Hoy es sabado 16 de febrero de 2019 y son las 07:19 hs. ULTIMOS TITULOS: El elenco de The Big Bang Theory y un divertido baile grupal sorpresa / Argentina Open: Diego Schwartzman ganó y se enfrentará en las semifinales con Dominic Thiem / Will Smith contó por qué rechazó protagonizar Matrix / María Graña, emocionada por un halago de la memorable Mercedes Sosa / La interna de cuñados menos pensada en la AFA: Pablo Moyano vs. Chiqui Tapia / Mundial 2030. En qué favorece a la Argentina que Chile se sume a la candidatura / Jaguares 2019. La temporada más desafiante del equipo que nutre a los Pumas / San Martín de San Juan-Independiente, Superliga: horario, TV y formaciones / San Lorenzo-Newell´s, Superliga: horario, TV y formaciones / Patronato-Aldosivi, Superliga: horario, TV y formaciones / Gimnasia-Defensa y Justicia, Superliga: horario, TV y formaciones / Barcelona-Real Valladolid, Liga Española: horario, TV y formaciones / ¿Qué pagás y qué no cuando usás las tarjetas de débito y crédito? / Las tres películas recomendadas por Catalina Dlugi / J. J. Abrams anunció el fin de rodaje de Star Wars IX / Marcha atrás de la Academia: todos los premios Oscar se entregarán en vivo / Rodolfo DOnofrio: "Me pareció injusto que los hinchas de Boca se la agarren con Daniel Angelici" / Murió una niña de 3 años tras haber sido violada y acusan a su padrastro / El adiós a Emiliano Sala en Progreso: horas de emoción y recuerdos / Argentina Open: Guido Pella salvó cuatro match-points y avanzó a las semifinales /
3 de febrero de 2017
La Batalla de Caseros
El 3 de febrero de 1852 tropas argentinas, brasileñas y uruguayas al mando de Justo José de Urquiza vencieron en el palomar de Caseros, cerca de la actual Capital Federal, al ejército al mando de Juan Manuel de Rosas, en una batalla de que participaron decenas de miles de soldados y que abrió la perspectiva de la organización nacional según criterios modernos.

Caseros terminó con la dictadura de Rosas, que herido en una mano se retiró del campo de batalla y se refugió en la casa del cónsul británico, desde donde  partió a Inglaterra.

La batalla se libró en el sitio conocido como Monte Caseros, actual estación El Palomar, y significó el  ocaso de Rosas tras un extenso período de gobierno e influencia nacional.

El “Ejército Grande” de Urquiza estaba constituido por entrerrianos, correntinos, algunos bonaerenses, brasileños y uruguayos. Rosas el año anterior había declarado la guerra al Brasil.  Esto propició acciones en su contra, que llevaron a la firma de un tratado el 21 de noviembre de 1851 entre los gobiernos de Entre Ríos, Corrientes, Uruguay y el  Imperio de Brasil.

Por este tratado, el general Justo José de Urquiza se comprometía a pasar el Paraná para combatir a Rosas. Se  constituyó entonces el denominado Ejército Grande.

El día 3 de febrero de 1852 el Ejército Grande de Urquiza, tras cruzar el Paraná por Punta Gorda, Diamante, atravesó el arroyo Morón y se situó frente a las tropas de Rosas, que se hallaban a la altura de Caseros. Ante la derrota, Rosas se marchó con sus familiares a Gran Bretaña.

Pronto Urquiza comprendió que la victoria obtenida sobre Rosas en Caseros tendría un gusto amargo. Con buen tacto político y seguramente para evitar reacciones populares contra su persona, decidió nombrar como gobernador provisorio al rosista Vicente López y Planes, autor del himno nacional. Pero los emigrados unitarios, una  vez vueltos a Buenos Aires, no tardarían en hacer sentir su influencia.

Para Brasil la batalla de Caseros implicó un resonante triunfo de su política de debilitar la presencia rosista en la cuenca del Plata. Lograba la libre navegación de los ríos Paraná y Uruguay, factor que daba salida a la economía del Mato Grosso. Estos beneficios se sumaron a los que ya había  obtenido sobre el Estado Oriental, gracias a los acuerdos firmados en octubre de  1851 con el oriental Andrés Lamas.

Para Inglaterra y Francia la caída de Rosas ofrecía la tantas veces frustrada oportunidad de negociar la libre navegación de los ríos interiores.

En  abril de 1852 ambos países europeos mandaron con este objeto a sus enviados  especiales, como también lo hizo el gobierno norteamericano. Finalmente, el 10  de julio de 1852 Urquiza firmó tratados con Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, que establecían el libre tránsito de los ríos Paraná y Uruguay.

Por otra parte, las consecuencias políticas y económicas de la Guerra Grande  en la Banda Oriental -que se inició con el comienzo de la lucha de Rivera contra  Oribe en 1839, se agravó con el sitio de Montevideo por parte de las fuerzas de  Oribe-Rosas establecido en febrero de 1843, y terminó con la capitulación de  Oribe pactada con Urquiza el 8 de octubre de 1851- fueron marcadamente negativas  para la economía, la sociedad y el gobierno uruguayos.

