Hoy es martes 12 de diciembre de 2017 y son las 13:08 hs. ULTIMOS TITULOS: Mauricio Macri presentó el Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos: "Estamos dando un paso histórico" / Facebook comenzará a facturar sus ventas y pagar impuestos en cada país / En 2018 comenzará a funcionar un nuevo operador móvil en la Argentina / Whatsapp prepara un cambio para las conversaciones en los grupos / El Gobierno defendió la legalidad del cambio a las jubilaciones, que en 2018 subirán 5 puntos más que la inflación / Cristina Kirchner integrará la comisión de Presupuesto y será compañera de Cobos / Francisco Cabrera: "El proteccionismo no es una solución" / Pusieron en marcha la primera estación de carga eléctrica para autos / El LG G6 llega finalmente a la Argentina / En España aseguran que Boca accedió a jugar un amistoso ante Sevilla a cambio de un jamón para Daniel Angelici / La llegada de EE.UU. a la Luna, la hazaña que Donald Trump quiere repetir / Optimismo en el Gobierno con un posible cierre en el país del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur / Seis claves para entender cómo funciona la OMC y por qué es importante que Buenos Aires sea su sede / Northlands School: dejó a su hijo en el colegio y lo tirotearon para robarle la camioneta / De Katy Perry al hijo de Donald Trump: el apoyo en las redes a Keaton, el niño de 11 años víctima de bullying / Una burla a Zlatan Ibrahimovic fue lo que provocó la pelea entre Manchester City y United en los vestuarios de Old Trafford / Proponen usar videojuegos de acción para combatir la dislexia / Mauricio Macri abrió el foro de inversiones de la OMC: "Sabemos los reparos que puede generar la apertura comercial" / Nicolás Brussino ya es agente libre y busca nuevos desafíos / El mundo de los caballos: la estrategia de la familia hípica para hacerse más fuerte /
18 de junio de 2017
Requisitos para descontar el sueldo por día no trabajado
Los Privilegios. Los gobiernos deberán esforzarse si quieren superar las prerrogativas de vecinos que cobran sin trabajar, o embolsan salarios de jeques. Aquí, el abismo entre los jueces y obreros y una sentencia aplicada a rajatabla

Deben el gobierno y las empresas particulares descontar de los sueldos las jornadas de paro? En principio parece que sí: día no trabajado, día no cobrado. Cumplir con ese propósito requiere de un plan que atienda obligaciones previas, y obliga a mirar bien el contexto en que nos desenvolvemos.
Es que la Argentina es un concentrado de todas las desigualdades sociales promovidas por el sistema más injusto conocido en la Tierra: el capitalismo. Allí ganan la gran empresa y otros privilegiados que garantizan a la gran empresa la continuidad del sistema. ¿Por ejemplo? Los jueces del Superior Tribunal, que se las arreglaron para manotear 200.000 pesos mensuales en Entre Ríos (sin contar lo que se llevan sus familiares acomodados), cuando hay jubilados y maestros que cobran menos de 10.000 pesos.
Ahí tenemos un primer obstáculo para cumplir nuestra consigna: los jueces dan un bocado muy grande. No es que un juez cobre lo que embolsan 20 enfermeras. Es mucho más. Porque el sueldo mínimo se gasta en comer, vestir y pagar servicios y eso corre para todos igual. Lo que añaden para sus bolsillos los poderosos que se burlan de la república es dinero que se multiplica, mientras que el obrero se endeuda a tasas astronómicas.
José Hernández dijo que la ley es tela de araña "pues la rompe el bicho grande y sólo enrieda a los chicos". Antes lo vieron otros poetas y pensadores, luego lo cantó Zitarrosa, y los artistas folclóricos de la Justicia entrerriana cumplen con la sentencia al pie de la letra.
En un juicio reciente se ventilaron las ausencias de los jueces en sus funciones: "Los números totales de licencias tomadas por los miembros del STJ entre los años 2010 y 2016: Germán Carlomagno faltó 219 veces, Daniel Carubia 166, Emilio Castrillón 345, Susana Medina 558, Leonor Pañeda 238, Bernardo Salduna 118, Juan Smaldone 174, Carlos Chiara Díaz 760". Bueno: empezamos a entender porqué debieran descontarse los días de ausencia de los doctores, ¿no?
Los títulos
La ganancia como motor de la economía es fuente de miseria y destrucción, y en la Argentina la desigualdad alcanza ribetes para el escándalo, como ese abismo que decíamos entre los ingresos de un juez y un obrero.
Junto a las desigualdades, el sistema reproduce los títulos nobiliarios, y lo hace con distintos nombres y excusas. Hace dos siglos fueron abolidos algunos: reina, rey, virrey, emperador, conde, condesa, marqués, emperador, duquesa, duque, príncipe, archiduque, infante, vizconde, barón, etc. (La abolición partió de un hecho por demás polémico, pero dejamos eso para otra vez). Con el tiempo, los privilegiados fueron más o menos acomodándose bajo un título que mostrara jerarquía y dejara al resto en un escalón inferior: doctor, magister, general, brigadier, licenciado, profesor, presbítero, obispo, todas maneras usadas por el sistema para encumbrar a unos y aplastar a los demás según las categorías aplicadas desde arriba. Yo instruyo, yo doy la chapa, luego yo encumbro.
Viejos o nuevos, los títulos posicionan, pintan una aureola, otorgan poder y pagan más. Anteponer un título ha sido una discriminación negativa. En los jueces se nota bien: doctor esto, doctor aquello. La abolición de toda esa parafernalia de títulos debe ir emparejada a la adecuación de los ingresos al contexto. Se dirá que los altísimos sueldos de los privilegiados no incidirían repartidos en las masas, pero eso pueden aducir los que no consideran el efecto social positivo y estimulante de la equidad que en los estamentos superiores de la Justicia brilla por su ausencia.
La plutocracia
La Argentina está enferma de jueces y abogados ricos y campesinos sin tierra. Enferma de banqueros, terratenientes y multinacionales empujando a millones de desocupados y precarizados a habitar barrios hacinados, donde los esperan enfermedades también en sinergia: hambre, desocupación, violencia, adicciones, estigmas. La Argentina está enferma de racismo por hacinamiento, mientras los "republicanos" (jueces, legisladores, funcionarios y socios en las empresas) engrosan sus bolsillos y declaman democracia.
Unos pocos abogados ponen la profesión al servicio de los trabajadores o denuncian la corrupción, el resto medra en el sistema que los encumbra.
El sistema judicial es por lejos el peor, cuando no repara en la injusticia de los sueldos de los jefes en comparación con el resto, y no contrasta –por caso- los 250.000 pesos de un juez con los 200 pesos (doscientos, sí) de la tarjeta social.
 
