Miércoles 24 de Febrero de 2021

ECOLOGIA

15 de marzo de 2017

Preocupa el silencio de autoridades argentinas ante el avance de un riesgoso proyecto petrolero en Uruguay

Pese a haber enviado notas a autoridades nacionales y provinciales sobre el proyecto petrolero de la empresa Schuepbach Energy Uruguay SRL de realizar cuatro nuevas perforaciones -una a 20 kilómetros de la represa de Salto Grande- los ambientalistas entrerrianos no recibieron respuesta y advirtieron que es inminente la llegada de maquinaria desde Estados Unidos para iniciar los trabajos que pondrían en riesgo el Acuífero Guaraní. “El tema central es que el gobierno nacional está avanzando en los proyectos de Vaca Muerta, por lo tanto tiene una postura favorable al fracking, no toma consciencia de las consecuencias”, dijo a AIM la integrante de la Asamblea Ciudadana de Concordia, Silvia Burgos.

“Nos manifestamos ante las autoridades argentinas para que tomen consciencia de que eso está casi determinado, que lo van a hacer y vamos a seguir trabajando en ese sentido”, dijo Burgos dando cuenta de la persistencia de los activistas entrerrianos pese a los oídos sordos de las autoridades nacionales y provinciales respecto del tema.

Del lado uruguayo, las asambleas hicieron diversas presentaciones a su gobierno para tratar de impedir que avance el proyecto que implica la realización de pozos a 1.400 metros de profundidad, atravesando el Sistema Acuífero Guaraní (SAG), con los riesgos que ello implica. De todas maneras, la falta de acompañamiento del gobierno nacional hace pensar a los ambientalistas que “es bastante difícil que se detengan”, admitió Burgos a esta Agencia.

Según afirmó, tienen información de que el 11 de marzo salía la maquinaria desde Houston hacia Uruguay, por lo cual el inicio de las perforaciones sería inminente.

Sin embargo, “Cancillería todavía no nos ha contestado, el ministerio de Ambiente mucho menos; es como que no reacciona, pero nosotros aspiramos que la Cancillería nos responda porque es un tema binacional”.

“La preocupación  nuestra es que uno de los pozos que van a hacer es muy cerca de la represa de Salto Grande; nos impresiona ver el mapa. Nos preocupa por el Acuífero Guaraní y por la represa”, alertó Burgos.

Consultada respecto de la lectura de la asamblea sobre la indiferencia del gobierno argentino respecto del tema y las posibles consecuencias que el proyecto podría tener sobre los recursos naturales de ambos países, la ambientalista concordiense consideró que “el tema central es que el gobierno nacional está avanzando en los proyectos de Vaca Muerta, por lo tanto tiene una postura favorable al fracking, no toma consciencia de las consecuencias. Si en Vaca Muerta siguen avanzando y están muy felices de que va a ser a futuro un gran negocio, tampoco van a poder plantear a los uruguayos que no lo hagan”.

COMPARTIR: