Hoy es martes 25 de julio de 2017 y son las 01:30 hs. ULTIMOS TITULOS: Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /
18 de junio de 2017
Los hermanos Celis: divididos por la droga y el poder
Daniel "Tavi" Celis y Miguel "Titi" Celis estuvieron siempre unidos en el narcotráfico. Cuando el primero fue detenido por un asalto, el segundo tomó las riendas, se abrió y lo traicionó en un negocio. Ahora, los dos están tras las rejas

En la investigación que desbarató la organización que durante años dominó el mercado de la marihuana en Paraná, se constató la división entre el líder de la banda, Daniel Tavi Celis, y su hermano Miguel Ángel Titi Celis, aunque las dos partes no dejaron de vincularse cuando era necesario. Una historia de familia, dinero, poder, traiciones, con un final tras las rejas.
¿Será posible que un narco de Paraná llegue a creerse Pablo Escobar? Daniel Celis sube a un hombre a su vehículo y lo saluda: "¿Cómo andás verraco?". Solo aquel que no haya visto El Patrón del Mal no entendería el sentido de la famosa muletilla del narco colombiano. La frase fue el inicio de una conversación que quedó grabada en una escucha telefónica al celular de Celis cuando llamó a alguien que no lo atendió, y se olvidó de cortarle al contestador. Entonces se pudo escuchar el diálogo con un desconocido sobre asuntos de su empresa narco-criminal, como las disputas con el yerno del Gordo, "el que más vende en el Thompson".
Era inicios de 2016 y Tavi iba por todo: dominar la venta de marihuana, copar más áreas de la Municipalidad, dirigir con su gente el sindicato de trabajadores de la comuna, mientras mantenía las pantallas de sus tres negocios: Q' Carne, Q' Verdura y Q' Carro, los cuales ni siquiera estaban registrados en AFIP. A su lado estaba siempre Titi, el hermano mayor y mano derecha, quien nunca había podido ser más que la sombra del jefe del clan. Pronto le llegaría el momento de abrirse y dar sus propias órdenes a su propia gente.
"Soy un vecino de calle Alemanes del Volga, donde secuestraron esa cantidad de droga. Quiero contar que hace varias semanas se veían movimientos raros, que entraban y salían en una camioneta Toyota y a veces solían venir en un escarabajo. Espero que capturen a los narcos, porque a esa familia le pagaban con una miseria de plata". El mensaje fue publicado en la página del Buzón de UNO el 28 de agosto de 2015. En esa misma edición, salía la crónica del hallazgo de 1.700 kilos de marihuana en una vivienda de barrio El Paracao, por parte de la Dirección Investigaciones de la Policía de Entre Ríos. La Delegación Paraná de la Policía Federal tomó nota del reclamo del vecino, y el 9 de octubre de ese año recibió en la sede de calle Alameda un llamado anónimo que indicaba que a aquel cargamento de droga lo había llevado Cebolla Leguizamón, del barrio Antártida Argentina, en el camión N° 148 de la Municipalidad de Paraná. Bajo las instrucciones del Juzgado Federal, comenzó la investigación que llevaría más de un año y medio, dejaría varias sorpresas en el expediente y causaría cierto pánico en el ambiente político de la ciudad.
El nombrado Cebolla era Miguel Carmelo Leguizamón, a quien Daniel Celis lo llama como Viejo o Pa, porque lo crió desde niño. Luego se supo que a aquel vehículo del área de Recolección de la Municipalidad cargado de droga lo había llevado Leguizamón junto al padre de los Celis, Eduardo, y un chofer. En la pizarra de los investigadores ya estaban los principales nombres, sus vínculos, domicilios, vehículos y actividades. Y los teléfonos (que cambiaban dos por tres) para empezar a escucharlos.
Tavi estaba a pleno con la campaña de Cambiemos: en una esquina de calle República de Siria había instalado un local donde se hacían reuniones de vecinos. Seguía manejando el narcotráfico, pero delegando más funciones en Titi, cuyo liderazgo comenzaba a crecer. Necesitaba discreción para sus planes futuros y para mostrarse como un verdadero militante social por la causa de los pobres del siempre olvidado oeste de Paraná. Su imagen de pastor evangélico había quedado un poco relegada.
En marzo de 2016, la Policía detuvo en el cruce de las rutas 18 y 6 un vehículo en el que iba una pareja con 14 kilos de marihuana. Se trataba de Adrián Martínez y Nadia Montenegro, del barrio Antártida de Paraná, y se conducían en un Fiat Siena, el mismo que había sido visto un tiempo antes en la casa de Titi Celis en San Benito. La pérdida era un vuelto para la banda.