Tanto los “blancos” como los “colorados” estaban desilusionados de la intervención extranjera. Los  partidarios de Oribe lo estaban por la vulnerabilidad que demostró Rosas ante el  levantamiento de Urquiza. Los seguidores de Rivera por la falta de vocación  demostrada por los ingleses y franceses para destruir el régimen de Rosas.

Ambos  partidos estaban también molestos por la descarada explotación a que sus  respectivos aliados “externos” sometieron al Uruguay. La matanza indiscriminada  de animales, el asalto de rebaños, el consumo de ganado por parte de las tropas  que atravesaban la campaña oriental arruinó la actividad ganadera y saladeril.

Además, el gobierno uruguayo se había endeudado con los prestamistas locales y extranjeros. Por último, se registró una notable reducción de la población  oriental: de 140.000 habitantes en 1840 a 132.000 en 1852; por su parte, la población de Montevideo disminuyó de 40.000 habitantes a 34.000.

No obstante las ventajas territoriales obtenidas por el Brasil en la República del Uruguay, la diplomacia brasileña enfrentaba un obstáculo serio con  este país. El tratado del Pantanoso firmado entre Oribe y Urquiza el 8 de  octubre de 1851 estableció el principio de “ni vencedores ni vencidos”, lo que dejaba a los “blancos” en pleno ejercicio de sus derechos cívicos y con claras  posibilidades de llegar al gobierno, ya que eran mayoría en la república  oriental.

Nuevamente Urquiza había obrado unilateralmente, pero esta vez  perjudicaba no a los intereses de Rosas sino a los del Brasil. El Imperio no toleraría a los blancos que habían seguido a Oribe, aliado del tan detestado  Rosas.

Preocupado por el seguro triunfo de los blancos, el senador y jefe del partido saquarema Honorio Hermete Carneiro Leao se entrevistó con Urquiza días  después de Caseros para conversar sobre este tema. Urquiza le contestó que el  Brasil debía dejar en paz a los orientales.

El 1º de marzo de 1852 se dio el triunfo en Uruguay de Juan Francisco Giró,  del partido blanco. Disgustadas por el resultado, las autoridades brasileñas  exigieron el cumplimiento de los tratados Lamas a través de Carneiro Leao.

El  presidente Giró rechazó la exigencia brasileña, confiando en el apoyo de Urquiza  y alegando que la Confederación Argentina, en su carácter de firmante de la Convención de Paz de 1828, era parte interesada en la cuestión. Pero a pesar de las expectativas de Giró, Urquiza, que era deudor del Brasil y que a partir del Protocolo de Palermo del 6 de abril de 1852 ya era el encargado de las relaciones exteriores de la Confederación, decidió convalidar la posición del  Imperio.

Además, el 28 de agosto Urquiza decretó la libre navegación de los ríos  y se dispuso a reconocer la independencia paraguaya, enviando a Santiago Derqui  para negociar con el presidente paraguayo Carlos Antonio López . Ambas  medidas eran viejas aspiraciones brasileñas.

Finalmente, el triunfo de Urquiza trajo una consecuencia no buscada: la rebelión de la provincia de Buenos Aires contra su autoridad a través de la  revolución del 11 de septiembre de 1852, a la que debe su nombre la plaza “del Once” en la Capital Federal,   y su erección en Estado separado.

Este  acontecimiento abría una nueva etapa de guerras civiles entre el Estado de  Buenos Aires y la Confederación Argentina que recién se cerraría en 1861.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








ENCUESTA

 
¿Cómo creés que será tu 2019?

Igual que 2018

2,13%

Mejor que 2018

31,91%

Peor que 2018

65,96%

       
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
37.53
39.53

 
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
La liquidación de haberes de enero comenzo este viernes
Este lunes continúa el pago de los haberes de enero en la administración pública.
Nuevo femicidio en Entre Ríos: en Federal mataron a una joven de 26 años
Crimen en Federal: Detalles de la relación de la pareja y la agonía de 48 horas
Hallaron sin vida al acusado de asesinar a la mujer embarazada en Federal
 

HORÓSCOPO

 
Virgo
VIRGO (del 24 de agosto al 23 de septiembre)

Vives con la esperanza de que las cosas van a cambiar para mejor. Estate atento porque el cambio comienza a partir de hoy. No creas que tu relación de pareja es un lecho de rosas. Uno de los dos fue infiel y ahora deberá pagar las consecuencias. No estés pendiente de las estrategias de la competencia. Tus ideas son buenas, no dudes. Pronto verás resultados.Sugerencia: Cambiar los muebles de lugar servirá para que las energías de tu hogar se renueven y se alejen las ondas negativas.

 

NUESTROS OYENTES

   

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en FEDERAL
 

 


RadiosNet