Cuando la viejita del barrio cobra los 200 pesos para alimentar a sus nietitos hambrientos, va el legislador y le aplica un impuesto. ¡No sea que se atoren!
El Estado es caro porque los fondos se cuelan en la patria contratista (empresarios vividores del Estado, reyes del soborno), altos sueldos de privilegio y mala administración. Así es como se exprime a los trabajadores y las pymes (impuestos, tarifas, etc), para sostener privilegios.
Los impuestos
Los charrúas con José Artigas a la cabeza abogaban para que los más infelices fueran los privilegiados. En la Entre Ríos de hoy los privilegiados son los "doctores" y los empresarios amigos, que hacen caja suficiente para postularse a los primeros cargos, aprovechando el funcionamiento de la plutocracia llamada burlonamente democracia. Entonces mandan en todos los frentes.
Los impuestos encarecen los alimentos de los trabajadores y los microemprendedores.
Hay formas de superar este estado de cosas. Pero difíciles porque la corporación de jueces, abogados, obispos, generales y grandes empresarios socios de esas camándulas tiene en sus puños al Estado. ¿Una solución? Que nadie en el Estado cobre un peso más de lo que cobra una maestra o una enfermera. Nadie. Ni el gobernador ni el presidente.
 
¿No le alcanza? ¡Pase el que sigue! Así de sencillito.
Y que ningún alimento esencial tenga impuestos de ninguna naturaleza en ningún segmento de la producción.
Como la cosa es compleja, podríamos aceptar tres categorías de sueldos, donde el que más cobra reciba el doble del que menos cobra. Si el menor cobra 15, el mayor 30 y punto. Así, un legislador, un juez, cobraría 15, y un enfermero, una maestra, 30. Para ser justos, digo. ¿Dónde está el problema?
Por supuesto, como estamos tratando de cuidar la bolsa del pueblo, revisaremos los juicios al Estado y los contratos de obras. Con poco veremos que el sueldo de los de abajo aumenta, que necesitábamos menos policías, y que la tarjeta social deja de ser una burla.
Obispos y terratenientes
¿Por qué alguien habría de cobrar sin trabajar? Los sueldos de los obispos deben ser eliminados por completo, y sus casas y coches deben pagar impuestos como cualquier hijo de vecino. "O es pa' todos la cobija o es pa' todos el invierno", dice el poeta.
Se dirá que por cada uno de los mil edificios propiedad de la curia en Entre Ríos no se obtendría gran cosa en busca de soluciones. Del mismo modo podemos decir que los 200.000 del juez no resuelven los problemas del país. En la suma de iniquidades está el problema.
El rey es imprescindible en monarquía. Muerta la monarquía se acaba el rey y chau. El terrateniente es tenido en nuestra sociedad por natural. Hay un tipo que tiene 10.000 hectáreas. Uno que tiene 100.000. Uno con 1 millón. Todos son bienes mal habidos. Nadie hace esa plata laburando. Las leyes de herencia, en el mejor de los casos, fueron redactadas por los ricos para perpetuarse en la alta burguesía. Son expresiones del robo legal. Por supuesto que se puede heredar la casa para vivir, el espacio donde cultivar unos choclos con las propias manos, pero no la especulación, no la acumulación personal que destierra y mata a los demás.
Hemos naturalizado al terrateniente, como antes al rey o al emperador. ¿Qué hace falta para sacarnos de encima esos parásitos? Conciencia nomás, conciencia de los daños que generan esos privilegios en la biodiversidad (y dentro de la biodiversidad los humanos y sus culturas).
No es difícil ver que la acumulación de la propiedad de la tierra en pocas manos y la concentración del capital financiero son fuentes de destrucción. El terrateniente y el banquero pueden cobrar por lo que trabajan, no por la acumulación ni por la usura.
Banqueros
El banquero es considerado por ahora uno más, hemos naturalizado que un tipo maneje la plata del pueblo y a distancia. Colonialidad intacta. Una aberración sostenida con propaganda, y apoyada por quienes medran del sistema, es decir, la dirigencia, esa casta. Como se ve, la cosa es gruesa. ¿Pero no queríamos descontar a los obreros el día de paro? Bueno: ya habíamos advertido que debíamos cumplir ciertos requisitos.
La propaganda usa los medios masivos. Al lado del terrateniente y el banquero y los jueces y los demás privilegiados siempre habrá un medio masivo más o menos enquistado en el sistema. Algunos grandes son sostenidos, directamente, por el capital financiero internacional o la corrupción, de manera que están en contra de la libertad de expresión, obviamente.
Apenas el pueblo maneje las finanzas, el banquero tendrá oportunidad en otros negocios, por ejemplo: un potrerito para sembrar papas, maíz, criar gallinas y jugarse un fulbito. Nadie impedirá a este buen hombre hacerse una tortilla al fin de la jornada y recrearse con sus seres queridos, al fin y al cabo lo único que uno aspira en la vida ¿no?
¡Justicia, justicia!
Con los obispos pagando impuestos y bancados por sus fieles, no por el Estado; con los terratenientes y banqueros compartiendo una huerta hecha por sus propias manos; con las multinacionales fuera de juego, con los jueces y legisladores y ministros y secretarios cobrando lo mismo que una enfermera, y los medios masivos desenganchados de la propaganda del gran capital; y ya eliminados los títulos nobiliarios y los enjuagues de los abogados y escribanos para rapiñar de la bolsa del pueblo, entonces lograremos nuestro cometido: descontar a los malvados obreros el día de paro.
Claro: ¿no nació el Estado para aceitar el camino al capital financiero, los terratenientes, la nobleza y sus séquitos?
Si es así, entonces los trabajadores haremos del Estado y los tres poderes lo que mejor convenga al bien común. Con paro si cabe.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:

ENCUESTA

 
¿Qué opinás de la reforma tributaria que impulsa el Gobierno?
Beneficia sólo a las empresas
52,17
%
Está bien, los impuestos son altos
26,09
%
No sé bien de qué se trata
21,74
%
       
 

LA RADIO EN VIVO

 
Estamos escuchando
"Fogón Chamamecero", conduce Marcelo Gottig
de 13.00 a 15.00


 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 
 

TABLA DE POSICIONES

 
Boca Juniors
30
San Lorenzo
27
Unión de Santa Fe
22
Talleres de Córdoba
21
Huracán
21
Independiente
21
Colón de Santa Fe
20
San Martín de San Juan
20
Belgrano de Córdoba
20
10º Defensa y Justicia
18
11º Argentinos Juniors
17
12º Godoy Cruz de Mendoza
17
13º Estudiantes La Plata
17
14º Racing Club
16
15º Atlético Tucumán
16
16º Banfield
15
17º River Plate
15
18º Patronato
15
19º Vélez Sarsfield
14
20º Gimnasia La Plata
13
21º Rosario Central
13
22º Lanús
13
23º Temperley
12
24º Newells Old Boys
10
25º Chacarita Juniors
9
26º Olimpo de Bahía Blanca
9
27º Tigre
8
28º Arsenal de Sarandí
5
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Nuevo accidente de transito
Nuevos agentes sanitarios del Hospital Urquiza de Federal
La Canaria 2017 / 18 y los ganadores de Octubre y Noviembre
Rodríguez, Kemerer y Mario Heyde El juicio se desarrollará entre el 14 y el 28 de mayo de 2018
Conmoción en Concordia: bebé murió intoxicado con kerosene
 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en FEDERAL
 

 





RadiosNet