Daniel Celis estaba cada vez más ambicioso, tanto como ofuscado por la falta de respuesta de las autoridades municipales a sus requerimientos. Llamó a un empleado de la Unidad Municipal ubicada en República de Siria y Ameghino y le pidió que le tenga listos dos camiones volcadores porque tenía que llevar muebles a San Benito. En particular, los vehículos que no tuvieran GPS. "Ningún problema Dani, contá con los dos volcadores", le confirmó el hombre. Eran el 447 y el 507. "Mañana voy a ir por todo, porque nos vienen mintiendo", le dijo Tavi a su interlocutor, en el preludio de una serie de aprietes en el palacio municipal. Lo ejemplifica el llamado al concejal Pablo Hernández, donde Celis le recriminó la falta de devolución a su aporte en la campaña electoral. Dicha contribución, según explicó luego el edil, fue llevar su gente a votar.
Los allegados al Tavi seguían el negocio. En una escucha, se observa que una mujer llama a otra del barrio Paraná XVI para advertirle de un procedimiento de la Policía de Entre Ríos que había en la zona, para que "saque las cosas de su casa". En otra conversación siguiente entre las mismas sobre narcotráfico, una interlocutora le dice a la otra: "Te paso con el Negro". Y empiezan las adivinanzas de quién se podría tratar.
La vía aérea ya venía siendo explotada por Celis para traer droga a Paraná. Con un íntimo colaborador, Cristian El Flaco Silva, planeaba conseguir el combustible para la aeronave, y las máquinas para acondicionar el terreno de un campo de María Grande, cercano a las termas, para el aterrizaje de la avioneta.
El 9 de agosto de 2016, fue el principio del fin para Celis: lo detuvieron por un asalto a mano armada en la estancia El Retiro de Las Cuevas, Departamento Diamante. El hecho había ocurrido en marzo, y eran cuatro los hombres que participaron del atraco. En el lugar habían sido detenidos Carlos Cesáreo Correa, a quien los investigadores lo habían visto visitar la casa de Celis, y el misionero Juan Medina. Les secuestraron una pistola calibre 9 milímetros que pertenecía a la Policía Federal. Pero recién cinco meses después iban a detener a Tavi.
Un testigo lo reconoció como otro de los partícipes, y en su casa se halló la barra antivuelco que le habían sacado a la camioneta robada que fue utilizada en el atraco. Nunca quedó bien claro a qué habían ido. La versión del robo de dinero de la venta de un campo no encajaba con el perfil de Celis. Un dato fue muy elocuente: un tráiler que fue hallado junto a un cargamento de droga que fue secuestrado por la Policía el 18 de agosto de 2015, estaba a nombre de Leonardo Airaldi, familiar directo de las víctimas del robo, los Tulián.
Miguel Titi Celis toma definitivamente las riendas de la organización y busca su propio camino. Empieza a observarse que arma su estructura, con roles y contactos distintos a los que manejaba Tavi desde la Unidad Penal N° 1.
Por ejemplo, Titi recibe una llamada de un desconocido que le reclama por una deuda, le impone los plazos y las condiciones de pago, alguien que está por encima suyo, aún desconocido. Y comienza a planear la llegada de un cargamento grande de droga, su primera aventura independiente. Su proveedor era un correntino que trajo desde el norte del país un camión con droga. Titi los esperó en un auto en la zona de Hasenkamp con un hombre de su confianza, desviaron por la ruta 10 hacia María Grande y llegaron a San Benito por la 12.
Mientras tanto, Daniel renegaba en el encierro con sus deudores. Lo llamó a Silva para que le diga a Renzo, su hijo, que fuera a cobrarle la plata a Cabeza de Fierro. Se evidenció que se trataba del conocido vendedor de drogas del barrio Paraná XVI, ya que en el mundo no habrá otro sujeto con semejante apodo. Luego se contactó con un paraguayo para que le enviara algunos kilos por encomienda en un colectivo, tarea de la que quedó a cargo su hijo.
El quiebre de la relación se transparentó con una traición de Miguel Celis: luego de un importante negocio, tenía que darle a su hermano la parte que le correspondía, pero no lo hizo. A Daniel se le arruinaron algunos negocios que tenía pensado hacer, como la compra de un camión, por lo que recurrió a su padre del corazón, Cebolla Leguizamón.
La estructura de Miguel quedó conformada con sus personas de confianza y nuevos colaboradores: su pareja, Yanina Corradini, su amigo Patricio Larrosa, Miqueas Córdoba, José Marcial Caballero, Julio El Manco Vartorelli, María Laura Zurita y Jonathan Romero, entre otros.
Daniel se rodeó de su pareja María Fernanda Orundes Ayala, su hijo Renzo (que lleva el apellido de su ex, Arcuri), Miguel Leguizamón, la esposa de este Miguela Valde, Cristian Silva, el fotógrafo y director municipal Hernán Rivero y una mujer con quien tenía contacto directo desde la cárcel, aún no detenida. En menor escala que su hermano, seguía en el negocio.
De todos modos, si resultaba necesario ante alguna eventualidad, las dos partes de lo que había sido una gran organización interactuaban. Por ejemplo cuando la mujer colaboradora de Daniel se quedó sin droga, llamó a la pareja de Miguel porque necesitaba un ladrillo para Melón, un transa que vendía para ellos.
Pero Titi ya pensaba en algo grande: la llegada de una avioneta con una importante cantidad de marihuana. No le resultó sencillo encontrar un campo para el aterrizaje: primero apuntaron a la zona cercana a General Alvear, hacia el sur de Paraná, pero temían que los cables de alta tensión no pudieran ser esquivados por el piloto. Luego fueron a Sauce de Luna (Departamento Federal), donde evaluaron un campo ubicado cerca de una escuela rural. Después, Miguel Celis arrendó un campo en Alcaraz, Departamento La Paz, a unos 50 metros de un galpón municipal, que tenía una vieja pista para carreras de caballos, ideal para el descenso de la aeronave, pero las lluvias complicaron todo, tenía tanto barro que no podían entrar ni siquiera con sus camionetas para hacer el transbordo de la carga. Sin impacientarse, la búsqueda siguió.
El intermediario con el proveedor y encargado de la logística era el cordobés Gastón de la Fuente. Hubo varios llamados telefónicos con Titi y encuentros en Paraná y Córdoba que alimentaron la confianza. Miguel se comunica con un misionero de El Dorado, hablan sobre el vuelo y las posibilidades de aterrizaje. Acuerdan un precio: 3.100 pesos por ladrillo. Teniendo en cuenta que en Paraná lo venden a 10.000 pesos, Celis se quedaría con una diferencia de 6.900 menos los gastos. Por el volumen de los 317 kilos que finalmente llegaron, iban a quedar unos 2 millones limpios en su bolsillo.
En marzo de este año se contactaron con los hermanos Ghibaudo, dueños de un campo en María Grande y otro en Colonia Avellaneda. El primero está ubicado en la zona de las rutas 32 y 127, entre dos escuelas rurales; el segundo cerca de Villa Urquiza y del arroyo Las Conchas. Iban a pasar más de dos meses hasta que concretaran el viaje y la transacción. Estaba todo listo para utilizar la pista que habían acondicionado con banderines en el campo de María Grande y cargaron un tanque con 420 litros de combustible para el vuelo de regreso.
Los Ghibaudo no estaban muy seguros de la operación. Se comunicaron con la persona que los asesora habitualmente para los quehaceres y las contingencias en el campo, una curandera de Paraná. La señora de 74 años los habría alentado a concretar el negocio.
El mal tiempo y las lluvias prolongadas afectaron la pista de María Grande y la avioneta apuntó finalmente al campo de Colonia Avellaneda, el domingo 28 de mayo. Luego de tanta espera, la droga llegaba y la empresa de Miguel Titi Celis se expandía, por su cuenta, sin la marca de Tavi. Salvo por un detalle que no tenían en cuenta: hacía un año y medio que eran investigados por la Policía Federal y el Juzgado Federal de Paraná, y las maniobras clandestinas no les bastaron, esta vez, para no ser detectados. Dejaron rastros en sus movimientos y, principalmente, en las llamadas telefónicas. La avioneta aterrizó, transbordaron la carga a una camioneta y entró en escena el grupo especial de la fuerza. El juez Leandro Ríos llegó en un helicóptero y dispuso la detención de los cuatro hombres que habían intentado huir a campo traviesa. Siguieron, como ya es sabido, los allanamientos en Paraná y San Benito, y las primeras 16 detenciones, con los cabecillas y sus colaboradores.
La semana pasada la Policía Federal hizo más allanamientos y detuvo a otras cinco personas, entre ellas Hernán Rivero, director de la Unidad Municipal Nº 2, donde Celis hacía tiempo que influenciaba para sus negocios y sus objetivos políticos. En total suman 21 las personas que están en la cárcel como parte de la organización narco. Ahora, nadie descarta que se produzcan nuevos procedimientos y el juez Ríos ordene más detenciones de otras personas nombradas en la causa como integrantes o colaboradores en el delito. Da la sensación de que el juez todavía no tocó el techo.
No se salvó la banda de Titi y tampoco la de Tavi. Cayeron divididos, pero juntos irán al juicio. Al igual que en noviembre de 2010, cuando ambos fueron absueltos en una causa por narcotráfico. Esta vez no parece que corran con la misma suerte.
Según contaron a UNO vecinos del oeste de Paraná que trabajan para rescatar a los jóvenes de la droga, están satisfechos y aliviados con ver detenidos a los responsables de muchas desgracias personales y familiares en sectores sociales vulnerables, mientras aquellos se enriquecían a la vista de todos

