Sábado 28 de Noviembre de 2020

POLITICA

10 de enero de 2014

AGMER quiere que la propuesta sea bonificable y remunerativa

“Si la propuesta salarial final no es remunerativa y bonificable eso significará restarle aportes a la Caja Jubilatoria y a eso nosotros no lo vamos a permitir de ninguna manera”, afirmó Agmer en un comunicado en el que además admitió que “el proceso de discusión en paritaria recién comienza y no será fácil”. El sindicato docente reiteró además que “no claudicará en sus demandas” y que si no hay “resultado positivo no se iniciará el ciclo lectivo 2014”

“Desde nuestro sindicato hemos concurrido a esta negociación paritaria, y continuaremos haciéndolo, a plantear las demandas que se resolvieron en el último congreso de la entidad; demandas que pasan principalmente por la necesidad de que se abone un medio aguinaldo extra al conjunto de los trabajadores activos y jubilados, que se otorgue un aumento salarial real en el básico de manera que se respete el escalafón y las antigüedades docentes y que se devuelvan los haberes descontados entre los años 2008 y 2012 por adherir a medidas de fuerza legales y legítimas resueltas orgánicamente y en las cuales jamás se acudió a ningún tipo de coerción sobre la comunidad”, dice el comunicado de Agmer.

“A estas demandas se suman otras que tienen que ver con la eliminación de los topes al código 06 en las horas cátedras, la equiparación del adicional para directivos de primaria y superior con los de nivel medio, el respeto a la relación entre los cargos de jornada simple y jornada completa y el aumento del código 029 de traslado y quita del tope por kilómetro”, agregó el sindicato.

“Valoramos que por primera vez en años se comience, fruto de nuestra demanda, la discusión salarial en el mes de enero. Si vemos lo que ocurría años anteriores se nos convocaba recién después de mediados de febrero a discutir salario. El gobierno otorgará mientras se continúa discutiendo el aumento salarial real un “refuerzo salarial” a los trabajadores activos consistente para el mes de diciembre de 600 pesos, para enero 700 pesos y para febrero 700 pesos. Este refuerzo se abonara en dos cuotas de 1000 pesos”, prosigue.

“Desde Agmer objetamos esta decisión porque esas dos cuotas no son remunerativas ni bonificables –no haciendo aportes a la caja jubilatoria ni a las obras sociales- y porque no se pagaran a los trabajadores jubilados. El nuestro es un sindicato que se caracteriza por ser esencialmente solidario y no podemos aceptar algo que no comprenda a los compañeros jubilados”, afirmó la entidad gremial.

Y aseguró que “a pesar de que no damos el consentimiento en el marco paritario, el gobierno pagará igual esas dos cuotas de mil pesos a los activos. Estas dos cuotas de 1000 pesos son un reconocimiento por parte del gobierno del deterioro de nuestro salario y es la primera vez en mucho tiempo que hay algún tipo de movimiento salarial en esta época del año. Justamente porque se está reconociendo el deterioro salarial es que no podemos aceptar que no se pague nada a los compañeros jubilados. Un planteamiento que llevaremos a las próximas reuniones paritarias será la exigencia de tratamiento igualitario para activos y jubilados”.

 

“No es un tema menor que estos montos no sean remunerativos ni bonificables porque, junto con la demanda salarial, son ejes de nuestra gestión la defensa del sistema jubilatorio entrerriano y del correcto funcionamiento de las obras sociales. Cuando desde hace años hemos decidido defender la ley jubilatoria hemos entendido que la defensa de la misma pasa por exigir que se cobre en blanco para que la totalidad de nuestro sueldo haga aportes a la caja jubilatoria. Si la propuesta salarial final no es remunerativa y bonificable eso significará restarle aportes a la caja jubilatoria y a eso nosotros no lo vamos a permitir de ninguna manera. Del mismo modo ocurre con las obras sociales, si nuestro salario no tributa por completo a las mismas estamos generando un problema que al momento de atender nuestra salud se torna gravísimo”, advirtieron desde Agmer.

“El congreso de nuestra entidad ha definido oponerse a todo proyecto de reforma de la ley jubilatoria. En este sentido reclamamos al gobierno provincial que sea claro y contundente en expresarse en que no habrá proyecto de reforma del sistema jubilatorio docente. El proceso de discusión en paritaria recién comienza y no será fácil. Desde Agmer planteamos claramente al gobierno y a la sociedad que concurriremos a todas las reuniones necesarias, que no claudicaremos en nuestras demandas y que si no hay resultado positivo no se iniciará el ciclo lectivo 2014. Obviamente, de haber una propuesta seria y real se consultará a los compañeros docentes para que en asambleas se decidan los pasos a seguir; como siempre se ha hecho en Agmer las decisiones se tomarán entre todos y democráticamente”, afirma el comunicado.

“En definitiva – concluye - el proceso paritario está abierto, continuaremos participando del mismo responsablemente y llevando las demandas salariales del conjunto de trabajadores de la educación, lo que otorgó el gobierno hasta el momento no cubre nuestras expectativas y necesitamos un cambio de actitud y que se atiendan nuestros pedidos porque de lo contrario el comienzo de clases corre serio riesgo”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas