Hoy es viernes 15 de febrero de 2019 y son las 19:06 hs. ULTIMOS TITULOS: Se agranda el culebrón Icardi: su compañero Perisic le pidió que Wanda Nara que no hable más de él por TV / Musicales Baires comienza su sexto año con un clásico: Hair / Amazon. Ganó US$11.200 millones en 2018 en EE.UU., pero no tuvo que pagar impuestos / ¿Enamorada? La foto de Susana Giménez que generó una ola de sospechas / El mito del Fausto, en títeres / La (pre)historia de las salas alternativas porteñas / Esta es la lujosa suite en la que Macri viajará a Dubai / Pichón Baldinú le hace vencer la gravedad a Villa Carlos Paz / Propuestas para salir con los chicos el fin de semana / Rojo opaco y negro, el aspecto del nuevo Ferrari de Fórmula 1 / Detuvieron a Marcelo D´Alessio, el abogado acusado de pedir dinero en nombre de Stornelli / Agrupaciones políticas realizaron protestas y ollas populares en tres countries / Revocan el sobreseimiento y ordenan indagar a Gils Carbó / Guillermo ?El Pelado? López, ¿el próximo conductor de Intratables? / Habló el profesor del Pellegrini acusado de abuso digital: "Cometí un error, lo admito" / Macri estudiante. Aprendió RCP en un nuevo centro de formación para enfermeros / Orsanic apoyó a Trungelliti y afirmó: ?El jugador que arregla partidos firma un contrato de mediocridad? / Diego Simeone sigue en Atlético de Madrid hasta 2022: las razones de una obsesión / Córdoba: dos motochorros ejecutaron a un jubilado / La Justicia rechazó excarcelar Lázaro y Martín Báez /
1 de julio de 2017
01 de Julio : La muerte de Perón
El 1º de julio de 1974, a las 14:10, murió en Buenos Aires, Juan Domingo Perón. María Estela Martínez de Perón –en ejercicio de la presidencia desde el sábado 29 de junio- anunció a todo el país el fallecimiento del teniente general. Poco después se conocía el parte médico en que los doctores Pedro Cossio, Jorge Taiana, Domingo Liotta y Pedro Eladio Vázquez certificaban las causas de la muerte de Perón.

El médico Jorge Taiana, que era entonces ministro, recomendó al presidente Juan Perón que pospusiera un viaje programado a Asunción del Paraguay, porque no sería bueno para su salud exponerse al frío y al viento en palcos y tribunas.

Perón aceptó y Taiana se retiró de Olivos a su despacho. A las dos horas, supo por la prensa que Perón estaba abordando en el aeroparque el avión que lo llevaba al Paraguay. Taiana entendió que su sugerencia aceptada había sido dejada de lado por voluntad del todopoderoso José López Rega, que apareció en cierto momento de la entrevista con el anciano presidente.

Como Taiana temía, Perón volvió más enfermo del Paraguay. El parte que da cuenta de muerte del líder, que firmó con Pedro Cossio, Domingo Liotta y Pedro Eladio Vázquez, decía: “El señor teniente general Juan Domingo Perón ha padecido una cardiopatía isquémica crónica con insuficiencia cardíaca, episodios de disritmia cardíaca e insuficiencia renal crónica, estabilizadas con el tratamiento médico.

En los recientes días sufrió agravación de las anteriores enfermedades como consecuencia de una broncopatía infecciosa. El día 1º de julio, a las 10.25, se produjo un paro cardíaco del que se logró reanimarlo, para luego repetirse el paro sin obtener éxito todos los medios de reanimación de que actualmente la medicina dispone. El teniente general Juan Domingo Perón falleció a las 13:15”.

El lunes 1º de julio, a las 14:10, la viuda, María Estela Martínez de Perón, que como vicepresidente reemplazaba al presidente desde el sábado anterior, anunció el fallecimiento de Juan Domingo Perón.

Minutos después la CGT y la CGE decretaron duelo y cese de actividades. Los diarios no informaron del hecho hasta el día siguiente, porque estaban de paro.

Los restos de Perón, vestido con su uniforme de general, fueron velados en la quinta de Olivos hasta las 8 del día siguiente, cuando fueron trasladados a la catedral para una misa de cuerpo presente y luego al congreso en una cureña.

En el congreso pasaron junto al féretro en dos días 135 mil personas; pero afuera alrededor de un millón esperaban para despedirse, sin poder hacerlo. Bajo la lluvia invernal, miles de personas asistieron al paso del cortejo.

Estuvieron presentes tres presidentes de países vecinos: Juan María Bordaberry, de Uruguay; Hugo Banzer, de Bolivia, y Alfredo Stroessner, del Paraguay. En el congreso 12 oradores despidieron los restos: Benito Llambí por los ministros; José Antonio Allende, por los senadores; Raúl Lastiri, por los diputados; Miguel Ángel Bercaitz, por la Corte Suprema de la Nación; el teniente general Leandro E. Anaya, en representación de las Fuerzas Armadas; el entonces gobernador de La Rioja, Carlos Menem, en nombre de sus colegas de todas las provincias; Ricardo Balbín, por los partidos políticos; Duillo Brunillo y Silvana Rota, por el Partido Justicialista; Lorenzo Miguel, de las 62 Organizaciones; Adelino Romero, de la CGT, y Julio Broker, por la CGE.

En una nota del diario La Nación mucho después, Carlos Seara, uno de los médicos que atendió a Perón, narró detalles de la agonía.

A los ojos del médico no apareció el líder carismático que desde la presidencia o el exilio marcó la política argentina, sino un hombre vulnerable, dependiente, vencido como cualquier otro enfermo terminal. “Yo lo conocí a Perón todavía en Gaspar Campos – recuerda Seara-, el 1° de enero de 1974. En un principio no le habían dicho que estábamos de guardia por él, aunque nos movilizábamos a todos los lugares a los que iba en los coches de la custodia. Ese día, yo estaba de guardia y me lo veo venir. Se ve que al final le habían dicho lo del médico de guardia y vino a saludar. `Feliz año nuevo, doctor´ -me dijo-. Fue una conversación cordial, bastante banal. Yo estaba desayunando y Perón agarró una tostada y me preguntó: `¿Le pongo un poquito de dulce, doctor?´. Imagínense ustedes, tenerlo a Perón haciéndole las tostadas a uno, no lo podía creer.”

Seara recuerda a un Perón muy envejecido, con el rostro manchado, el pelo muy negro, azabache, “tirante, como si fuera un indio”. El líder mantenía intacta una cortesía proverbial, acompañada siempre de un guiño cómplice en la conversación, puntuada con expresiones simpáticas, campechanas, claro, hacia las personas que buscaba agradar. Para con el resto, mantenía una actitud distante, casi despectiva. “Más bien Perón era un tipo distante, un fóbico, un individuo que ponía distancia.

No se dejaba ni rozar por la gente de la calle. Nosotros lo tocábamos con la mano, pero claro, éramos como una aristocracia para él. Además, estaba siempre rodeado de obsecuentes, incluso de gente inteligente, como he visto yo, señores ministros o funcionarios importantes que, en presencia de Perón, reducían su capacidad intelectual a cero y quedaban anulados al lado suyo.

Había excepciones, claro, como los doctores Jorge Taiana y Domingo Liotta y, sobre todo, el ministro José Ber Gelbard, que siempre me pareció que tenía cierta autonomía personal y no se eclipsaba ante Perón.”

Seara señaló a La Nación que Perón era generalmente despectivo cuando hablaba de otros líderes políticos del momento, tanto de los internacionales, como De Gaulle o Lumumba (cuyos errores remarcaba siempre impiadosamente), como de los nacionales (al respecto, el médico recuerda alguna expresión insultante proferida contra Alvaro Alsogaray). Sólo mantenía un respetuoso silencio hacia la figura del general Alejandro Agustín Lanusse, lo que para él casi constituía un elogio.

Seara cuenta que vio con Perón en el cine de Olivos la película “La Patagonia rebelde”. A la salida dijo: “Fue así la represión en el Sur, pero la tengo que censurar, porque no se puede dar esa imagen del Ejército precisamente en este momento”.

Como paciente, Perón “era obediente, miedoso. Se cuidaba cuando le prohibíamos alguna comida. Pero ya había llegado a la Argentina muy jugado. Yo tuve acceso a su historia clínica, que era casi un libro. Tenía de todo: un incipiente cáncer de próstata, pólipos y estaba enfisematoso. Tenía un poco de insuficiencia renal. Básicamente había una serie de combinaciones funestas: enfisema, insuficiencia cardíaca, cardio-esclerosis, insuficiencia renal leve. Aun si no le hubiera tocado gobernar, seguramente sólo hubiera vivido uno o dos años más.”

El primero de julio de 1974, tras tres horas de intentos por reanimarlo, el paciente murió. Seara recuerda la constante presencia de José López Rega. “Bueno, yo lo conocí muy bien, a veces almorzaba conmigo, primero en Gaspar Campos, y luego en Olivos. No tuve la impresión de que interfiriera en el tema médico. Conmigo, su trato era un tuteo muy familiar, muy campechano, aunque claro, a veces llegaban las referencias esotéricas en la conversación y las revelaciones extrañas: `Voy a escribir un día un libro de medicina que te va a dejar sorprendido´, solía decirme”.

El día del paro cardíaco que acabó con la vida de Perón, López Rega quemaba incienso alrededor de los médicos para salvar al que llamaba con unción: “mi faraón, mi faraón”. Dice que López Rega en cierto momento le dijo aparte: “Si lo sacás, te hago conde”. La enfermera, Norma Baylon, le escuchó decir a Perón: “Esto se acabó”.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








ENCUESTA

 
¿Cómo creés que será tu 2019?

Igual que 2018

2,13%

Mejor que 2018

31,91%

Peor que 2018

65,96%

       
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
37.53
39.53

 
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
La liquidación de haberes de enero comenzo este viernes
Este lunes continúa el pago de los haberes de enero en la administración pública.
Nuevo femicidio en Entre Ríos: en Federal mataron a una joven de 26 años
Crimen en Federal: Detalles de la relación de la pareja y la agonía de 48 horas
Hallaron sin vida al acusado de asesinar a la mujer embarazada en Federal
 

HORÓSCOPO

 
Virgo
VIRGO (del 24 de agosto al 23 de septiembre)

Sabes cómo tratar a la gente y cómo mantener un trato cordial con tus superiores, sería hora que comiences a ponerlo en práctica. Sabes qué tipo de pareja es la que quieres y no necesitas del consejo de nadie ni de recetas mágicas. Al fin eres feliz. Tienes un buen pasar económico, pero en tu ambiente de trabajo no eres feliz. No te aflijas, pronto habrá buenas noticias.Sugerencia: Es hora de quedarse más tiempo en el hogar. Te vendrá bien descansar un poco más y dedicarte al ocio contemplativo.

 

NUESTROS OYENTES

   

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en FEDERAL
 

 


RadiosNet