Los detenidos

Daniel Celis (organizador)
Miguel Celis (organizador)
Eduardo Celis, el padre de "Titi" y "Tavi".
Fernanda Orundes Ayala, pareja de Daniel Celis.
Yamila Corradini, pareja de Miguel Celis.
Miguel "Cebolla" Leguizamón, crió a Daniel Celis.
Miguela Valde, esposa de Leguizamón.
Cristian Silva, ladero de Daniel Celis.
José Caballero, maquinista, colaborador de Miguel Celis.
Marcos Velázquez, colaborador.
Patricio Larrosa, muy amigo de Miguel Celis.
Julio César Vartorelli, colaborador de Miguel Celis.
Gastón de la Fuente, contacto con el paraguayo que envió la avioneta con marihuana.
Omar Ghibaudo, dueño del campo donde aterrizó la avioneta.
José Ghibaudo (ídem).
Luis Céparo, peón de los Ghibaudo.
Hernán Rivero, empleado de la Municipalidad de Paraná, director de la Unidad Municipal Nº 2.
Miqueas Córdoba, colaborador y almacenador de la droga.
María Laura Zurita, almacenadora.
Jonatan Romero, colaborador.
Renzo Bertana, hijo de Daniel Celis con su ex, Verónica Arcuri.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »









LA RADIO EN VIVO

 
 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

ENCUESTA

 
Legislativas 2017 ¿ Como votarías ?
Por los candidatos
27,27
%
Por la alianza electoral
54,55
%
Por los partidos
18,18
%
       
 

El Clima en Federal

 
19 °
Un chubasco
 

AGENDA

 
<<Julio 2017>>
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
 

TABLA DE POSICIONES

 
Boca Juniors
63
River Plate
56
Estudiantes de La Plata
56
Racing Club
55
Banfield
54
Independiente
53
San Lorenzo
53
Lanús
50
Newells Old Boys
49
10º Defensa y Justicia
49
11º Colón de Santa Fe
49
12º Rosario Central
44
13º Gimnasia de La Plata
43
14º Godoy Cruz
43
15º Talleres de Córdoba
42
16º Olimpo
38
17º Atlético Rafaela
37
18º Temperley
37
19º Vélez Sarsfield
37
20º Patronato
34
21º Atlético Tucumán
33
22º San Martín de San Juan
33
23º Unión de Santa Fe
32
24º Tigre
31
25º Huracán
29
26º Sarmiento
28
27º Arsenal de Sarandí
27
28º Belgrano
26
29º Quilmes
25
30º Aldosivi
25
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
17.50
17.90

 

HORÓSCOPO

 
Cáncer
CANCER (del 22 de junio al 23 de julio)

Contarás con tus habilidades mentales y cognitivas a flor de piel. Tendrás una capacidad increíble de concentración y fijación. No utilices al sexo como un medio para conseguir tus caprichos en la pareja. Soluciona esto mediante el dialogo. Deberás esforzarte al máximo si pretendes terminar con éxito ese proyecto clave para tu carrera. Pon todo tu corazón en el.Sugerencia: No siempre es posible vivir de aquellas actividades que uno disfruta. Utiliza esto como plataforma para alcanzar tus metas personales.

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en FEDERAL
 

 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Secuestran elementos de pesca y decomisan 170 kgs de pescado
La dura respuesta de la Agrupación Juana Azurduy al radicalismo federalense
Docentes advierten que no volverán a las aulas en Entre Ríos
Histórico : Un federalense Daniel " Tano " Sciortino " campeón en Torneo de fisiculturismo .
En Entre Ríos, sondeo anticipa derrota de Macri
 





RadiosNet