apruebe el paquete fiscal y la Reforma Previsional, que tiene media sanción de Senado. Esa misma semana, la Cámara alta trataría la Reforma Tributaria y el Presupuesto 2018.

En ese marco, el Senado intentará poner en agenda el proyecto de ley de Reforma Laboral y discutir las iniciativas de Compre Argentino y Mercado de Capitales, cuyo tratamiento se cayó la semana pasada en comisión.

Según las fuentes parlamentarias que informaron a AIM, la última sesión del año será el 27 de diciembre, cuando el Parlamento se alzará definitivamente con las reformas que encomendó Cambiemos. Mientras tanto, durante la primera quincena de enero las reglamentaciones estarán publicadas en el Boletín Oficial.

Dato

En el caso de las jubilaciones, la aprobación en el Congreso antes que termine este año y la reglamentación posterior durante la primer quincena de 2018 resultaba clave por una cuestión simple: la eliminación de la fórmula de la “movilidad jubilatoria” por la del 70-30 (inflación + suba de salarios en blanco), aprobada ya por el Senado y que sería tratada el 27 en Diputados. El Gobierno debía tener las herramientas legislativas aprobadas al primero de enero, para poder aplicar este cambio desde el primer día de 2018, y evitar la “movilidad”. Lo que no evitaría Hacienda es tener que aplicar esa fórmula el último trimestre de 2018 con lo que la mejora de los jubilados de marzo incluiría un aumento trimestral con la vieja fórmula y uno con la nueva. A partir de marzo (en los pagos de junio, septiembre y diciembre), ya se aplicaría el 70-30. El Gobierno salvaría así los cuestionamientos sobre constitucionalidad adelantados el jueves pasado por este diario, ante la pérdida de los derechos de los jubilados por la vigencia en el último trimestre del año. Fiscalmente aseguran en el Ejecutivo que renunciar a aplicar la nueva fórmula en el último trimestre del año no afectará el mecano de Dujovne ya que los $100.000 millones están calculados desde el primero de enero. El período octubre- diciembre 2017 ya estaba, fiscalmente, perdido

COMPARTIR: